Los Juicios de Clark Judge: Dijo el cuervo: no anotes más

Por Clark Judge, traducción por José Andrés de Esesarte

Hay que considerar la derrota de Baltimore 20-0 a Cincinnati un juego para sentar precedente, y no porque es una victoria que generalmente le cuesta trabajo a los Ravens, ya que en el Paul Brown Stadium habían perdido en sus últimas cinco visitas y en siete de las últimas ocho. Pero en esta ocasión la historia cambió por una fuente familiar en los Ravens: Una defensa sellada herméticamente.

Ese es un elemento que faltó el año pasado cuando los Ravens se hicieron ausentes en la postemporada por tercera vez en cuatro años, pero fue un elemento que abrumó a Andy Dalton toda la tarde, con el QB de los Bengals lanzando cuatro intercepciones – dos de las cuatro se convirtieron en touchdowns – y soltando el balón en una ocasión. También sufrió cinco sacks.

Para acabar pronto, fue un inicio ideal para el equipo que reconstruyó su defensiva en el offseason. Con la llegada de los agentes libres Brandon Carr y el safety Tony Jefferson mas la selección del draft, CB Marlon Humphrey, los Ravens reforzaron una secundaria muy vulnerable – y esa secundaria respondió con tres de las cuatro intercepciones del domingo, en la primera blanqueada en un juego inicial de los Ravens desde el 2009, y su primera contra Cincinnati desde 2001.

“Me gusta ver touchdowns (ofensivos),” dijo el linebacker Terrell Suggs, quién tuvo dos sacks, “pero si necesitamos jugar a este nivel eso es lo que haremos.”

Bueno, tal vez tengan que hacerlo si la espalda de Joe Flacco no coopera. En la banca por casi toda la pretemporada, el quarterback de Baltimore solo lanzó 17 veces el domingo. Una razón: Los Ravens corrieron 40 veces para 151 yardas. Otra razón: Andy Dalton no pudo decifrar a la defensa.

“Fue uno de nuestros juegos a la antigua,” dijo Flacco. “Me recordó uno de nuestros juegos cuando era novato.” Eso fue en 2008, cuando los Ravens tenían a Ray Lewis y Ed Reed, y llegaron al juego de campeonato de la AFC.

1st and 15:

  1. Como Baltimore, los coaches de Seattle prometieron “comprometerse” con el juego terrestre. Sólo una diferencia: Los tres mejores corredores de los Seahawks sólo lograron 53 yardas, casi 100 menos que Baltimore. Resultado: Más presión en Russell Wilson y ya vieron lo que eso significa.
  2. Tanto para ese bajón de segundo año de Dak Prescott. Jugando contra el oponente que lo detuvo hace un año, se veía entusiasmado, confiado, puntual. Aun mejor, venció a los Giants por primera vez en su carrera.
  3. Los Browns permitieron siete sacks. Pero es la tercera vez consecutiva que permiten siete a Pittsburgh en su estadio.
  4. Les dire por qué esa victoria de Oakland es significativa: Porque es la primera vez desde el 2002 que los Raiders logran dos victorias en el primer juego de la temporada de manera consecutiva, y en 2002 fue la última vez que llegaron al Super Bowl.
  5. Otro regreso de último cuarto de Matt Stafford, su noveno en los últimos 17 partidos. Mientras se mantenga sano, los Lions pueden ganar la NFC North.
  6. Díganme de nuevo que New England se deshizo de Chandler Jones. Tiene por lo menos un sack en 10 partidos de los 17 que ha jugado con Arizona.
  7. Creí que los Colts se verían mal sin Andrew Luck pero me equivoqué, se vieron peor.
  8. No esperen escuchar de la NFL esta semana cómo subieron los puntos anotados, porque no es así. No, ahora no. Después de una pretemporada donde muy pocos titulares jugaron, las ofensivas tuvieron problemas, de hecho, en cuatro de los 12 partidos del domingo, o un tercio de ellos, un equipo no anotó touchdown, incluyendo Cincinnati, que simplemente no anotó. Y en otros tres partidos, un equipo no anotó más de un TD (incluyendo a Dallas.)
  9. Buen gesto de los Steelers. Le dieron el balón a Joe Haden, quien nunca ganó un partido inaugural en siete temporadas con Cleveland.
  10. Mientras más veo a Carson Plamer, menos me gustan los Cardinals.
  11. Disfrútenlo mientras puedan, Buffalo. Sus Bills están solos en la cima de la AFC East.
  12. Disfrútenlo mientras puedan, fans de los Rams. Su equipo está en solitario hasta arriba en la NFC West.
  13. Gary Myers de New York Daily News hizo una buena pregunta: “¿Qué pensó Jerry Reese (Gerente General de los Giants) trayendo de vuelta a la misma línea ofensiva que casi destruye a Eli el año pasado?”
  14. Consideren la derrota de los Texans una victoria para el tackle Duane Brown que se niega a regresar. Ahora más que nunca tiene un punto a su favor para renegociar su contrato.
  15. Bienvenido a Washington… número uno en guerra, número uno en paz y último en juegos inaugurales. Ese fue la quinta derrota consecutiva en juegos inaugurales para los Redskins.

La boleta de calificaciones del domingo

A

El DE de Jacksonville, Calais Campbell, rompió un récord con tres y medio sacks en la primera mitad. Terminó con cuatro, y hagan la cuenta, a este paso acabaría con 64 la temporada.

T.J. Watt. No J.J., no, su hermano, el LB de los Steelers. Se convirtió en el primer novato con dos sacks y una intercepción en su primer partido.

El coordinador defensivo de Dallas, Rod Marinelli, y el coordinador defensivo de Green Bay, Dom Capers. No sé si los Cowboys son tan buenos a la defensiva o los Giants son muy malos en la ofensiva, pero si sé que esa defensa de Marinelli, incluyendo la secundaria, se vió mucho mejor. ¿Y Green Bay? La defensa fue un gran problema el año anterior cuando los Packers eran los número 31 contra el pase. Pues no el domingo, cuando contuvieron a Russell Wilson y a Seattle para sólo tres goles de campo.

El QB de los Rams, Jared Goff. Nunca jamás se ha visto mejor, con su primer partido con 300 yardas y una victoria de 46-9. Sólo una cosa, fue contra los Colts…

El RB de Jacksonville, Leonard Fournette. Es el primer corredor novato en la historia de Jaksonville en corer para 100 yardas en su debut, y recuerden, esta es una franquicia que tuvo a Fred Taylor y Maurice Jones-Drew.

El WR de Pittsburgh, Antonio Brown. Lo buscaron en 11 ocasiones, tuvo 11 atrapadas, y claro, tuvo 182 yardas y una de sus recepciones selló el partido en los últimos minutos.

El RB de Chicago Tarik Cohen. Ahora saben por qué le dicen “el Joystick humano.” Puede correr, puede atrapar, puede anotar, es rápido, veloz, elusivo y tuvo 113 yardas corriendo y recibiendo. Así que tomen el consejo, háganlo su siguiente corredor de fantasy antes que los demás lo hagan.

La defensa de los Rams. Produjeron cuatro sacks, dos intercepciones para TD y un safety. Claro, fueron los Colts, pero es la primera vez que los Rams hacen algo así desde 1980.

B

El QB de Cleveland, DeShone Kizer. Si, perdió, pero mantuvo a los Browns en el partido contra Pittsburgh, y sí, es bastante bueno para un novato. “Le dije después del juego, qué gran partido,” dijo Ben Roethlisberger. “Tan sólo el hecho de salir y jugar como lo hizo, me sentí orgulloso de él.”

El QB de Philadelphia, Carson Wentz. Se recuperó de una intercepción brutal para lanzar 307 yardas y ganar un juego importante de su división y de visita. Por favor, cualquier victoria de visita es enorme para los Eagles. Habían perdido siete al hilo antes del domingo.

C

El QB de Chicago, Mike Glennon. Qué importa si perdió, tuvo a los Bears muy cerca de ganarle al campeón vigente de la NFC, Atlanta. Y pudo hacerlo, pero dos de sus últimos intentos –muy atrapables– fueron soltados por sus receptores. Claro, y después recibió un sack en 4a. y goal.

D

El QB de Washington, Kirk Cousins. Declinó un megacontrato intentando un ‘Joe Flacco’ y tener una mejor temporada para ganar más. Pues deberá jugar mucho mejor que el domingo.

El RB de Pittsburgh, Le’Veon Bell. Se vió como un jugador que se saltó el Traning Camp, tuvo 47 yardas corriendo y recibiendo, mientras que los Steelers tuvieron 35 yardas en conjunto. Nada bien.

La defensa de Atlanta. Claro, paró a Chicago cuando tuvo que hacerlo en la última posesión, con ayuda de los WR de Chicago, pero ¿por qué fue tan difícil los otros 59 minutos? Tal vez sea esa resaca del Super Bowl o tal vez un mal día y ya, pero este grupo se vio muy parecido al que se derrumbó en la segunda mitad de su último partido, y sabemos que pasó ahí.

El QB de Seattle, Russell Wilson. Primero fue el “señor mágico”, pero no estaba en Green Bay y lo entiendo, su línea ofensiva se deshace como una servilleta pero, ¿sin touchdowns y un fumble tan importante que cambió el partido? Tienes que jugar mejor que eso, Russell.

E

El QB de Arizona, Carson Palmer. La emoción se fue de Arizona y ¿por qué? Empecemos por aquí: demasiados errores y no muchas jugadas grandes.

El QB de San Francisco, Brian Hoyer. Un fumble, una intercepción, cuatro sacks y ningún TD…

El WR de los Giants, Brandon Marshall. Se suponía que hiciera una diferencia, pero tuvo una atrapada y a 15 segundos del final. Podría darle una F, pero solo lo buscaron cuatro veces.

F

Eli Manning y la ofensiva de los Giants. No pudieron correr, pasar, bloquear, anotar, ni siquiera pasar su yarda 35 hasta el tercer cuarto. No tuvieron a OBJ, ¡qué problema! Se suponía que fueran capaces de superar su ausencia, no estuvieron ni cerca.

Cualquiera que juegue en la ofensiva de Houston, pero hagámoslo la línea ofensiva. Les propinaron 10 sacks, y Jacksonville, sí señor, Jacksonville. “Terrible,” dijo J.J. Watt. “No lo puedo decir de otra manera, solo nos queda hacer una cosa, mejorar, no podemos jugar mucho peor.”De acuerdo.

El QB de los Colts, Scott Tolzien. Lo bueno: anotó un TD en su primer intento, lo malo, fue a los Rams, después: es lo que creíamos, lo sentaron para que entrara Jacoby Brissett.

El QB de Cincinnati, Andy Dalton. Vean abajo.

Overreaction Monday

Es el primer lunes después del primer fin de semana de la temporada de NFL. Sólo puede significar una cosa, hora de hablar con tu amigo de fuera de la repisa. Con tantas reacciones rápidas, es tiempo de separar los hechos de la ficción. Empecemos.

Encabezado: “Los Chiefs se ven como contendentes para el Super Bowl.” Después de un juego, y después de que perdieron a su mejor jugador defensivo (Eric Berry) por toda la temporada.

La defensa de los Cowboys está mejor que nunca. Tal vez, pero esperemos a verlos contra una ofensiva de verdad. Sí consiguieron capturas y una intercepción importante en el 4º. cuarto. Pero los Giants fueron inoperantes, tal vez porque Dallas los hizo ver así o tal vez porque son inoperantes sin OBJ. Desde la temporada pasada, es el séptimo juego que no logran anotar ni 19 puntos.

Jared Goff es el QB que los Rams esperaban. Todavía no, ni siquiera cerca, recordemos: fueron los Colts.

Marshawn Lynch está de vuelta en Beast Mode. OK, se vio bien detrás de una línea ofensiva sólida, pero es septiembre, veámoslo en diciembre. El tipo no jugó el año pasado y tiene 31 años.

Headline: “¿Es Doug Pederson un candidato sorpresivo a coach del año?” Apareció a mediados de agosto. Honestamente, siempre decimos que no hay una pregunta estúpida, pero en este caso, si lo creemos.

Los Bengals están fritos. Cuidado, juegan contra Houston, que no sólo no tiene QB ni OL, sino que además perdió cuatro jugadores por conmociones.

Carolina y Cam Newton… están de vuelta. De nuevo, muy rápido. Sí, fue una buena victoria de visita, pero Newton estuvo muy errático, fallando muchos pases abiertos. Además la victoria fue contra el peor equipo de la NFC en 2016, y una ofensiva sin QB.

Seattle está en problemas. De nuevo, demasiado temprano. Todo lo que sé es que Seattle perdió sus dos primeros juegos en 2015, incluyendo uno con Green Bay por 27-17 y llegaron a playoffs.

Los Jets no son el peor equipo de la NFL. Lo son.

Hay demasiados anuncios aún. No si Peyton Manning está en ellos. El de Nationwide con Peyton y Brad Paisley lo prueba, todavía en su segundo año de retiro logra dar resultados.

Hall of Fame – Semana 1

El pateador de Oakland, Giovanni Tavecchio. ¿No han oído hablar de él? Fórmense, pero sabrán de él si juegan Fantasy. No sólo pateo cuatro goles de campo, sino que dos fueron de 50 yardas o más, el primer novato en la liga en patear dos de 50 yardas en su debut.

Hall of Shame – Semana 1

Andy Dalton, QB de Cincinnati. Apestó, la ofensiva apestó, el coacheo apestó. Un esfuerzo realmente de equipo, con los Bengals blanqueados por primera vez en un juego inaugural desde 1979 y por primera vez en un partido inaugural en casa. Pero es difícil ignorar lo de Dalton, es el primer QB de los Bengals desde 1995 en entregar 5 veces el balón. “Empieza conmigo,” dijo Dalton, “es mi culpa, no jugué nada bien ni di oportunidad de ganar.”

Talk of Fame Network

Talk of Fame Network es un programa de radio y una página de internet que tienen como objetivo hablar sobre el Salón de la Fama de la NFL. Sus integrantes son Ron Borges, Clark Judge y Rick Gosselin, quienes tienen en conjunto más de 100 Super Bowls de experiencia y forman parte del comité del Hall of Fame (este año Ron Borges presentó el caso de Ken Stabler). Realmente les recomiendo escuchar su podcast y visitar constantemente su página. El contenido es espectacular.


Publicaciones Relacionadas