Foto: Getty Images

Análisis semana 1 NFL 2017 – Giants vs. Cowboys

Con un partido muy poco memorable, el Sunday Night Football regresó a nuestras vidas y presentó, como ya parece ser una tradición, un duelo entre New York Giants y Dallas Cowboys en el AT&T Stadium que los locales terminaron por ganar 19-3.

El partido se acabó cuando…

Anthony Brown interceptó un pase de Eli Manning con 8:26 por jugar en el último cuarto. Hasta antes de eso el marcador era de 16-3 y con ese tiempo de juego, un comeback lucía probable. Sin embargo después de ese cambio de posesión los Cowboys se encargaron de acabarse el reloj de juego con un drive de más de cinco minutos que terminó en 3 puntos más para su causa.

Análisis del Giants vs. Cowboys

Dominio poco contundente de los Cowboys

Los Cowboys dominaron el partido de principio a fin. Fuera del primer drive de la segunda mitad del partido en el que los Giants recorrieron todo el campo consumiendo casi 10 minutos de tiempo de juego para sólo sacar 3 puntos, el dominio fue total.

Sin embargo a pesar de que la ofensiva de los Cowboys se apoderó del balón por prácticamente todo el primer cuarto (12:45) únicamente consiguieron un field goal. Esta tónica se mantuvo por el resto del partido; avanzaban, corrían y pasaban a placer y al llegar a territorio enemigo terminaban dejando escapar 4 puntos al meter a Dan Bailey para conseguir sólo 3. Su eficiencia en zona roja fue sólo del 25%.

En la primera mitad los Cowboys tuvieron 47 jugadas contra 19 de los Giants, 16 primeros y diez contra sólo dos de los visitantes un total de yardas al medio tiempo de 265 contra sólo 50.

En un par de ocasiones vimos que en el afán de darle más responsabilidad al QB Dak Prescott, realizaron jugadas de pase en situaciones en las que un acarreo habría funcionado de maravilla. Por su parte Prescott, no lució de lo mejor lanzando el balón, se le notó un tanto errático, pero su equipo lo mantuvo a flote, por ejemplo el corredor Ezekiel Elliott tuvo 140 yardas totales, mientras que en los dos partidos en los que enfrentaron al Big Blue la temporada pasada sumó 159.

El hecho de que prácticamente todo el partido la diferencia fuera alcanzable con dos anotaciones hacía que el peligro fuera latente. Se puede afirmar sin temor que el marcador no refleja la clase dominio que los locales impusieron en las tres fases del partido.

Sin Odell Beckham Jr. no hay peligro

Es tan claro como eso, sin el número 13 en el campo, la ofensiva de los Giants simplemente no genera ninguna sensación de peligro. Entre un backfield que generó 36 yardas por tierra en todo el partido, un cuerpo de receptores que no tuvo alguien que sacara la cara por el equipo y una línea ofensiva con tremendas deficiencias, el equipo lució perdido.

Tuvo que llegar la marca de los 11 minutos en el segundo cuarto para que este equipo consiguiera su primer primero y diez del encuentro.

El WR Brandon Marshall estuvo desaparecido a lo largo del encuentro, Eli Manning lo buscó en tres ocasiones y sólo tuvo una atrapada en tiempo basura, mientras que Sterling Shepard sumó 44 yardas, el hecho de que Shane Vereen haya sido el jugador con más recepciones (9), habla de lo triste de la situación. Lo único rescatable fue la actuación del novato TE Evan Engram, quien atrapó cuatro pases para 44 yardas y se nota que hay intención de involucrarlo en el plan de juego.

La defensiva de los Cowboys sorprende para bien

Este punto está enlazado con el anterior y cabe hacerse la pregunta de si la defensiva de los Cowboys tuvo una gran mejora o simplemente el ataque de New York es francamente malo.

Lo cierto es que durante la primera mitad, la parte más dominante del partido para los de casa, la defensiva dejó en 0 de 5 al ataque rival en conversiones de tercera oportunidad.

Los defensivos volaban hacia el balón permitiendo de pocas a nulas yardas extra, el pass rush lució eficiente anotándose tres sacks, dos de DeMarcus Lawrence y uno más de Charles Tapper – el primero de su carrera – pero la presión sobre Manning era constante. Además, forzaron un fumble (que no pudieron recuperar) y se llevaron una intercepción.

Sean Lee lució espectacular, estaba cerca de cada jugada y en ocasiones, debido a horas de estudio de video, parecía leer la mente de su rival ofensivo anticipándose a sus movimientos. Por su parte Jaylon Smith en su debut tras recuperarse de una devastadora lesión de rodilla, lució rápido y decisivo desde la posición de linebacker central, resulta inspirador para el equipo el pensar que sólo está rascando la superficie de su potencial.

La tan sospechosa secundaria que presentaba el equipo, por lo menos hoy lució bastante bien.

La atrapada de Cole Beasley

Aprovecho este espacio para recordarles a nuestros lectores que el WR Cole Beasley está completamente infravalorado, es uno de los mejores receptores slot de la liga y no se le da el crédito que merece.

En este partido únicamente recibió tres pases para 32 yardas, pero claramente el de las estadísticas no es su juego, lo suyo es la rapidez en los cortes para crear separación con los defensivos y las manos seguras. Hoy llevó éste último atributo a un nuevo nivel con una atrapada ridícula que sólo puede hacernos recordar atrapadas en Super Bowls como el ‘helmet catch’ de David Tyree o la de Julian Edelman en el más reciente.

MVP del partido

Chris Jones – P – Cowboys

Así es: “Punters are people too” y el zurdo lo demostró dando un juegazo; tras los cuatro despejes que realizó estos fueron los puntos de su propio campo desde donde comenzó el ataque de los Giants: Yarda 6, yarda 9, yarda 10 y yarda 10.

Estas posiciones de campo le permitían a la defensiva gran libertad para ser agresivos.

Honoraro: Jason Witten – TE – Cowboys.

No sólo nos regaló el único TD de la noche, sino que rompió el récord histórico de yardas por recepción de la franquicia (11 906) sobrepasando a Michael Irvin.

El Villano

Ereck Flowers – OT – Giants

Flowers, también conocido esta noche como “carretera libre a Eli Manning” tuvo un partido para el olvido. Hizo que el DE DeMarcus  Lawrence y prácticamente quien se alineara frente a él lucieran como jugadores All-Pro. Eli Manning vivió presionado constantemente prácticamente todo el partido desde el lado izquierdo de su formación.

¿Qué sigue?

Giants

En la semana 2 regresarán a casa para enfrentar, una vez más en domingo por la noche, a unos Detroit Lions que vienen de vencer de forma convincente a los Cardinals.

La clave para ellos podría estar en si Odell Beckham Jr. estará disponible para el partido.

Cowboys

La próxima semana el equipo viaja a Colorado para enfrentar a los Broncos en el Sports Authority Field at Mile High, quienes están entre los cuatro equipos que aun no disputan su encuentro de la semana 1.

Habrá que seguir la historia del CB Orlando Scandrick, quien salió lesionado de la mano izquierda. Tras el partido, el propietario y gerente general del equipo, Jerry Jones, dijo que se trataba de una fractura, sin embargo se explorará la posibilidad de que pueda jugar con la lesión.

Lee mas análisis de la Semana 1 NFL 2017:

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas