Foto: Ulises Harada

Crónicas desde el Hall of Fame 2017 – Amenaza de Tornado

Desde Canton, Ohio.

Así me recibió Cleveland el día de hoy. Desde el vuelo de conexión en New York había amenaza de lluvias torrenciales en todo Ohio, mi vuelo se retraso y manejé hasta Ohio (aproximadamente 60 minutos de distancia) hasta que llegué por mi acreditación y entré al Media Center… y justo después de eso llegó una notificación de alerta de tornado (mi primer tornado y no puedo dejar de pensar que estoy en el intro de Smallville, hurra!).

Pero ni un tornado va a detener esta crónica y que te llevemos la mejor información del Hall of Fame en Primero y Diez. Y justo comenzamos con la cena en donde se entregaron los dorados a la Clase Hall of Fame 2017, una gala que se llevó a cabo en antes de la ceremonia de inducción.

El único gran problema de este evento es que debido a que se transmite por televisión es lento, muy leeeeeeeento. La cita fue a las 5 PM (hora de Canton) y comenzó con un cocktail y un poco de networking. Tuve la oportunidad de platicar con varios periodistas reconocidos de NFL como Peter King, Paul Kurharsky y Ed Werder (quien recibió un reconocimiento por su carrera).

Después de eso fue la cena, en donde se pagó hasta 300 USD por un lugar en la mesa principal (obvio a la prensa los mandaron a un espacio fuera de cámara) y una vez que terminó eso subimos a las gradas del estadio de basketball transformado en salón de eventos (si, subimos ya que estuve todo el día con Rick Gosselin, Ron Borges y Clark Judge, miembros del comité del Salón de la Fama de la NFL).

Y ahí ocurrió mi momento favorito de la noche: la entrada de muchos de los miembros del Salón de la Fama, todos con su saco dorado. En ese instante, bajo una lluvia de aplausos, me dio escalofríos el desfile de muchas de las leyendas que hicieron que me apasionara por la NFL.

Sin embargo debo admitir que el no ver a Joe Montana, Jerry Rice, Steve Young o Brett Favre si fue un poco decepcionante, pero para nada opacó la noche perfecta.

Aquí el video, partido en dos.

De ahí todos se formaron para recibir a siete nuevas leyendas que quedarán inmortalizadas en Canton: la Clase 2017. Uno a uno fueron presentados los jugadores y colaboradores de la NFL, mientras pasaban por un pasillo conformado por sacos de oro. En ese momento y entre felicitaciones y abrazos, Jason Taylor, Jerry Jones, Morten Andersen, Kenny Easley, Terrell Devis, LaDainian Tomlinson y Kurt Warner pasaron al centro del escenario.

Lo mejor de esa parte fue ver la emoción tanto de Jason Taylor como de Kurt Warner al abrirse paso entre todas las leyendas. Taylor abrazó uno a uno a cada jugadores que encontró y su mejor momento fue con Dan Marino. Warner simplemente fue el más aclamado, no sólo por los más de 4 000 asistentes del evento, sino por sus compañeros inmortalizados en al cuna del football.

Algunas observaciones sobre la entrega de los sacos dorados:

  • El más feliz, al menos en expresión, era Terrell Davis. Fue el más efusivo al recibir su saco, haciendo por lo menos 5 “Mile High Salute”.
  • “Me van a tener que dar otro saco por que voy a usar este todos los días hasta que lo termine”, fueron las palabras de Kenny Easley.
  • Terrell Davis casi olvida saludar/abrazar al Comisionado Roger Goodell después de ponerse su saco dorado.
  • La sonrisa de Jerry Jones se podía ver desde cualquier lugar.
  • El look de la esposa de Kurt Warner fue una de las mayores sorpresas del evento. Nadie esperaba algo así.

En el canal de Youtube de Primero y Diez subimos varios de los videos que tomamos anoche.

  • LeeSan Dro Guti

    Buen día Ulises….

    Gracias por el excelente trabajo.

    Saludos¡¡¡

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.