Foto: Archivo Primero y Diez / Getty Images

5 historias a seguir de los Patriots antes del inicio de la Temporada NFL 2017

Tras la resaca del Super Bowl LI, los New England Patriots se preparan para una nueva temporada en la que el nombre del juego es destronarlos a como dé lugar. Estas son las historias a desarrollarse en la pretemporada dentro del equipo de Bill Belichick y su posible impacto en 2017.

1.- Bienvenido a los 40

Tom Brady cumplirá 40 años el próximo 3 de agosto. Parece que el reloj se está agotando para el pasador y tanto fans como rivales se preguntan cuánto tiempo le queda por jugar. Lo cierto es que Brady lleva una dieta y una preparación física muy estrictas que le permiten mantenerse en mejor forma que cuando era un novato.

A pesar de ello, su declive como jugador pudiera estar a la vuelta de la esquina y es por ello que Belichick no quiere soltar al suplente Jimmy Garoppolo por ningún motivo. Brady intentará ser el primer QB en jugar un Super Bowl a los 40 años de edad, y no sobra decir que son los favoritos para defender su título.

2.- ¿Quién será el corredor base?

Desde 2013 el nombre de LeGarrette Blount fue habitual en Foxborough, pero ahora su camino está con los Eagles, por lo cual los Patriots tienen que encontrar su remplazo. Las opciones son Dion Lewis, James White, Rex Burkhead y Mike Gillislee.

James White se destapó esta última temporada y fue pieza fundamental en el pasado Super Bowl, sin embargo es un especialista de tercer intento y una gran opción saliendo del backfield por pase, muy parecido a Dion Lewis, quien es habilidoso pero muy pequeño para llevar la carga y propenso a lesiones.

Los Patriots son especialistas en encontrar tesoros en los desechos del rival y Rex Burhead tuvo con los Bengals un año prometedor, promediando 4.6 yardas por acarreo y 344 yardas en 74 intentos. Pero el que parece ser el nuevo jefe en la casa es Mike Gillislee, quien tuvo un promedio de 5.7 yardas por acarreo, 577 yardas y 8 anotaciones en 101 intentos. Sabemos que Belichick no se compromete con un jugador y cada semana tiene preparada una sorpresa en el plan de juego, pero por el momento parece que será Gillislee el remplazo natural de Blount.

3.- Secundaria

Los Patriots pusieron el dinero en la mesa y firmaron a Stephen Gilmore, un esquinero prometedor y con sus mejores años en puerta. Por otro lado, Malcom Butler, uno de los mejores esquineros de la liga, no recibió nuevo contrato pero aceptó su rol y firmó su etiqueta de agente libre restringido.

De esta manera, Belichick tiene uno de los mejores tandems de esquineros y un respetable cuerpo de profundos con Patrick Chung, Devin McCourty y Duran Harmon. La gran interrogante es quién estará en el slot: la carrera por el momento la gana Eric Rowe pero Justin Coleman, Cyrus Jones y Jonathan Jones podrían presentar un desafío importante. Esto es muestra de la gran profundidad que tiene el equipo en la posición y un factor más para partir como favoritos rumbo al 2017.

4.- Nuevos rostros

En esta ocasión Belichick sacrificó selecciones de Draft, pues sabe que tiene un equipo muy completo y podía darle mejor uso a esas selecciones, así fue como adquirió a Dwayne Allen, Brandin Cooks, Kony Ealy y James O’Shaughnessy para el pasado Draft y sólo adquirió cuatro jugadores en este sorteo, siendo el rusher Derek Rivers su selección de más alto perfil.

A las mencionadas incorporaciones podríamos añadir a Lawrence Guy, proveniente de los Ravens, para reforzar la línea defensiva y a David Harris, un buen complemento en el grupo de LB.

5.- ¿Camino a la perfección?

Sabemos perfectamente que el tema “19-0” es muy sensible para los aficionados y el equipo mismo, pero es imposible no hablar de ello cuando se les considera favoritos para ganar el Super Bowl con un roster con mayor talento línea por línea al del año pasado, incluso mayor al de 2007.

El año pasado, con Brady al mando, sólo perdieron un juego y sin él también, por lo que la idea no suena descabellada. El equipo está armado hasta los dientes y cuentan con juventud, cuestión que a diferencia de 2007 se notó bastante entre la temporada regular y los playoffs.

Una cuestión importante en el Super Bowl fue la falta de velocidad y por eso New England añadió a Brandin Cooks y Gilmore para competir no sólo ante los Falcons sino contra Antonio Brown, la Legion del Boom, Rodgers y compañía o cualquier retador que se ponga enfrente. Si alguien puede lograr la proeza del próximo campeonato invicto en la NFL, esos son los Patriots.

 

Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.


Publicaciones Relacionadas