Foto: Archivo Primero y Diez / Getty Images

Cuenta regresiva a Canton: recuento de los 10 mejores pateadores de todos los tiempos

Por Clark Judge de Talk of Fame Network

Morten Andersen ingresará al Salón de la Fama el próximo mes, por lo que pensamos que es un buen momento para honrarlo, y también a su posición.

Continuando con el trabajo de la semana pasada, sus anfitriones de Talk of Fame Network, Rick Gosselin, Clark Judge y Ron Borges, se juntaron con el historiador de la NFL John Turney de Pro Football Journal para compilar una lista de los 10 mejores pateadores de todos los tiempos y este fue el resultado. Para ser precisos, tuvimos un empate en la cima entre Adam Vinatieri y Andersen, con Vinatieri ganando apretadamente gracias a una votación entre ellos dos para definir el primer lugar. Vinatieri tuvo dos, Andersen uno. De igual manera, tuvimos un empate entre el miembro del Salón de la Fama Jan Stenerud y el pateador de los Ravens Justin Tucker, el único activo en la lista.

¿Quieren más? Sigan leyendo…

10 y 9 (empate).- Gary Anderson

El segundo máximo anotador de la NFL, Anderson, era tan bueno que era como Morten Andersen y Jim Bakken. Fue nombrado en dos equipos de la década (ochenta y noventa) y realmente había una razón importante: puntería. Raramente fallaba, de hecho en 1998 impuso una marca tras no fallar en ningún juego de temporada regular, logrando 30 de 30 en sus intentos de gol de campo y todos sus puntos extras. Cuando se retiró, Anderson era el máximo anotador en la historia de la NFL. Cuatro veces All-Pro, es el segundo en goles de campo logrados y tercero en puntos extras. Es el segundo más longevo, con sus 23 años en la liga solo detrás de Andersen. El máximo anotador de los Steelers permanece en el salón de la fama de la franquicia.

Pete Gogolak

Por muchos considerado la figura central en la adopción del estilo de pateo del futbol soccer, Gogolak y su hermano Charlie (de los Redskins y los Patriots) revolucionaron la posición y tan sólo por eso debe ser incluido en los mejores y más brillantes de la posición. Gogolak también encendió “la guerra entre las ligas” cuando, después de jugar sus primeros dos años con los Bills de Buffalo de la AFL, saltó a la NFL y fue en los New York Giants donde se convirtió en el líder anotador del equipo. También logró otros récords de la franquicia como más puntos extras en un partido (ocho), más puntos extras consecutivos (133) y más goles de campo intentados (219) con 126 logrados. “Tan sólo por perspectiva histórica, Gogolak pertenece a esta lista”, comentó Gosselin.

8.- Nick Lowery

Para Turney lograría el primer lugar sin ningún problema. “Lideró la NFL en porcentaje de goles de campo logrados en los ochenta y noventa y de 1985-95”, debatió Turney, “además tenía muy buen alcance, logrando 58 yardas, y obtuvo más puntos que nadie arriba del promedio pateado de la liga en su carrera”. Apodado ‘Nick the Kick’, el exestrella de Darthmouth College se retiró como número uno en porcentaje y en goles de campo, así de fácil. Siete veces durante su carrera fue elegido All-Pro, incluyendo dos como primer equipo, además en el 2009 fue inducido al Salón de la Fama de los Chiefs. Como puntualizó Turney, Lowery fue el pateador más preciso entre 1984 y 1997 y mantuvo el récord de precisión durante diez de esas temporadas.

7.- Jason Hanson

En sus 21 años con los Leones de Detroit, Hanson mantiene el récord de la liga de más goles de campo logrados de más de 40 yardas con 189 y 52 de más de 50 yardas, otro récord. Además, es el único jugador que ha anotado más de 2 000 puntos para una sola franquicia. Pateó 17 goles de campo ganadores, nueve de ellos en tiempo extra y ocho en el último cuarto de juego, y era extremadamente preciso. En 2003 logró 22 de 23 goles de campo, un porcentaje líder en la liga de 95.7% de éxito. Cinco años después conectó 21 de 22, incluyendo 8 de 8 de 50 o más yardas. Es cuarto lugar en total de goles de campo, cuarto en anotaciones y quinto en juegos jugados. “Hanson jugó 21 años, todos con el mismo equipo – los Detroit Lions”, dijo Gosselin, “eso, en sí mismo, es un récord de la NFL. Podría ser su mayor logro, los pateadores pueden durar 20 años, pero es muy raro que con el mismo equipo”.

6.- Jim Bakken

Esto es todo lo que necesitas saber de la estrella de los Cardinals: era tan bueno que fue elegido en dos equipos de la década, el de los sesenta y el de los setenta. Sólo dos pateadores más pueden decir lo mismo: el miembro del Salón de la Fama Morten Andersen y Gary Anderson. Cuatro Pro Bowls y dos veces All-Pro, Bakken conectó 7 de 9 goles de campo en un juego en 1967 contra los Steelers, un récord que se mantuvo hasta que lo rompió Rob Bironas 40 años más tarde, con ocho. Bakken lideró la liga en goles de campo dos veces, también la lideró en puntería un par de veces y una vez en anotaciones. “Sin rango”, comentó Turney sobre Bakken, “pero era más preciso que todos los pateadores directos de la era. Patadas decisivas también”. Cuando se retiró, Bakken era el tercer mayor anotador en la historia de la NFL y el día de hoy sigue figurando como el mejor anotador en la historia de los Cardinals.

5.- Lou Groza

El líder pateador y de puntos. Cuando se retiró en 1967, Groza (que era OT de tiempo completo) tenía una puntería y fuerza tales como pateador que ayudó a convertir la posición en una especialidad. Apodado “The Toe”, logró numerosos récords de distancia e incontables goles de campo en su carrera de 21 años. De hecho, en su primera temporada con los Browns impuso un sello de goles de campo y puntos. “Donde fuera de 40 a 50 yardas, era una bala”, dijo su excompañero Tommy James. En el juego de campeonato vs Los Angeles Rams, Groza consiguió un gol de campo de 52 yardas, el más largo en un juego de campeonato en la historia por 42 años. En 1953 logró un porcentaje de 88.5 de sus intentos, récord que se mantuvo por 28 años. En 1954 fue nombrado MVP, lideró la liga en goles de campo cinco veces e impuso marcas por precisión, distancia y números absolutos de goles de campo en sus primeros tres años en la NFL. Groza fue nombrado en el equipo de la década de los cincuenta, es miembro del Salón de la Fama y tiene uno de sus zapatos en exhibición en el Smithsonian en Washington, D.C. Por si fuera poco, la NCAA nombra anualmente al ganador del reconocimiento Lou Groza, que se otorga a su mejor pateador.

4 y 3.- (empate) Justin Tucker

El pateador más preciso en la historia de la NFL (con por lo menos 100 intentos), Tucker logra cerca del 90% de sus intentos, además patea de cualquier distancia. El año pasado conectó todos los goles de campo de 50 o más yardas, incluyendo tres en un solo partido. Sus diez goles de campo de 50 yardas o más empatan un récord de la NFL. Es el primer pateador en conectar de 20, 30, 40, 50 y 60 yardas en un mismo juego y tiene el récord de los Ravens de más puntos en una temporada (141), más goles de campo en una temporada (38), más goles de campo en un partido (6) y el gol de campo más largo de la franquicia (61 yardas). La temporada pasada sólo falló uno de sus 39 intentos de gol de campo y fue una bala (una vez más) en las patadas de salida, de hecho el 64% de sus patadas de salida son touchbacks.

Los Ravens, conscientes del talento que tienen, lo hicieron su jugador franquicia el año antepasado antes de firmarlo por cuatro años y 16.8 millones de dólares en julio de este año.

Jan Stenerud

El único pateador puro en el Salón de la Fama hasta que nombraron a Andersen este año. El noruego Stenerud fue uno de los primeros en usar la técnica de soccer desarrollada por Pete Gogolak – y uno de los mejores en hacerlo, anotando el 70% de sus intentos en sus primeras tres temporadas, mientras que el resto de la liga tenía el 53%. “Podía reventar las patadas de salida y los goles de campo y eso lo hizo un gran arma”, dijo Borges. All-Pro en siete ocasiones, fue nombrado al equipo del 75.º aniversario de la liga, su número fue retirado por los Chiefs y es miembro de los Salones de la Fama de los Packers y los Chiefs. La fortaleza de Stenerud era su puntería y distancia, la exestrella de Montana State logró un récord de 16 goles de campo consecutivos en 1969, temporada en la que pateó un gol de campo de 48 yardas en la derrota 23-7 de los Chiefs en contra de Minnesota en el Super Bowl IV, el más largo en la historia de los Super Bowls hasta que Steve Christie conectó uno de 54 yardas en el Super Bowl XXVIII, 24 años después. Stenerud tuvo tres goles de campo en aquel Super Bowl IV, suficientes para vencer a los Vikings él solo. “Te hace sentir que no puedes dejar ir nada porque es muy peligroso en un rango de 50”, dijo el liniero defensivo de los Vikings Carl Eller. “Creo que (Stenerud) era el jugador más valioso en el deporte”.

2.- (Desempate) Morten Andersen

El segundo pateador puro en llegar a Canton (Stenerud fue el primero). Andersen no sólo fue el mejor en su posición por años; fue tan bueno que lo nombraron para el primer equipo de la década de los ochenta y noventa. Es el jugador que más ha anotado en la liga. Hizo más goles de campo que cualquiera en la historia de la NFL. Jugó más partidos que cualquiera en la historia de la NFL y logró más goles de campo ganadores que cualquiera en la historia (103). Es parte también del Salón de la Fama de la Federación Danesa-Americana, es miembro de los Salones de la Fama de Michigan State, el de New Orleans y en el de Louisiana Sports, y en tan sólo unos días será parte del Pro Football Hall of Fame y por una buena razón: era un arma precisa y peligrosa. Además podía patear de cualquier lugar, dándole a sus coaches el coraje para intentar goles de campo por encima de las 50 yardas; de hecho en 1995 hizo tres, un récord empatado pero que todavía permanece. Andersen nunca titubeó en su carrera, que duró 25 años, e incluso guardó lo mejor para el final – logrando 25 de 28 goles de campo con 47 años en su última temporada en la NFL, también hizo cuatro en un juego ese año, el pateador más longevo en lograrlo, y tiene un récord de 23 temporadas con 75 o más puntos.

(Desempate) Adam Vinatieri

La elección de la década de 2000, Vinatieri sigue pateando, y bastante bien, con nada menos que 44 años. La temporada pasada impuso un récord completando su cuadragésimo cuarto gol de campo antes de fallar uno de 42 yardas en la semana 11. En 2014 consiguió 30 en 31 intentos. Vinatieri ha conseguido 90% o más de precisión cinco veces en su carrera, incluyendo dos de las pasadas tres temporadas, y anotó 100 o más puntos 19 veces, otro récord. Mantiene varias marcas de la liga, incluyendo más goles de campo en tiempo extra (12), más puntos totales en postemporada (227) y más goles de campo en una postemporada (14). Ha ganado cuatro Super Bowls y el tercer máximo anotador de la historia de la NFL, Vinatieri es conocido por hacer dramáticos goles de campo por la victoria ganando el apodo de “Mr. Clutch”. Su gol de campo para empatar de 45 yardas en una nevada en la postemporada de 2001, es considerado uno de los más importantes de la historia, y qué decir de su gol de campo de 48 yardas en la última jugada para ganar el Super Bowl XXXVI contra Carolina, haciéndolo el único pateador en definir dos partidos de esa instancia en la historia del Super Bowl. Vinatieri jugó para los Patriots y los Colts, anotando más de 1 000 puntos para cada franquicia, y los Patriotas le están tan agradecidos que no han asignado su número 4 a nadie desde que partió. Los Colts lo valoran tanto que la temporada anterior le dieron una extensión por dos años y 6 millones de dólares cuando tenía 43 años de edad. “Creo que aún puedo ayudar al equipo”, comentó Vinatieri este año, “¿y por qué no seguir?”

  • Jorge Ernesto Rodriguez Lopez

    justin tucker es el numero 1

Talk of Fame Network

Talk of Fame Network es un programa de radio y una página de internet que tienen como objetivo hablar sobre el Salón de la Fama de la NFL. Sus integrantes son Ron Borges, Clark Judge y Rick Gosselin, quienes tienen en conjunto más de 100 Super Bowls de experiencia y forman parte del comité del Hall of Fame (este año Ron Borges presentó el caso de Ken Stabler). Realmente les recomiendo escuchar su podcast y visitar constantemente su página. El contenido es espectacular.