derek carr

¿Merece Derek Carr ser el jugador mejor pagado de la NFL?

Como la mayoría sabe, el día de ayer QB Derek Carr se convirtió en el jugador mejor pagado de la NFL con un salario de $25,000,000 dólares en promedio al año, dejando atrás los $24,594,000 que gana Andrew Luck, quarterback de los Colts, en el mismo periodo. ¿Realmente tiene los méritos suficientes para este contrato?

En redes sociales encontrarán opiniones divididas con respecto a este tema (como la de Ulises Harada). Claro, los fans de Raiders están encantados con asegurar a su quarterback por cinco años más. Pero hay otros que creen que Carr está sobrevalorado y que es injusto que sea el que más dinero recibirá al año en la liga.

Tengo que hacer una comparación con Andrew Luck (el caso más cercano, lo que había logrado hasta ese entonces y que es parte importante de toda negociación. Y sí, creo que que los contratos se ganan por lo que has hecho y no por lo que harás. Basado en ello, los general managers y dueños prospectan si vale la pena lo que el jugador potencialmente logrará.

¿Cómo llegaron a la NFL?

Luck llegó a la liga como el mejor prospecto colegial en años y fue seleccionado con el primer pick de 2012. Llegó a un equipo con buena base y que necesitaba a su siguiente gran quarterback. Carr resbaló hasta la segunda ronda, selección 36 global en el Draft 2014 y su equipo estaba en busca de salir de la mediocridad, sin mucho éxito hasta entonces.

El mejor wide receiver de Luck en su año de novato fue Reggie Wayne (más de 1,00 yardas por recepción) y el segundo mejor T.Y. Hilton. En el caso de Carr, Andre Holmes fue su mejor receptor, con menos de 700 yardas esa temporada y el segundo fue James Jones. 

Temporada de Novato

Luck finalizó su temporada de novato con 4,374 yardas por pase, 23 touchdowns y 18 intercepciones, con un récord de 11 ganados y cinco derrotas para calificar a playoffs y perder en el primer juego. En cambio, Carr tuvo 3,270 yardas con 21 touchdowns y 12 intercepciones para terminar el año con tres ganados y 13 perdidos, sin playoffs.

Los primeros tres años

Los primeros tres años de Luck fueron muy buenos. No ganó menos de 11 juegos en cada año (33-15), sumó 12,957 yardas por pase y en dos temporadas rebasó la marca de las 4,000, 86 pases de anotación (40 los consiguió en 2014) y 43 intercepciones. En sus primeros tres años los Colts avanzaron a playoffs con récord de 3-3 en esa instancia y estuvieron a un juego de llegar al Super Bowl.

En ese mismo periodo, Derek Carr tiene récord de 22 ganados y 25 perdidos, 11,194 yardas por pase (no ha rebasado la marca de las 4,000) con 81 pases de TD y 31 intercepciones. En su tercer año regresó a Raiders a playoffs, instancia que no jugaban desde 2002, y por una lesión, perdió el resto del año, por lo cual no ha jugado en postemporada.

Entonces son tres temporadas ganadoras y todas de playoffs para Luck contra una temporada ganadora de Carr en la que guió a su equipo a playoffs.

¿Cómo se han transformado las ofensivas de sus equipos?

Es evidente que los Raiders han hecho un gran trabajo desde la gerencia para mejorar el talento del equipo. El año pasado tuvieron a una de las mejores líneas ofensivas de la NFL gracias a las contrataciones en la Agencia Libre como Kelechi Osemele, Rodney Hudson y Donald Penn quienes están en el top-10 de los mejor pagados del equipo. Los wide receivers son de mayor calidad y el ataque terrestre ha sido mejorado con la llegada de Marshawn Lynch.

Luck no ha tenido la misma suerte. Una de las líneas ofensivas más porosas de la NFL ha sido la de Indianapolis y las lesiones de este QB son una buena referencia de ello. El único WR de peso es T.Y. Hilton y han intentado mejorar su ataque terrestre con un veterano como Frank Gore, quien no ha sido respaldado con bloqueos de su línea.

¿Quién tiene más potencial?

Mi respuesta inmediata es Carr y se justifica por el equipo que tiene alrededor. Está muy bien protegido por una gran línea ofensiva y por uno de los mejores ataques terrestres proyectados para 2017. Tanto Michael Crabtree como Amari Cooper han sido confiables y Seth Roberts aporta dinamismo y versatilidad. Los tight ends no son de élite pero hacen su trabajo. Los Raiders con Carr tienen a un líder para competir por otro Super Bowl, pero el futuro es incierto.

Me parece que la extensión de contrato de Carr es una gran apuesta por su potencial y no por lo que ha logrado. Muchos años han pasado desde el último QB confiable en Raiders desde Rich Gannon, en una lista que incluye Kerry Collins, Carson Palmer, Daunte Culpepper y Jason Campbell –sin contar al bust JaMarcus Russell– así nos damos cuenta de que es una franquicia desesperada por conseguir a su rostro. Una vez que lo encontraron, es obvio que lo tenían que retener a como diera lugar.

Conclusión

La pregunta es si Derek Carr merece ser el mejor pagado de la NFL. Mi respuesta: por supuesto que no, y el riesgo para los Raiders es grande. El equipo está entregando demasiado dinero (70 millones garantizados) por lo que se espera de él. En esta liga nada es seguro y menos una carrera de constantes éxitos. Esperemos que a Carr no le pase lo que a otros QB con contratos millonarios, que se apagan tras firmar extensiones.

¿Tú crees que lo merece?

  • Charles Baudelaire

    No mames!
    Se nota a leguas el ardor en el tiramaíz!
    El futuro de los Raiders es increible con todo lo que les rodea!
    Análisis y no fanatismo

Jorge Tinajero

Socio fundador de Primero y Diez donde opera las entrañas del sitio además de hacer valiosas aportaciones de contenidos hablados y escritos. Aficionado a los Denver Broncos gracias a las épocas de John Elway que sembraron en él la idea de no claudicar a pesar de lo adversas que puedan parecer las circunstancias.


Publicaciones Relacionadas