Tom Brady, el ícono

En óptica, un prisma es un objeto capaz de refractar, reflejar y descomponer la luz. A la vez, resulta una definición perfecta para Tom Brady, porque cada vez que el número 12 de los New England Patriots sale al campo cada quien lo percibe con un diferente color, intensidad y brillo. Para los de mente obtusa, Brady no es más que yardas, touchdowns y anillos de campeón. Sin embargo, 'Tom Terrific' es más que eso, es un icono de la cultura pop y posiblemente, el jugador de la NFL más famoso del planeta.

Brady es modelo. Su paciencia y frialdad en la bolsa de protección parece ser la misma con la que ataca las sesiones fotográficas. Algo seguro le aprendió a su esposa, la supermodelo Gisele Bündchen, porque Tom hace tiempo que es portada de revistas de moda, variedad y obvio, también de deportes.

Brady es un final boss. Cualquiera que haya jugado Madden seguro ha sufrido enfrentarse a Brady. Con un overall de 99, un parpadeo te cuesta el partido y Brady no necesita lanzar fuego como Bowser, destruir un castillo como Ganondorf o noquearte de un golpe como Mike Tyson para ser intimidante. En Madden, si quieres ganar el Super Bowl tarde o temprano enfrentarás este dolor de cabeza llamado Tom Brady

 

Ni Spotify se salva de Tom. Tal vez no sea cantando, pero Brady no pasa de largo para la empresa de la música. Raperos como Boggz tiene una canción llamada Tom Brady (búsquenla).

No menos importante es Brady en películas y televisión. Es cierto, la mayoría son documentales de sus hazañas, vivencias y experiencias, pero más allá de ' The Brady 6' o cualquier película de los Super Bowls que ha ganado, el QB de los Pats tiene tiempo para actuar en Ted 2 o ir a un programa cómico como el de Conan O´Brien.

 

Como figura pública, Brady también es capaz de estar en la órbita de gente que ni siquiera lo ha visto jugar. Noticias de escándalos como el 'Deflategate´, memes de sus gestos y constantes participaciones en eventos de caridad, hacen de Tom Brady una marca con la que cualquier patrocinador quisiera estar ligada. El tipo es un ganador, su comportamiento fuera de la cancha es prácticamente intachable y representa lo que cualquier deportista debería ser.

Tuve la oportunidad de conocer a Brady en el Super Bowl 49, lo recuerdo llegando a la zona de prensa con una lonchera, los pants del equipos y recién peinado. Atendió a cada una de las preguntas que le hicieron con una sonrisa, con seguridad cuando había que hacerlo y hasta soltando una broma cuando al parecer le incomodaba alguna. Justo antes de que se fuera del salón, no pude sino pensar en como una persona que en apariencia es tan inocente, puede causar tanto castigo a defensivas rivales.

Por cierto, también Tom Brady está ligado por siempre a México en el robo de jersey más famoso en la NFL… y vendrá a nuestro país el próximo noviembre a jugar contra los Raiders

Algunos links de interés:

Fan de los Bills, aunque ganen y se metan a playoffs. Cada año, compra un nuevo artículo de su equipo esperando que ese rompa la maldición de no jugar postemporada. Sigue creyendo que fue pase adelantado el 'Music City Miracle'