Foto: Archivo Primero y Diez / Getty Images

La llegada de Mark Sanchez a los Bears

Los Chicago Bears han estado en reconstrucción por varios años. Desde la salida de Lovie Smith el equipo se ha mantenido en un letargo de mediocridad y obscuridad, Son cinco largos años de ver a Chicago ahogarse en derrotas y malas decisiones en todos los sentidos, pero tras una temporada de 3-13, una luz al final del camino se cernía sobre la franquicia con la salida del QB Jay Cutler.

Como fanático de los Bears, los años de Cutler en Chicago han sido frustrantes, llenos de altibajos, a veces demostrando talento pero siempre con resultados malos o mediocres. Las últimas temporadas de Cutler en el equipo no fueron diferentes y las lesiones fueron constantes en su historia. Hace unas semanas se confirmó que el equipo avanzaría sin el, noticia que llenó de optimismo el corazón de muchos seguidores, pero las cuestionables decisiones de la gerencia parece que no terminan, Chicago ha tomado el camino de formar un equipo vía Agencia Libre, pero la historia nos ha enseñado que no es la mejor manera de ser ganador.

Hoy se ha confirmado la llegada de Mark Sanchez a los Bears. Un QB que ha vivido su carrera en la NFL bajo escrutinio por sus pobres actuaciones e innumerables oportunidades, la última en Dallas, donde perdió cualquier opción de jugar gracias a que Dak Prescott se convirtió en la cara de la franquicia. Chicago decidió firmar a Sanchez para ser su QB de segundo equipo. Mike Glennon,(otra contratación muy cuestionable), quien arribó la semana pasada, será sin duda alguna la elección número uno al iniciar la Temporada 2017.

El problema es que Mark Sanchez no es un QB ni de segundo equipo. Tiene más de un año sin jugar un solo down en la NFL, su carrera está atiborrada de momentos bochornosos que demuestran su paupérrimo nivel dentro de esta liga; es frustrante ver que los Bears le han dado una oportunidad más a este jugador que simplemente hace ver mal al equipo frente a toda la liga.

Lo peor de todo es que con este movimiento queda claro que los Bears no tienen el más remoto interés de seleccionar un QB en el Draft que se llevará a cabo el mes próximo, idea que tenía incluso con llegada de Glennon. 

Quizá el futuro me corrija y me cierre la boca, pero creo que los Bears seguirán bajo reconstrucción varias temporadas más. La era de obscuridad que inició con la llegada de Marc Trestman como head coach seguirá al menos otra temporada con John Fox al mando, dejando ir oportunidades y con sabor amargo para los fanáticos.

Carlos Recamier

Jugador de futbol americano frustrado debido a lesiones, escritor nato que pretende dar a conocer sus ideas y un fan from hell de los Chicago Bears que intenta combinar estas dos pasiones para crear algo interesante. Desde los ocho años de edad jugó como centro y mantuvo esa posición hasta los 19, conoció a los Bears desde pequeño y el amor por ese equipo ha crecido rápidamente con el transcurso de los años a pesar de las frustraciones. Asiduo seguidor de la NFL en general desde…que se acuerda y un analista profesional y con mente abierta.


Publicaciones Relacionadas