Foto por Getty Images

NRG Stadium, el estadio del Super Bowl LI

Cuando el empresario Robert C. “Bob” McNair recibió luz verde para iniciar su franquicia en la NFL en Houston, Texas, su primera encomienda fue la de tener un estadio capaz de superar al Astrodome, también llamado “La octava maravilla del mundo”. La construcción del recinto inició en marzo de 2000, dos años antes del debut del equipo de los Texans.

Conocido en principio como Reliant Stadium, fue diseñado para formar parte del NRG Park, un complejo multiuso de 1.4 kilómetros cuadrados donde también se encuentran la Carruth Plaza, el NRG Center, la NRG Arena y el mismo Astrodome.

Rebautizado en 2014 como NRG Stadium, el titán de $352 millones de dólares tiene capacidad para 71,795 personas. En 2013, con la misión de albergar una vez más el Super Bowl, implementó las pantallas de video más grandes del momento con 1,351.6 metros cuadrados de superficie por las que corren corren 5.28 millones de pixeles para que los aficionados no pierdan un solo detalle de su equipo.

El famoso techo retráctil, el primero de su tipo en la NFL, tiene 152.4 metros de largo por 117.3 metros de ancho y tarda siete minutos para abrir o cerrar. Para los aficionados dispuestos a pagarlas, existen 197 suites de lujo. El área de prensa cuenta con 240 asientos de trabajo y 12 palcos.

El 24 de agosto del 2002, el NRG Stadium abrió sus puertas al mundo y dio la bienvenida a los Houston Texans en su primer juego de pretemporada ante los Miami Dolphins. El 8 de septiembre del mismo año albergó el primer juego oficial de NFL en la victoria de los Texans 19-10 ante los Dallas Cowboys.

Entre los eventos más exitosos llevados a cabo en el recinto se encuentran el Super Bowl XXXVIII entre los New England Patriots y los Carolina Panthers, el Houston Livestock Show and Rodeo con artistas invitados como Bruno Mars. También Metallica, Deftones, The Rolling Stones, Guns n’ Roses y U2 se han presentado en el estadio.

Gracias al arraigo latino en Houston, el NRG Stadium fue elegido como sede del tributo a Selena, el programa latino más visto en la historia de los Estados Unidos con 35.9 puntos de audiencia, también las presentaciones de La Arrolladora Banda El Limón han marcado época.

El Super Bowl no sólo es el evento anual más importante del deporte, es un premio para una ciudad y la oportunidad de mostrar al mundo el florecimiento y estabilidad de una ciudad, además trae consigo una gran derrama económica local. Por ello, El NRG Stadium está listo, una vez más, para hacernos vibrar con el Super Bowl LI.

Números clave:

  • 71,795 personas de aforo para los juegos de NFL
  • 352 millones de dólares costó su construcción
  • 300 millones de dólares pagó NRG por los derechos del nombre para el complejo
  • 197 suites de lujo hay en el estadio
  • 1,351.6 metros cuadrados de superficie de sus pantallas de video Jumbotron

Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.


Publicaciones Relacionadas