Pronóstico de Apuestas Super Bowl LI – Patriots vs Falcons

¡Al fin! Llega el Super Bowl a Houston y a nuestros corazones, un encuentro digno de la final de la NFL. Con ello, las casas de apuestas arman sus líneas y quedan listas para el gran evento. En este caso, la línea inicial del partido comienza en -3 puntos en contra de los Patriots como favoritos, mientras que la línea de ALTAS/BAJAS está en 58.5, sumamente alta.

Para el Pronóstico de Apuestas Super Bowl LI hagamos enfoque en las fortalezas de cada equipo. Por un lado, los Falcons llegan con una ofensiva históricamente potente: en la temporada regular promediaron 436 yardas y 33.8 puntos por partido, además de unas impresionantes 6.7 yardas por jugada. En playoffs elevaron aún más sus números, acumulando 457.5 yardas, 40 puntos por partido y 64% de conversión en tercer down, además de mantener la cifra de 6.7 yardas por jugada.

Esta máquina ofensiva se enfrenta a una impactante defensiva de Patriots, que sólo admitió 326.4 yardas y 27.6 puntos por partido en la temporada regular, mientras que en playoffs mantuvo casi las mismas yardas, pero bajó a excelentes 16.5 puntos por partido (tomando en cuenta que enfrentaron a la productiva ofensiva de Steelers).

Estos datos nos indican que los Patriots tienen el potencial de limitar un poco el ataque de los Falcons. El mayor problema que podría tener New England es que la línea ofensiva de Atlanta fue la sexta mejor de la NFL de acuerdo con Pro Football Focus y los Patriots no tienen un pass rusher imponente que pueda presionar a Matt Ryan. New England es el número 16 de la liga en sacks con sólo 34 (14 menos que el líder) y su jugador con más capturas fue Trey Flowers con apenas 7.

Dado que la defensiva de los Patriots fue la tercera frenando la carrera (88.6 yardas terrestres por partido), los Falcons no tendrían problema para tomar la alternativa y explotar a esa defensiva aérea, la número 12 en la NFL con 237.9 yardas permitidas por juego.

Si pensamos en la ofensiva de los Patriots, ésta funciona como reloj con Tom Brady bajo centro. New England promedia 386.2 yardas por partido en la temporada regular y 404 yardas por partido en playoffs, así como 27.6 y 35 puntos respectivamente. También mantuvieron el promedio de yardas por jugada en 5.9 en la temporada regular y playoffs.

Aunque la ofensiva no es tan explosiva, New England cuenta con un juego terrestre sumamente versátil: LeGarrette Blount puede dominar el reloj, correr por en medio de los tackles y conseguir las yardas difíciles, mientras que James White es una amenaza para atrapar el balón desde el backfield y Dion Lewis puede hacer ambas cosas.

Los Falcons permitieron 104.5 yardas terrestres por partido, un número respetable pero nada impresionante. Con la defensiva número 28 contra el pase, tendrán problemas para frenar a Julian Edelman, Malcolm Mitchell, Martellus Bennett y compañía. Lo único que ayuda es que tienen al líder de la liga en capturas, ya que Vic Beasley logró acumular 15.5 capturas en la temporada regular y tratará de mantener a Brady en el suelo gracias a la décima mejor línea ofensiva según Pro Football Focus.

Estoy seguro de que este partido estará cerrado hasta el último cuarto y ninguno de los dos equipos tendrá problemas para avanzar el balón, por lo que es muy probable que se acabe definiendo por un error crítico o por el brazo del último quarterback que tenga la posesión.

A raíz de todo este análisis, me gustan mucho las altas de 58.5, pero aunque es muy difícil ir por el equipo que ganará el spread, me voy por el equipo y quarterback con más experiencia en playoffs, así como por el mejor coach en el juego, dado que la línea no es nada imposible de superar para los Patriots.

Pronóstico de Apuestas Super Bowl LI: New England Patriots 35, Atlanta Falcons 30 – ALTAS