Foto: Kevin C. Cox / Getty Images

Los Falcons califican al Super Bowl LI

En una actuación completamente dominante, Matt Ryan y la poderosa ofensiva de los Falcons califican al Super Bowl LI como el representante de la Conferencia Nacional tras humillar 44-21. Ya tendremos una cobertura más extensiva en Primero y Diez, pero aquí puedes leer nuestro análisis de este partido.

1.- La dominante ofensiva de los Falcons.

No podemos hablar de Atlanta sin dar una mención más que destacada a su imparable ofensiva. Fueron la mejor en la temporada regular y Matt Ryan, Kyle Shanahan y compañía siguen dando una cátedra de cómo ser una ofensiva dinámica. Este equipo simplemente tiene una cantidad obscena de armas y saben perfectamente cómo utilizarlas. Atlanta ha demostrado que las ofensivas siguen más que vigentes en esta liga, pero tienen un historial en contra de la reciente historia en Supes Bowls.

2.- Esta defensiva puede generar presión y entregas de balón.

Algo que me gustó mucho de los Falcons el día de hoy es que su defensiva pudo generar presión constante sobre Aaron Rodgers. No sólo vimos dos sacks, sino que golpearon constantemente al QB de los Packers y le rompieron el ritmo a una ofensiva que lucía imparable. Atlanta también logró entregas de balón con intercepciones y fumbles. La ofensiva de Atlanta es tan efectiva que con una posesión extra es casi un hecho que ganarán los juegos que disputen.

3.- Green Bay perdió este partido en tres drives.

Las tres primeras series ofensivas de los Packers fueron un completo desastre que terminaron en: FG fallado, fumble y despeje. Mientras tanto el ataque de los Falcons supo aprovechar cada una de esas oportunidades y en cuatro series ofensivas construyeron una ventaja de 24-0. En la segunda mitad Green Bay despejó de nuevo y Atlanta volvió a anotar para mantener una ventaja 31-0, la cual fue completamente irreversible.

 4.- ¿Quién puede frenar tantas armas a la ofensiva?

8 jugadores de los Falcons tuvieron al menos una recepción. Cinco jugadores tuvieron al menos un acarreo. La ofensiva de Atlanta logró 493 yardas totales y con un promedio de 7.3 yardas por jugada. En terceras oportunidades convirtieron nueve de 12 oportunidades. Simplemente es una ataque casi imposible de frenar con Julio Jones, Taylor Gabriel, Devonta Freeman, Mohamed Sanu, Tevin Coleman y muchos más.

5.- Green Bay no tuvo suerte con las entregas de balón.

La diferencia fue enorme, pero los Packers tuvieron algunas oportunidades que no supieron aprovechar. Primero fue el fumble de Aaron Ripkowski cuando estaban a punto de anotar. Pero eso no fue todo, la defensiva de los Packers tuvo un par de oportunidades de robarse el balón y no las aprovecharon: un par de intercepciones que soltaron y dos fumbles que no pudieron recuperar. Tal vez con un poco más de suerte este juego podría haber terminado un poco más cerrado.

6.- Otro fracaso de los Packers.

Hay que ser francos, desde hace seis años los Packers tienen a uno de los mejores QB de la NFL y este equipo no ha podido dar el siguiente paso en los Playoffs. Seis años y no pueden pasar de la Final de Conferencia por alguna u otra razón. Es momento de ponerle las palabras correctas, es un FRACASO ABSOLUTO de los Packers y están desaprovechando el mejor momento de la carrera de Rodgers. Hay mucho que replantear en Green Bay en este offseason, sobre todo en la parte de coaching y front office.

7.- ¿Deben ser los Falcons los favoritos para ganar el Super Bowl LI?

Aún falta definir al rival de la AFC, pero creo que Atlanta debe salir como ligero favorito por el simple hecho de que no hay una defensiva en estos Playoffs lo suficientemente bien armada para poder lidiar con todo lo que tiene Atlanta. De nuevo, es muy pronto para definir (y tendremos mucho contenido en Primero y Diez durante estas dos semanas), pero los Falcons son el mejor representante que pudo enviar la NFC al Super Bowl LI.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas