Foto por Getty Images

Análisis de la Ronda Divisional NFL 2017

Quedan cuatro equipos con vida y estos son los aprendizajes que deja el análisis de la Ronda Divisional NFL 2017:

ATL 36, SEA 20

1.- Matt Ryan estuvo en completo control de partido de inicio a fin. Por esto y su constante nivel durante la temporada, es mi elección para el MVP.

2.- Los Seahawks iniciaron el partido con una nota alta, teniendo un ritmo interesante a la ofensiva y lo que parecía en ese momento un claro plan de juego para explotar a la defensiva de Falcons. Esto culminó en un gran touchdown de Jimmy Graham por el lado izquierdo.

3.- Esta ofensiva puede ser sumamente explosiva cuando todas sus piezas funcionan al 100 por ciento y cuando Darrell Bevel, coordinador ofensivo, saca su maestría para diseñar jugadas y crear “mismatches” o formas creativas en las que la defensiva contraria se pierde, se ven casos como la jugada de Graham en donde quedó prácticamente solo.

4.- Los Falcons respondieron de manera contundente, llevando una serie apegada a lo que han hecho todo el año, con explosividad, con Julio Jones como protagonista y el juego terrestre echando chispas. Esta serie culminó en 7 puntos, lo cual logró poner golpe en la mesa y comunicarle a los Seahawks que su defensiva iba a tener un fuerte reto para frenarlos.

5.- Seattle no bajó los brazos y siguió atacando, convirtiendo una patada de Steven Hauschka de 33 yardas que les dio la ventaja de nuevo.

6.- Después los Seahawks cometieron un error fatal, un linero ofensivo pisó a Russell Wilson y lo hizo caer en su propia zona de anotación, causando un safety a favor de Atlanta. De ahí, el ímpetu del partido se volteó completamente hacia los Falcons, quienes se adueñaron del juego, anotando 17 puntos sin respuesta.

7.- A los Seahawks les acabó afectando que su línea ofensiva es débil y poco a poco la línea defensiva de Atlanta empujaba más y limitaba el potencial de Wilson y compañía. Además, los Seahawks nunca lograron imponer el juego terrestre, que es la base de su ofensiva.

8.- El gran arsenal de armas de los Falcons es envidiable. Los corredores son versátiles, potentes, rápidos, saben atrapar el balón, peligrosos en campo abierto y además son buenos para proteger a Ryan. Los receptores tienen roles bien diseñados: Julio Jones es el prototípico WR1 dominante, versátil y explosivo que puede correr cualquier ruta y crear impacto, pero tienen también a Mohamed Sanu que es el perfecto receptor de posesión corriendo rutas más para convertir terceras oportunidades y mover las cadenas. Además está Taylor Gabriel quien puede desde recibir acarreos, explotar en una pantalla de receptor o recibir un pase largo.

NE 34, HOU 16

9.- Algo tiene que quedar claro aquí: los Patriots dieron un partido mediocre y si no fuera porque sus contrincantes eran los Texans, probablemente hubieran perdido. Estos Texans enseñaron sus deficiencias desde temprano, sobre todo a la ofensiva y más detalladamente hablando del quarterback Brock Osweiler, un jugador sumamente limitado. Nunca pudo tomar el control de su ofensiva y por ello los Patriots detuvieron a los Texans. Hubo varios tres y fuera al principio del partido para ellos.

10.- Los Patriots aprovecharon la falta de eficiencia de la ofensiva contraria y anotaron con un pase de Tom Brady a Dion Lewis, quien fue el catalizador de la ofensiva junto con Julian Edelman (arma preferida de Brady) y brindó mucha seguridad para el quarterback veterano.

11.- Ahora sin Rob Gronkowski, la ofensiva de los Patriots se mueve más gracias a sus corredores, ya que tiene un monstruo de tres cabezas con habilidades muy distintas: LeGarrete Blount es un martillo que desgasta a las defensivas contrarias por el centro y convierte situaciones de corto yardaje y “goal to go”. Lewis es un arma múltiple que puede hacerlo todo, desde regresar patadas, cachar el balón con rutas que lo pongan en campo abierto, correr por el dentro o fuera de los tackles, y ser muy buen protector de Brady en situaciones de pase. Finalmente está James White, quien es prácticamente un receptor con número de corredor y esto le ayuda a explotar todos los “matchups” porque generalmente lo cubre un safety o un linebacker.

12.- Los Texans contestaron con un field goal, el problema es que volvieron a perder el momentum después de un regreso de patada de Dion Lewis que acabó en anotación. En esos momentos es cuando los equipos chicos salen a relucir. Al conseguir otro field goal en el segundo cuarto, Houston trató de dar pelea y se colocó a una posesión, pero sin touchdowns iba a ser difícil ganar el juego. Sin embargo lograron una serie anotadora con una jugada creativa de doble engaño que acabó con el balón en las manos de C.J. Fiedorowicz dentro de la zona de anotación.

13.- Lo cierto es esto: los Patriots dominaron el partido y demostraron que un equipo grande gana con todo y la adversidad. Los Patriots no hicieron más que anotar a partir de ahí, e inclusive cubrieron la línea de -15. Eso sí, con Ben Roethlisberger como contrincante y si la defensiva de Steelers golpea a Brady continuamente como lo hicieron los Texans, podrían estar en problemas.

GB 34, DAL 31

14.- Por mucho el mejor partido del fin de semana y uno de los mejores del año. Los Cowboys empezaron con buen ritmo, sobre todo vía Ezequiel Elliot, quien se vio imponente. Con esto, los Cowboys se manifestaron primero en el marcador con una patada de Dan Bailey. Para su mala fortuna los Packers empezaron a tomar el control del partido a un ritmo impresionante, y anotaron 21 puntos sin contestación.

15.- Es impresionante el peso de Aaron Rodgers en cualquier partido. Carga al equipo por completo, y cuando está jugando a su máximo nivel es por mucho el mejor quarterback de la liga. En este partido logró 356 yardas y dos anotaciones, continuando su racha productiva impactante.

16.- Antes del medio tiempo, los Cowboys recuperaron un poco de ímpetu gracias a Dak Prescott, quien empezó a mejorar. De verdad nunca lució como un novato toda la temporada y se graduó en un escenario importante e impactante, sin achicarse. Recibió ayuda de su receptor estrella Dez Bryant, quien dominó a la débil secundaria de los Packers.

17.- Debido a que los Packers fueron adelante en el marcador por casi todo el partido, el juego terrestre vía Elliot nunca pudo ser dominante para los Cowboys y se tuvieron que apoyar más en el brazo de Prescott para alcanzar a Green Bay, cosa que lograron hacer en el último cuarto, con una gran serie ofensiva de Prescott.

18.- Al final, desafortunadamente para Dallas, no le puedes dejar tiempo a Rodgers en el reloj, y con segundos disponibles logró conectar en un pase largo con Jared Cook para acercarse y dar oportunidad a Mason Crosby para que ganara el juego con una patada. Toda esta secuencia fue impresionante y creo que pocas veces se ha visto algo parecido, ya que desde la jugada anterior Rodgers aguantó un golpe durísimo por parte de un safety y no soltó el balón. Después, en una tercera y 20 logró la jugada con Cook.

19.- Rodgers, en las últimas dos temporadas incluyendo Playoffs, está 5 de 8 en pases de 30 yardas o más en el último minuto. Impresionante.

PIT 18, KC 16

20.- Otra vez lo mismo: en un partido que los Steelers dominaron de principio a fin, donde siempre se vieron como el mejor equipo, no pudieron convertir sus series ofensivas en touchdowns y por ello casi acaban yendo a Overtime.

21.- El un juego terrestre imponente de LeVeon Bell, cuyo estilo para correr es único gracias a la paciencia que muestra en cada acarreo para que su línea ofensiva logre los bloqueos adecuados y le abra el hueco, que después explota con efusividad.

22.- Bell se acerca al récord de yardas terrestres en Playoffs impuesto por John Riggins y esta vez acumuló 170 yardas, pero no fue utilizad lo suficiente como receptor, lo cual es error para mi gusto en plan de juego que implementó Mike Tomlin.

23.- Raro para Andy Reid después de un Bye, pero ahora no supo aprovechar sus mejores armas y el plan de juego fue deficiente. Travis Kelce tuvo un mal partido y nunca aprovecharon a Tyreek Hill como debieron, ya que es un arma explosiva capaz de decidir un partido en pocos minutos.

24.- Finalmente los Steelers nunca anotaron un touchdown. Ganaron con seis patadas de Chris Boswell y por un error grave de Eric Fisher, liniero ofensivo de Chiefs, quien a la hora en que su equipo buscaba una conversión de dos puntos para empatar el juego hizo un holding que sentenció el resultado.


Publicaciones Relacionadas