redskins-kirk-cousins-03
Foto por Getty Images

Por qué de los Redskins merecen estar en Playoffs

Las invitaciones a Playoffs están casi listas, sólo queda ordenar a los invitados e inscribir a los últimos asistentes por la Conferencia Nacional, entre los cuales buscan estar los Washington Redskins.

El equipo de Jay Gruden tiene casi en sus manos el último boleto a Playoffs, los Redskins tienen que vencer de manera obligada a los New York Giants. El único escenario fatalista para ellos sería un empate entre los Detroit Lions y Green Bay Packers, si estos últimos empatan el equipo de Green Bay se quedaría con la NFC North mientras que Detroit amarraría el último boleto de comodín.

Los Giants no se juegan nada, por lo que es de esperar que bajen el ritmo para evitar lesiones aunque la rivalidad podría ser suficiente para complicarle la vida a Washington. Por su parte, Packers y Lions no sólo se juegan el campeonato divisional, pues si los Seattle Seahawks y Atlanta Falcons llegaran a perder sus respectivos duelos, el campeón de la CNC North podría llegar al segundo sembrado.

Para el conjunto de Washington calificar representaría todo un éxito, de hecho sería la primera vez desde 1991-92 que el equipo califica a los Playoffs en años consecutivos, también sería la primera vez que el dueño Dan Snyder ve a su equipo en años consecutivos en Playoffs desde que lo adquirió en 1999.

La joven pareja de Jay Gruden y Kirk Cousins sigue trabajando por primeros logros. Los Redskins ya aseguraron dos campañas al hilo con record ganador, algo que no sucedía desde 1996-97 cuando terminaron con 9-7 y 8-7-1 bajo el mando de Norv Turner y Gus Frerotte en los controles.

Frerotte curiosamente tomó el puesto en 1995 para suplir a Heath Shuler, un joven mariscal que había sido elegido en el mismo Draft siete rondas antes que Frerotte, con la séptima selección global, pero cuyas lesiones y complicaciones en el campo le impidieron seguir al frente de los Redskins, ¿Les suena familiar?

Para Kirk Cousins no solamente se trata de ganar y meterse a Playoffs, significa una revancha personal, demostrar que es el hombre indicado para el puesto en Washington y que merece un contrato mejor que el de Brock Osweiler el verano pasado. La NFL es un negocio muy cruel y a veces paga bien a quien no lo merece y no recompensa a quien sí.

Scott McGough es el gerente general del equipo y no ha soltado prenda sobre Kirk y sus aspiraciones salariales, parte de su gran prueba será ante los Giants, la siguiente dependerá de un triunfo en Playoffs. Es muy difícil conseguir un mariscal competitivo en la NFL como Cousins, Washington lleva muchos años buscando uno, pero es más difícil recuperar más de 80 millones de dólares.

Cousins poco a poco va amasando números más que interesantes, si ante los Giants lanza para 370 yardas entrará al selecto grupo de las 5,000 yardas en una temporada, algo que sólo han logrado Dan Marino, Peyton Manning, Drew Brees, Tom Brady y Matthew Stafford.

Jay Gruden está haciendo un buen trabajo con este equipo, curiosamente los Redskins serian el primer equipo desde 2003 que arranca con 0-2 y se mete a la postemporada, esto habla de la enorme labor de Gruden bajo presión, retomar el barco antes de que vaya a la deriva.

Otro aspecto en el que el coach está mostrando madera es en la consistencia, la NFC East siempre es de altibajos, pero este equipo se está ganando una credibilidad como la tuvieron los Philadelphia Eagles de Andy Reid la década pasada.

Es el momento de la verdad para los Redskins y Kirk Cousins, veremos si están a la altura del reto.

Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.