Foto: Tom Pennington / Getty Images

5 observaciones de la victoria de los Cowboys vs Lions

En un duelo de lunes por la noche entre Detroit Lions y Dallas Cowboys en el AT&T Stadium donde los visitantes necesitaban ganar pasa asegurar su lugar en postemporada y los locales no tenían nada relevante por disputar, fueron los de la Estrella Solitaria los que se impusieron 42-21 haciendo una afirmación importante, este es mi análisis de la victoria de los Cowboys vs Lions:

1.- La historia de dos defensivas de Dallas

Es justo decir que las defensivas de ambos equipos estuvieron desaparecidas en el primer cuarto y parte del segundo. Durante dicho periodo el RB de Detroit Zach Zenner destrozó a la defensiva rival al correr por huecos amplios, arrastrando a los tackleadores y anotando dos TDs con relativa facilidad. Es necesario señalar que para el segundo cuarto, los integrantes de la defensiva de los Cowboys estaban cayendo como moscas; aunado a la falta de Tyron Crawfford, DeMarcus Lawrence y Morris Claiborne, se sumaron las lesiones de Terrell McClain, Ryan Davis y Anthony Brown. De los seis mencionados, cuatro son titulares. Quedaban 4 minuots en el reloj de juego del segundo cuarto, cuando Zenner consiguió su segundo TD de la noche, el cual se convertiría en los últimos puntos que los Lions anotarían en todo el partido. Para la segunda mitad, aún con las bajas en el personal, jugadores como Orlando Scandrick, Benson Mayowa, Randy Gregory y David Irving tuvieron un gran partido. Constantemente presionaron al Matthew Stafford, defendieron buenos pases, generaron una intercepción y un fumble y en general volaban hacia el balón provocando que, a partir de entonces, el partido se cargara hacia un solo lado. Por un momento esa racha de no permitir a un corredor de más de 100 yardas que la defensiva de Dallas sostenía hasta antes de este partido parecía peligrar cuando Zenner lucía imparable, sin embargo fue limitado a 67 y la racha sigue viva. La falta de pass rush es un punto frecuentemente señalado, sin embargo, Mayowa e Irving están entrando en un excelente ritmo hacia el final de la temporada. Por su parte Randy Gregory se vio obligado a jugar mucho por las lesiones y terminó exhausto en varias ocasiones, por lo que si puede recuperar condición física será un elemento que puede marcar diferencia para cuando Tyrone Crafford y DeMarcus Lawrence vuelvan al campo.

2.- Dak Prescott lució fino una vez más.

La línea estadística luce bastante bien para el QB de los Cowboys: 15 de 20 pases completos para 212 yardas y tres TDs, además de 35 yardas en cuatro acarreos. Sin embargo esos números no dictan la historia completa de lo hecho esta noche por el novato; su comando de la ofensiva y liderazgo en el equipo fueron destacados, para muestra dos de sus pases de TD. En el que lazó a Brice Buttler en el primer drive del partido, identifica perfectamente que la defensiva tiene a dos safeties en la zona profunda del campo, lo señala antes del centro y su receptor va justo a la ventana natural que se crea en el centro de la defensiva con una trayectoria de ‘seam’. Luego en el TD de Dez Bryant, una vez más diagnostica antes del centro, esta vez notando la cobertura personal a su receptor número 1 y lanzando un balón disputado que Dez se lleva de forma espectacular con una mano. ¿Quieren señalar que hubo contacto por parte de Bryant sobre el corner? Háganlo. Anden, quiten esos 7 puntos del marcador, si eso los hace sentir mejor, eso no hace menos espectacular la recepción. Resulta también notable que contrario a lo que suele señalarse, sus pases completos no solamente son en trayectorias cortas; esta noche completó cinco de seis envíos de más de 15 yardas, lo cual nos habla de precisión de largo alcance además de una buena toma de decisiones. Cabe señalar que el día de hoy, obtuvo su victoria 13 en la temporada, empatando el record de Ben Roethlisberger de más partidos ganados por un QB novato. “Creo que eso significa que tendré que ganar 14”, afirmó en la conferencia de prensa posterior al encuentro cuando le hicieron notar el hecho.

3.- Matthew Stafford cargando a su equipo en los hombros.

A mediados de la temporada se hablaba de este hombre como el posible MVP de la temporada y con justa razón. Esta noche el QB de los Lions fue el pilar sobre el que se recargó el equipo completo, lanzó para 260 yardas, pero parece que más de la mitad de ellas le costaron sangre y sudor, ya que constantemente tenía que evadir defensivos para buscar extender la jugada y encontrar a sus receptores. En varias ocasiones los avances de Detroit eran mérito casi por completo de Stafford. El problema de cuando algo así sucede es que eventualmente llegan las entregas de balón, en este caso, lanzó una intercepción por abusar de sus lanzamientos por debajo de la altura del hombro y soltó un balón en una jugada en zona de goal en donde esperó demasiado para encontrar a su receptor. Ahora Detroit llegará al partido de la próxima semana a jugarse el todo por el todo contra Green Bay en casa, donde el resultado determinará si ganan la división Norte de la Nacional o quedan fuera de Playoffs.

4.- ¿Dez Bryant es zurdo?

Esa fue la pregunta que reinó por unos momentos tras la jugada de truco realizada por los Cowboys en la que en un engaño de reversible con Bryant, éste lanzó un pase a la zona de anotación a un completamente desmarcado Jason Witten. Por más que me gustaría decir que la izquierda NO es su mano fuerte para hacer todavía más épica la jugada, la respuesta es SI. Para quienes siguen de cerca al equipo esto no es una novedad, pero para la mayoría lo es y eso le agrega un ángulo a la conversación. La noche de Dez también fue algo especial, ya que consiguió 70 yardas y dos anotaciones recibiendo y una más lanzando. Además consiguió su touch down número 66 con lo que ahora es el segundo receptor más anotador en la historia de la franquicia sobrepasando a Michael Irvin y a sólo cinco unidades del primer lugar que le pertenece a Bob Hayes. Con su pase de TD, Bryant se convierte en el segundo jugador (Dvid Patten en 2001) en la era del Super Bowl en conseguir dos anotaciones recibiendo y sumar una lanzando en un solo partido. "Había esperado toda mi carrera para lanzar un pase a la zona de anotación.", afirmó Bryant después del partido.

5.- …y no hay señal de Tony Romo.

Toda la semana se habló de la posibilidad de usar al backup y descansar a Prescott debido a que los Cowboys no tienen nada qué disputar en los últimos dos encuentros de la Temporada Regular habiendo asegurado el primer lugar de la Conferencia Nacional. El novato, no sólo fue titular en la contienda de lunes por la noche, sino que aun con su equipo arriba en el marcador por más de 20 puntos, con Ezekiell Elliott descansando en la banca y sin su tackle izquierdo titular en la alineación, se mantuvo en el terreno de juego. Si con todos esos factores el staff de coacheo no decidió poner a Tony Romo al mando parece una señal clara de las intenciones del equipo. Veremos qué sucede en la semana 17 cuando enfrenten de visita a un odiado rival divisional en Philadelphia donde las aspiraciones de los locales pueden estar puestas en arruinar la fiesta.
Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.