Foto por Getty Images

5 observaciones del triunfo de los Cowboys vs Buccaneers

En su segundo encuentro consecutivo de Sunday Night Football, Dallas se impuso 26-20 a Tampa Bay. Estas son las 5 observaciones y un bonus del Cowboys vs Buccaneers

1.- David Irving, el jugador del partido de los Cowboys

En la visita de la Semana 6 a Green Bay se colocó como protagonista de la defensiva, incluso nombrado Jugador Defensivo de la Semana de la NFC. Después de eso, desapareció hasta el día de hoy al aprovechar la debilidad del lado derecho de la línea ofensiva de los Bucs y se la vivió en el backfield rival, consiguiendo dos sacks y un pase desviado, además de generar presión constante al QB.

En un equipo necesitado de un pass rusher que pueda hacer jugadas en momentos importantes, Irving comienza a destacar.

2.- Dak Prescott regresando al buen nivel

El novato dejó claro que no es tiempo de regresar a Tony Romo en una noche en que completó el 88.9% de sus pases y sumó 279 yardas por aire, además de otras 20 por tierra con un touchdown, en una jugada de atracción muy al estilo Aaron Rodgers.

Es cierto que los pases que intentó fueron en su mayoría cortos, promediando 7.8 yardas por intento, pero destaca que recuperó la paciencia dentro de la bolsa de protección y supo salir de ella cuando hizo falta para alargar la jugada y encontrar a su receptor.

Conectó con un total de ocho receptores diferentes, siendo el principal el TE Jason Witten, quien acumuló diez recepciones. Buena señal para los Cowboys el hecho de que su QB haya recuperado la confianza contra una defensiva oportunista como la de Tampa Bay.

3.- El regreso de Darren McFadden y el uso de Lance Dunbar

No hay que perder de vista que el novato Ezekiel Elliott es la estrella del backfield de los Cowboys, las 159 yardas y un TD que consiguió son la prueba, sin embargo esta semana vimos un planteamiento interesante. Con Alfred Morris inactivo, vimos regresar a Darren McFadden (aquel corredor que superó las mil yardas la temporada pasada) y un uso correcto de Lance Dunbar.

A pesar de sólo tener tres oportunidades para acarrear el balón, McFadden mostró la explosividad del año pasado; además en zona de goal lo alinearon como fullback en formación I con Elliott detrás de él, lo que incrementa el peligro y aumenta la variedad de jugadas que se pueden mandar con ese personal y esa formación en el campo. En esta ocasión Prescott le entregó el balón en una jugada directa que consiguió primero y goal, quedándose a un par de yardas de la anotación.

Luego está el caso de Dunbar. Su rol como “scatback” esta noche fue mejor entendido. En semanas anteriores entraba en terceras oportunidades, pero con asignación de bloqueo, lo que resultaba en una desventaja debido a su físico pequeño contra defensivas agresivas en situación obvia de pase. Esta vez, salió en movimiento desde el backfield hacia los extremos de la formación para colocarse como receptor o ejecutar trayectorias de pase desde su posición natural, lo que dio muy buenos resultados. De no ser por un castigo de Tyron Smith, habría anotado en una recepción fruto de una jugada perfectamente diseñada.

4.- La batalla de entregas de balón.

Si algo sabe hacer bien la defensiva de Tampa Bay es robarse el balón, sin embargo en esta ocasión sólo recuperó un fumble en todo el partido. El enfoque “seguro” que adoptó el ataque rival no les permitió llevarse intercepciones.

Por otro lado, la defensiva Cowboy generó un par de fumbles, de los cuales recuperó uno, y tres intercepciones, dos de ellas en momentos clave; la primera a manos de Jeff Heath cuando los Bucs tenían la oportunidad de anotar y retomar la ventaja en el marcador y la segunda cortesía de Orlando Scandrick en el último cuarto para sellar la victoria.

5.- Jameis Winston

Realmente destacado el QB de los Buccaneers. Partidos en horario estelar, como fue el caso de éste, permiten a una audiencia de mayor tamaño darse cuenta de su buen desempeño. De pronto es un tanto impredecible y puede tomar decisiones cuestionables, pero en general su madurez  con sólo dos temporadas de experiencia NFL es bastante alentadora.

Constantemente ejecuta pases con muy buena fuerza y colocación, como el TD a Cameron Brate, donde aprovechó una ventana en el centro de la defensiva poniendo el balón en un espacio corto y con la altura necesaria para que su TE pudiera hacer la atrapada.

También alarga la jugada saliendo de la bolsa de protección y aguanta hasta el último momento para lanzar el pase, manipulando a la secundaria.

Bonus: Aguayo vs. Bailey

Si vemos este duelo antes del partido, probablemente la inmensa mayoría habría apostado a que el pateador de los Cowboys terminaría con mejores números. En este partido Roberto Aguayo tuvo 2 de 2 intentos de gol de campo acertados, mientras que Dan Bailey metió 4 de 6 intentos.

Los intentos de Aguayo fueron de 25 y 34 yardas, dándole una probabilidad mucho mayor de acertar, mientras que los dos fallados de Bailey fueron de 56 y 52 yardas, lo que muestra una gran confianza en lo que este hombre puede hacer. Lo interesante es que esos seis puntos no obtenidos por Dallas parecían pesar, sin embargo al final no marcaron diferencia.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas