Foto: Archivo Primero y Diez

Hombre Inelegible 2016 – Semana 13

 

Ya sé, la semana pasada no hubo columna, pero hay una explicación perfectamente lógica: soy un irresponsable. ¿Ven? Lógica pura. Pero esta semana hubo cosas que comentar a granel en hombre inelegible…

  • Vikings estuvo a punto de frenar el imparable tren que son los Cowboys, y eso que Dallas hizo todo lo que estuvo a su alcance para perder ese juego: fumbles en momentos cruciales, errores garrafales en equipos especiales, coberturas deficientes, falta de protección para Dak Prescott… lo único que les faltó intentar fue meter a Tony Romo.
  • En el renglón de lo ilógico, Joe Flacco implantó un récord personal de pases completos (36) para terminar con 381 yardas y 4 TDs frente a Dolphins y su segunda mejor defensiva de la NFL. Mal, Miami: perder tu racha de 6 victorias contra el inconsistente Flacco es como dejar que un policía en bicicleta te alcance para multarte por exceso de velocidad.
  • Olviden el ejemplo anterior, mejor cedamos el mismo a los 49ers, quien fueron apaleados por unos Bears que acababan de perder a Jay Cutler por el resto de la temporada. Colin Keapernick dijo sentirse “extrañado” por ser enviado a la banca después de hacer historia como el primer QB que sufre más sacks (5) que el número de yardas logradas por pase (4). En una nota relacionada, mi botana para ver los próximos juegos de San Francisco serán chips de vidrios rotos en dip de ácido murático…
  • Eric Berry regresó a su estado natal (Georgia) para enfrentar a Falcons y hacer las dos jugadas clave que decidieron el juego a favor de Chiefs: un “pick 6” y un rarísimo “pick 2”. Seamos francos, Atlanta: si el cáncer no pudo frenar a Berry, ¿en serio pensaron que Matt Ryan iba a hacerlo?
  • La lógica terminó por imponerse en el Saints v Lions, donde la inexistente defensiva de New Orleans y las tres intercepciones de Drew Brees marcaron la diferencia. Hablando de lógica: este año ganaron los Cubs en la MLB, el Leicester en la Premier League inglesa, Dylan es Nobel de literatura y una estrella de reality shows es presidente de EEUU, así que es lógico que Matthew Stafford sea el MVP, que Detroit llegue al Super Bowl y que Eminem reciba el Premio Príncipe de Asturias.
  • Tom Brady ni siquiera pestañeó en el juego ante Los Angeles, donde el 26 a 10 le significó un récord de más victorias en la historia para un QB de la NFL: 201. En una nota relacionada, dicen que Peyton Manning estuvo todo el domingo en pijama viendo repeticiones de sus comerciales, comiendo helado directo del bote.
  • Broncos derrotaron a los incompetentes Jaguars por 20 a 10, pero la victoria les supo a incertidumbre tras el pobre desempeño de su QB novato, Paxton Lynch. Claro, la defensa de Denver una vez más resolvió el juego con jugadas grandes, pero lo cierto es que Lynch luce menos cómodo detrás del Centro que Morrissey en una discada norteña.
  • No, Green Bay, no tienes equipo para contender por NADA este año. Rodgers está teniendo un 2016 bastante pedestre, la defensiva es más ineficiente que el gobierno de la Ciudad de México y Lambeau Field impone menos respeto que un maestro suplente de secundaria de gobierno.
  • Bengals derrotaron a Eagles 32 a 14 en el Equipos que NO van a Ninguna Parte Bowl.
  • Derek Carr está en plan grande tras el regreso ante Bills, en el que el QB de Oakland demostró que no hay nadie más capacitado que él en el último cuarto. Y eso que está lesionado de un dedo, así que una vez que se recupere esperen que arrase en playoffs, gane el Super Bowl y equilibre la paridad peso-dólar como director de Banxico en el off-season.
  • Steelers despierta en diciembre y detiene a los encarrerados Giants. Si ves a mucha gente en la lavandería esta semana, ya sabes que son los aficionados de Pittsburgh lavando sus Terrible Towels pensando que van a ganar su séptimo Super Bowl.
  • ¿Quién es el mejor jugador de la NFL? David Johnson, punto. El RB de Cardinals es el segundo jugador en la historia en superar 100 yardas desde la línea en los primeros 12 juegos de la temporada, un honor compartido con Edgerrin James. Y a este paso, si permanece en Arizona, se va a retirar de la liga como un back dominante que se quedó sin anillo de Super Bowl, como Edgerrin James.
  • Jameis Winston logró un regreso en el último cuarto y el S Keith Tandy interceptó a Phillip Rivers para que Buccaneers derrotase a Chargers 28 a 21, sumando cuatro triunfos consecutivos. La última vez que vi “Winston” y “Tandy” en una oración fue en una pregunta de trivia sobre marcas comerciales que fueron relevantes en los 80s y de las que nadie se acuerda actualmente, ahora que lo pienso.
  • Paradójico juego: Seattle apabulló a Carolina por marcador de 40 a 7, motivando que todos los fans que compraron sus jerseys de Panthers el año pasado los sacaran a la venta para poder comprarse jerseys de Seahawks este año, pero acabaron comprando los mismos jerseys de Seahawks que vendieron hace dos años cuando decidieron comprarse los jerseys de Panthers, y… estoy mareado, todo me da vueltas.
  • Colts 41, Jets 10. Lo único más mediocre, intrascendente y aburrido de este juego lleva “liguilla” en alguna parte de su descripción.

El reporte de lesionados.

  • J. Jones, ATL (distensión lumbar)
  • M. Sanu, ATL (malaria)
  • J. Pierre-Paul, NYG (uña enterrada)
  • D. Amendola, NE (herpes)
  • C. Shorts III, TB (ingle irritada)
  • D. Washington, DET (esguince)
  • D. Ruby, SLP (depresión pre-XV años)
  • K. Alonso, MIA (bachata rosácea)
  • C. Kaepernick, SF (úlcera de afro)

Mi idiota bola de cristal.

Tras firmar su extensión de contrato con Los Angeles, el FBI iniciará una investigación seria para indagar si tiene fotos comprometedoras de los dueños del equipo y por eso le siguen dando trabajo a Jeff FisherToño Sempere, Hombre Inelegible 2016 semana 13
Juan Antonio Sempere

Probablemente me conozcan de la cuenta de Twitter y el blog Finísima Persona, así que no los culpo si dejan de leerme en este preciso momento. O tal vez me hayan escuchado en Fumblecast, el podcast de Fantasy Football, en cuyo caso les pido perdón de antemano (soy muy malhablado). Y si de plano me recuerdan como fundador y primer director editorial de la revista ESPN Deportes, allá por 2005, les recomiendo que dediquen sus bancos de memoria a cosas realmente importantes. Ni mi papá se acuerda de cuando yo editaba ese panfletucho