jimmy-graham-vs-bills
Foto por Getty Images

5 observaciones del triunfo de los Seahawks vs Bills

En un entretenido duelo de lunes por la noche, los Seattle se impuso en casa ante Buffalo. Estas son 5 observaciones del triunfo de Seahawks vs Bills.

1.- Jimmy Graham y las atrapadas a una mano

Al inicio de la temporada afirmaba que lo mejor de la carrera de Jimmy Graham había quedado atrás, que su paso por los New Orleans Saints había sido glorioso pero ya superado.

Tras sobreponerse a una lesión consiguió ocho recepciones para 103 yardas y dos TD. Lo más impresionante es que esas dos atrapadas para anotación fueron realizadas a una mano, y no porque él así l lo prefiriera, sino porque en ambos casos tenía a un defensivo colgado de su otra extremidad.

Queda claro que además la química con su QB Russell Wilson es cada vez mejor.

2.- Russell Wilson luce más sano

A pesar de que aún tiene momentos en los que la lesión en la pierna se hace presente, el QB de Seattle mostró una muy buena versión de sí mismo. No sólo completó 20 de 26 pases para 282 yardas y dos touchdowns, sino que en situaciones clave compró tiempo en la bolsa de protección e incluso consiguió un par de primeros y diez usando sus piernas.

Un Wilson sano es una razón para preocupar al resto de la liga, ya que cuando está al 100% es uno de los mejores en su posición.

3.- El fiasco de los oficiales

Al final de la primera mitad se presentó una secuencia, por demás accidentada, por parte de los oficiales. Cuando los Bills intentaban sacar tres puntos por medio de un field goal. En el intento el CB de los Seahawks Richard Sherman se adelantó al centro del balón, fue directo a intentar bloquear la patada pero en el camino golpeó al pateador Dan Carpenter justo en las rodillas

Hasta pudo haber sido al revés, yendo a golpear al pateador y en el camino intentar bloquear la patada. La situación parecía de rutina, un castigo de offside más uno de roughing the kicker, ambos eran obvios, pero sólo el primero fue aplicado.

Siendo que Los Bills ahora tenían un intento de field goal 5 yardas más corto, hicieron lo posible para patear otro intento tras azotar el balón contra el piso y detener el reloj. En la siguiente jugada, ya con el equipo especial listo y en posición, el oficial no se quitó de encima del balón sino hasta que el reloj marcaba sólo 5 segundos para el centro. El resultado fue un castigo de retraso de juego en contra de los Bills.

Finalmente Carpenter pateó el intento de 54 yardas y lo falló. Una patada que debió de haber sido de menos de 30 yardas, de haberse marcado el castigo de rudeza al pateador por parte de Sherman.

Tres puntos que al final marcaron toda la diferencia, pues en vez de tener que ir por el TD el último drive pudieron haber pateado el gol de campo para forzar el Tiempo Extra.

4.- Tyrod Taylor creciendo como QB

Esta noche el QB de los Bills me llenó el ojo con su actuación. A lo largo del partido mostró compostura, buenas decisiones, compró tiempo saliendo de la bolsa de protección manteniéndose como pasador y tuvo la capacidad para hacer pases con dificultad de calibre de NFL. Contra una defensiva tan sólida como la de Seattle, lanzó 27 completos en 38 intentos para 289 yardas y un TD.

Es cierto que lanzó también una intercepción en una confusión con su receptor, pero tuvieron que pasar 190 pases de Taylor para que se presentara el primer intercambio de balón por esta vía.

Llama la atención el hecho de que aun en situaciones de tercera oportunidad y largo yardaje el staff de Buffalo mandaba jugadas por tierra (atracciones con el corredor casi siempre) que se quedaban cortas de las cadenas, dejando claramente frustrado a Taylor, quien sabía que podía ejecutar el pase que le diera la primera oportunidad a su equipo.

En el último drive del partido, mostró todas y cada una de las características mencionadas y lo único que le faltó fue una anotación. De haberlo hecho, la narrativa a su alrededor habría tomado una dirección interesante.

5.- ¿Cuándo darán los Bills el siguiente paso?

Este equipo tiene todo lo necesario para ganar y destacar. Tienen una línea ofensiva agresiva encabezada por el guard Richie Incognito, que domina a quien se le pone enfrente y es de lo más efectivo en bloqueos de trampa; también un QB que hace buenas jugadas y de quien ya hablamos; receptores cumplidores con capacidad de hacer jugadas explosivas; sus corredores, especialmente LeSean McCoy muestran momentos de grandeza; a la defensiva tienen una frontal agresiva capaz de marcar diferencia y un perímetro talentoso.

Todo esto no ha bastado para que el equipo tenga un récord ganador hasta el momento. Es una escuadra lista para el siguiente paso,pero ellos mismos frecuentemente se ponen el pié, obstaculizando su progreso mediante castigos, indisciplinas, jugadas rotas que cuestan caro, etc.

La personalidad de su head coach Rex Ryan está reflejada en sus jugadores y eso puede ser muy bueno o muy malo, dependiendo del momento y de la óptica con que se mire.

Comentarios



Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA