Noticias
rod-marinelli
Foto por Getty Images

Rod Marinelli, el héroe anónimo de los Cowboys

En cuanto al éxito de los Dallas Cowboys esta Temporada, es fácil dejarse llevar por protagonistas como los novatos Ezekiel Elliott y Dak Prescott. Seamos sinceros, ellos se roban el show con justa razón. Sin embargo en esta ocasión señalaré otro de los factores para el récord de 5-1 que el equipo ostenta entrando a su semana de descanso; la defensiva comandada por el coordinador Rod Marinelli.

Una mejora estadística

Comencemos por lo más obvio; las estadísticas. Este es un equipo al cual en recientes años no ubicamos por tener una defensiva que se coloque en el top 10 en categorías importantes, sin embargo en 2016 han logrado estar por encima del promedio de la liga o incluso entre los mejores.

Panini Ad

Hasta el momento han permitido 2,150 yardas en total, lo que los coloca como la octava mejor en la liga con un promedio de 358 yardas por partido (16 en la liga). En puntos permitidos son también la octava mejor con 107 en total, con un promedio de sólo 17.8 por partido, lo que facilita las cosas para el ataque, que con tres TD asegura la ventaja. Suman 553 yardas por tierra (13 en la liga), con sólo 92.2 por partido, la décima mejor en la liga.

Estos números se ven beneficiados por el estilo de ofensiva que el equipo ha implementado, que se concentra en controlar el juego y consumir tiempo del reloj, prueba de ello es que únicamente pasan 26:51 minutos en el campo, el menor tiempo de la liga.

Algo muy destacado es que no han permitido que ningún corredor o receptor rebase las 100 yardas al enfrentarlos. Esto incluye nombres como Odell Beckham Jr. Alshon Jeffery, A.J. Green y Jordy Nelson, además de Matt Jones, Carlos Hyde, Eddie Lacy y la combinación de Jeremy Hill y Giovani Bernard.

Un cuadro bien construido

La combinación de juventud y experiencia que hay en el cuadro defensivo es bastante buena. Sus miembros tienen en promedio 26.1 años de edad. Su jugador más viejo es Justin Durant (31 años) seguido de Sean Lee y Brandon Carr (30 años), líderes que brindan experiencia.

Una muestra de este liderazgo fue lo que le dijo Sean Lee a Dak Prescott tras lanzar su primera intercepción en Green Bay (vía Jon Machota de Sports Day DFW):

“Le dije, ‘Hey, te tenemos cubierto. Estamos bien. Sólo prepárate para regresar. Vamos a devolverte ese balón.’” Declaró. “Él ha estado jugando a un nivel altísimo. Ha hecho muchas jugadas importantes. Defensivamente lo sabemos, no nos preocupamos por eso. Hay que superarlo, porque vamos a salir y vamos a encontrar la forma de detener y hacer que regrese. En ese momento va a tener que salir de nuevo a hacer jugadas importantes, y lo hizo.” Recordemos que después de la intercepción los Packers sólo consiguieron un gol de campo y Prescott respondió con un drive de 75 yardas en siete jugadas para touchdown.

“Fue un drive increíble. Ha jugado de forma fantástica. La intercepción no fue gran cosa. Lo superó y se enfocó en la siguiente jugada. Es por eso que es grandioso.”

Por otro lado, llama la atención que 11 jugadores que han aportado semana a semana tienen 25 o menos años de edad. Esto habla de que el equipo tiene lo necesario hacia el futuro.

Anthony Brown (novato), ha aportado de inmediato en la secundaria ante la ausencia de Orlando Scandrick, Byron Jones (segundo año) ha tenido un crecimiento por demás interesante, David Irving (segundo año) ha causado impacto en las limitadas oportunidades que ha tenido. Todo esto sin mencionar a jugadores que están dando buenos resultados tras algunos años poco inspiradores como Morris Claiborne, Terrell McClain y Barry Church.

Cabe destacar que la profundidad del roster ha sido puesta a prueba desde el principio de la temporada, al no contar con sus principales pass rushers como DeMarcus Lawrence (los primeros cuatro partidos) y Randy Gregory (por 10); esto sumado a la suspensión del LB Rolando McClain, la posterior lesión del CB Orlando Scandrick e incluso la conmoción de Claiborne el domingo pasado. El equipo estaba quedándose sin jugadores suficientes para ejecutar los paquetes de cobertura que quería y aun así la rotación de personal y la habilidad de algunos elementos para desempeñarse en diversas posiciones han ayudado a mantener el buen curso.

“Bend but don’t break”

El personal con el que Marinelli ha construido esta unidad es justo lo que necesita para ejecutar el estilo de juego que prefiere; uno donde los cuatro frontales puedan generar presión al QB por sí mismos, con unos linebackers que vuelen por todo el campo y unos defensive backs oportunistas.

Aunque es cierto que en este momento el equipo carece del pass rush necesario para enfrentar a los mejores ataques de la liga, en ocasiones el esquema termina ganando por sí mismo. El ejemplo claro lo vimos contra un equipo de Green Bay que presenta a un QB como Aaron Rodgers que tiene sus mejores momentos fuera de la bolsa de protección. ¿Qué hizo Marinelli? Eligió presionar con cuatro y en ocasiones tres hombres, para mantener plantado en la bolsa a Rodgers y echar al resto de la defensiva a cobertura con la intención de confundirlo que batallara para encontrar una ventana para lanzar.

El estilo de “doblarse sin quebrarse” que ha imperado en el mandato de Marinelli se ha confirmado como la norma, este recuento de los drives de sus rivales demuestra perfecto a lo que me refiero:

Sem 1. Vs. Giants

Después de un inicio dudoso en la primera mitad la defensiva se fajó los pantalones y en cuatro de las seis posesiones de la segunda mitad obligaron el despeje, además de llevarse una intercepción en otra.

Sem 2. @ Redskins

La posesión número 4 es la ilustración perfecta: una serie de 12 jugadas que consumió más de cuatro minutos al reloj de juego, cubriendo 56 yardas y sólo terminó en gol de campo. Eso es “bend but don’t break”

Sem 3. Vs. Bears

De nuevo vemos un drive largo en la posición número 3 que termina en 3 puntos y el resto fue un festival de despejes y turnovers.

Sem 4. @ 49ers

Tras un primer cuarto de pesadilla, permitieron únicamente 3 puntos más en todo el partido.

Sem 5. Vs. Bengals

Simplemente no permitieron hacer nada a la ofensiva de los Bengals. Los dos touchdowns vinieron cuando el partido estaba prácticamente definido. Es notorio, de nuevo, que hay tres drives de más de 40 yardas totalmente infructíferos.

Sem 6. @ Packers

Cinco de las 11 posesiones de los Packers terminaron en alguna entrega de balón, tres en gol de campo y sólo una en TD.

¿Es un modelo sostenible? La pregunta se responderá cuando enfrenten a un ataque muy potente que los mande abajo en el marcador. Pruebas de ese calibre podrían venir con Philadelphia, a quien enfrentarán en un par de ocasiones y los Steelers. Fuera de ellos, las ofensivas que enfrentarán son controlables.

Haciendo jugadas importantes

Las estadísticas son ilustrativas, aunque en ocasiones no cuentan la historia completa. Hay que decir que esta defensiva está haciendo jugadas que marcan diferencia en momentos importantes. Constantemente frustran a los rivales que se internan en territorio contrario, deteniéndolos en tercer down y haciendo que se conformen, en el mejor de los casos, con 3 puntos.

Además han creado entregas de balón. El año pasado sumaron 11, ahora en seis partidos llevan nueve (ranking número 10 en la liga); tan sólo en este partido tuvieron 4. Estos números son sólo de intercepciones y fumbles, pero no toman en cuenta los turnovers por detener en cuarta oportunidad, pues han permitido sólo dos conversiones en cinco oportunidades, por lo que podríamos sumar otras tres unidades para llegar a 12.

Creando posesiones para su ofensiva, otorgándoles campos cortos, estando poco tiempo en el campo, permitiendo pocos puntos y con jugadores en pleno desarrollo, Rod Marinelli es el arquitecto de una parte sumamente importante del éxito de los Dallas Cowboys esta temporada.

Comentarios



Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.

1 Comments

  1. Alguna vez me lo dijiste Monster Truck

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA