trevor-siemian-vs-bengals
Foto de Getty Images

5 observaciones del triunfo de Broncos vs Bengals

Uno de los juegos más interesantes de la semana 3 era Broncos vs Bengals. El equipo de Denver llegaba invicto gracias a triunfos como el que obtuvo dramáticamente ante Panthers en la Semana 1 y el que consiguió con gran ayuda de la defensiva ante Colts. En cambio, Cincinnati llegaba con una victoria cerrada ante Jets y una derrota por una anotación ante su rival divisional Steelers, ambas como visitantes.

Se esperaba un juego en el que las defensivas podrían dominar, aunque no fue del todo cierto. La ofensiva de Broncos sorprendió de la mano de su quarterback Trevor Siemian, de quien ahora sabemos que puede lanzar, hacer largos envíos y guiar a su equipo sin necesidad de un efectivo ataque terrestre.

Al final los Broncos se impusieron a los Bengals y continúan invictos y como líderes de su división. Estas son las observaciones del juego.

1. Trevor Siemian puede con el puesto

Para este juego, las dudas sobre la capacidad de la ofensiva de Broncos para generar puntos eran muchas, sobre todo por la actuación de la semana pasada donde la defensiva tuvo que aportar 14 puntos para que obtuvieran la victoria sobre Colts. Era el primer juego de Trevor Siemian como titular fuera de Denver y enfrentaba a una defensiva que se caracterizaba por su mayor capacidad para detener el juego aéreo.

Esta no fue una ofensiva tradicional del coach Gary Kubiak. Las primeras tres jugadas de la tarde de los Broncos fueron pases y no consiguieron hacer un primero y diez, pero marcaron la pauta de lo que vendría más adelante. Trevor Siemian mostró que tiene buen brazo, precisión y sobre todo confianza para lanzar largo y conseguir jugadas grandes que bajan la moral del rival.

Siemian terminó con el juego con 312 yardas, 4 touchdowns y 0 intercepciones para ayudar a su equipo a obtener la tercera victoria de la temporada. Lo mejor que vi en él fue liderazgo y confianza.

2. La ofensiva de Bengals fue muy predecible

Tal y como comenzaron con su primera serie ofensiva, parecía que iban a ser dominantes y que la defensiva de Broncos iba a tener una mala tarde. El RB Jeremy Hill tuvo una escapada de 50 yardas para que él mismo consiguiera anotar jugadas más adelante. Regularmente cuando estableces el juego terrestre se abren los espacios para el juego aéreo, pero con este equipo no fue así.

Andy Dalton buscó a A.J. Green, su objetivo favorito, en ocho ocasiones para aportar 77 yardas. ¿El resto de los wide receivers? El TE Tyler Boyd tuvo tres recepciones y el otro TE, Brandon LaFell, tuvo 2. El segundo mejor jugador en yardas por recepción fue el RB Giovani Bernard.

Los Bengals dejaron de ser efectivos por tierra y su ataque aéreo fue muy obvio.

3. Menos castigos de Broncos

Esta ocasión los Broncos y en especial su defensiva cometieron menor cantidad de castigos que en las semanas pasadas. De hecho sólo en una ocasión la defensiva de Denver otorgó un primero y diez por castigo. Ese problema había sido un dolor de cabeza para el staff de entrenadores, pues incluso habían cometido rudeza sobre el quarterback en semanas consecutivas. El QB de los Bengals, Andy Dalton salió del juego sin ser golpeado en exceso.

4. Un mal día de los cornerbacks de Bengals

Para que haya un quarterback con 4 touchdowns por pase, debe haber un mal trabajo de la defensiva secundaria. Y así fue con los Bengals, quienes venían de anular al WR Antonio Brown en la semana 2.

Primero Adam Jones fue quemado por el WR Emmanuel Sanders con el primer envío largo para anotación de  Siemian, en el que  le llevaba al menos 4 yardas de ventaja. Y Sanders tuvo una gran tarde recibiendo en todas las zonas del campo para terminar con 117 yardas en 9 recepciones y 2 touchdowns. Dre Kirkpatrick también lo va a soñar.

En otro pase largo, el WR Demaryius Thomas (quien había tenido un día de regular a malo) consigue anotar sobre la cobertura de Chris Lewis-Harris donde incluso el receptor de Broncos se espera por el balón y Harris no consigue tacklear, permitiendo otros 6 puntos y prácticamente la victoria de los visitantes.

5. No extrañaron a DeMarcus Ware

La semana pasada DeMarcus Ware sufrió una lesión que lo dejará fuera para este juego. Era el momento del LB Shane Ray para demostrar la razón por la que fue seleccionado en primera ronda el año pasado y la verdad jugó muy bien.

Tal como nos tiene acostumbrados la defensiva de Broncos, justo cuando más lo necesita el equipo juegan mejor y comienzan a presionar de mejor manera. Ray consiguió 3 sacks sobre Dalton y 2 tackleadas detrás de la línea de golpeo para demostrar la capacidad que tiene este equipo para presionar al quarterback sin importar quién esté en el campo.

LB Von Miller agregó otro sack y así la defensiva de Broncos, sin Ware, vuelve a demostrar que es una de las mejores de la NFL.

Comentarios



Jorge Tinajero

Socio fundador de Primero y Diez donde opera las entrañas del sitio además de hacer valiosas aportaciones de contenidos hablados y escritos. Aficionado a los Denver Broncos gracias a las épocas de John Elway que sembraron en él la idea de no claudicar a pesar de lo adversas que puedan parecer las circunstancias.

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA