Noticias
Equipo ideal Fantasy de la Semana 13 (diciembre 7, 2016 4:58 pm)
Escenarios de Playoffs NFL 2017 – Semana 14 (diciembre 7, 2016 9:40 am)
Primero y Diez – 201 victorias (diciembre 6, 2016 6:04 pm)
campeones olvidados V

Los Campeones Olvidados V: Chicago Bears

Seguimos con la serie de Los Campeones Olvidados en su penúltima entrega, esta vez nos toca hablar de los Bears y su gran historia.

En la pasada entrega recordamos a los New York Giants; la historia del patriarca Tim Mara, grandes leyendas como Benny Friedman o Y.A. Tittle; el inicio de dos leyendas como Tom Landry, Vince Lombardi y su gran papel en The Greatest Game Ever Played. Por otro lado tuvimos a los Cleveland Browns y su dominio de la AAFC para lograr que ésta se fusionara con la NFL; el gran legado de Paul Brown, Otto Graham y el mismísimo Jim Brown, quien tomó a la NFL por sorpesa.

Antes de pasar al protagonista de esta entrega, ponemos la lista de cómo van los campeonatos:

Akron Pros: 1 campeonato ,1920.

Cleveland Bulldogs: 1 campeonato, 1924.

Frankford Yellow Jackets: 1 campeonato, 1926.

Providence Steam Roller: 1 campeonato, 1928.

Minnesota Vikings: 1 campeonato, 1969.

Canton Bulldogs: 2 campeonatos, 1992-1923

Chicago Cardinals(Arizona Cardinals) : 2 campeonatos, 1925,1947

Washington Redskins: 2 campeonatos, 1937,1942

Cleveland/ Los Angeles Rams: 2 campeonatos, 1945,1951

Philadelphia Eagles: 3 campeonatos,  1948, 1949,1960

Baltimore Colts: 3 campeonatos, 1958, 1959,1968

Detroit Lions: 4 campeonatos, 1935, 1952, 1953, 1957

New York Giants: 4 campeonatos, 1927, 1934, 1938,1956

Cleveland Browns: 4 campeonatos, 1950, 1954, 1955,1964

Y ahora es momento de presentar nuestros respetos a “Papa Bear”.

Chicago Staleys / Chicago Bears

Campeonatos: 8 (1921, 1932, 1933, 1940, 1941, 1943, 1946,1963)

Los Decatur Staleys, recién formados en 1919 como un equipo independiente semiprofesional, se unieron en 1920 al proyecto de la APFA. El equipo fue creado para representar a la compañía A.E. Staley. Los administradores se pusieron en contacto con el joven George Halas, quien venía de ganar y ser MVP el Rose Bowl de 1919, para jugar y dirigir al equipo. El equipo tuvo una gran temporada con marca de 10-1-2, pero se quedaron cortos ante el porcentaje de 1.000 de los Akron Pros, pese a tener mayor número de victorias. Aquel equipo aportaría 4 miembros al Hall of Fame, Paddy Driscoll, Jimmy Conzelman, Guy Chamberlin y por supuesto George Halas.

Esta franquicia y la de los Chicago Cardinals son las únicas en que permanecen jugando desde la creación de la liga hasta nuestros días.

En 1921 Halas y su compañero Edward “Dutch” Sternaman tomaron posesión del club y con ello la decisión de mudar el equipo a Chicago, aunque mantuvieron el mote  de Staleys un año más. Durante la temporada habían terminado con marca de 8-1-1, debajo de los Buffalo All-Americans, quienes terminaron con marca de 9-0-2, siendo una de esas victorias ante los Staleys, Halas retó a los All Americans por la revancha, a la cual accedieron con la condición que fuera como un juego de exhibición de “Postemporada”.

El partido se lo llevaron los Staleys y la liga determinó como criterio de desempate que el último juego fuera el que tuviera más peso, y así los Staleys se llevaron su primer campeonato con marca de 9-1-1, arruinando la temporada “perfecta” de los All Americans, quienes terminaron 9-1-2.

En 1922 el equipo finalmente cambió su mote a Chicago Bears en honor a los Chicago Cubs de la MLB, con quienes compartían el Wrigley Field. Durante la temporada los Bears terminaron en segundo lugar debido a las 3 derrotas que acumularon, dos a mano de los Chicago Cardinals -con quienes formarían una gran rivalidad en los siguientes años- y la tercera ante los Canton Bulldogs, eventual campeón comandado por Guy Chamberlin, ex compañero y discípulo de Halas. Durante los próximos años, los Bears se mantuvieron como un equipo elite, pero siempre a la sombra de Guy Chamberlin quien a donde fuera ganaba campeonatos.

En 1925, pese a no ganar el campeonato, tuvieron una gran contribución a la NFL y su popularidad a través de los Estados Unidos. En una época donde la NFL aun no tenía la confianza del público por su espectáculo, necesitaban ganar audiencia y Harold Edward “Red” Grange, se encargó de esa tarea. Luego de ser una estrella colegial, firmó un contrato con Halas por 17 juegos a través del país, desde el 26 de Noviembre (para celebrar el Thanksgiving Day) hasta el 31 de Enero.

El Tour de Red Grange ayudó a la popularidad de la NFL incluso salvando franquicias como a los Giants. Luego de un desacuerdo, Grange dejó al equipo para formar su propia liga, la primera American Football League. En retrospectiva, Grange era el Tim Tebow de los años 20, un hombre que estaba en todos los titulares y era capaz de llenar las gradas por sí solo.

Al ir perdiendo poder en la NFL, George Halas dio un paso al costado como head coach, finalizando la campaña de 1929 con marca de 4-9-2 y en el mismo año donde Red Grange regreso a los Chicago Bears. En 1930 Ralph Jones tomo las riendas del equipo como head coach y el novato Bronko Nagurski llegó al equipo para formar una de las mejores mancuernas junto a Grange, el equipo regresó al protagonismo, en tercer lugar detrás de los Giants y los Packers. Estos últimos se convertirían en su próximo gran rival y venían de ganar sus primeros dos campeonatos en fila.

El éxito tendría que esperar hasta 1932. Pese a que el tricampeón, Green Bay había terminado con 10 victorias, sus 3 derrotas los privaron de ganar el título pues los Portsmouth Spartans y los Chicago Bears tenían mejor porcentaje.

Estos dos equipos debían disputar un juego de desempate porque en enfrentamientos directos en temporada regular también terminaron empatados. Así se llevó a cabo el primer juego de Playoffs y, al mismo tiempo, el primer Juego de Campeonato, cuya sede fue un estadio techado y más pequeño de lo que se requería, debido a la tormenta de nieve que azotó la ciudad.

Durante el juego, Bronco Nagurski conectó un TD con Red Grange. El pase fue controversial pues se comenta que no estaba cinco yardas detrás de la línea de scrimmage, lo cual era regla en la época. Los Bears vencieron a los Spartans, (futuros Lions), y habían creado los Playoffs; a partir de este momento la liga se dividiría en dos divisiones para que sus ganadores se enfrentaran en el Juego de Campeonato.

En 1933 el éxito se repitió. Halas regresó a los controles como head coach y los Bears ganaron fácilmente la nueva Western Division, obteniendo el boleto para enfrentar a los Giants en el primer NFL Championship Game de 1933.  Ese juego terminó 21-23, Bronco y Grange nuevamente guiaron a los Bears a la gloria y al tercer campeonato de la franquicia.

En 1934 los Bears alcanzaron el Juego de Campeonato luego de una campaña de 13-0, pero esta vez los New York Giants tomaron revancha en el “Sneakers Game” del cual hablamos en la edición pasada de esta serie. Luego de este juego Red Grange colgaría los botines abriendo paso a su legado en la NFL, la cual le debe muchísimo. En 1937, Chicago seria víctima de los Redskins y del novato sensación Sammy Baugh, quien conectó tres pases de TD en el Juego de Campeonato. Ese juego marcó el fin en la carrera de Bronko Nagurski y los Bears cerraron la década de los 30 de manera discreta.

En 1940 los Chicago Bears tuvieron su mejor época en la NFL. Luego de elegir al QB Sid Luckman con la segunda selección global de 1939, Halas estaba listo para darle las riendas del equipo. Durante la temporada regular, el dueño de los Redskins, George Preston, mencionó tras su victoria por marcador de 7-3 que el equipo de Halas estaba lleno de malos perdedores y llorones. Halas usó esto como motivación para el Juego de campeonato. Papa Bear presentó a la NFL su Formación T y destruyó a los Washington Redskins 73-0, la mayor victoria en la historia de la liga hasta el día de hoy, misma que le permitió levantar su cuarto campeonato a la franquicia y el tercero de Halas.

Así nacieron los originales Monstruos del Midway. En 1941 los Bears y los Packers terminaron empatados con record de 10-1, por lo que jugaron un encuentro de playoffs por la división y el pase al juego de campeonato. Los Bears vencieron a los Packers una semana después del bombardeo a Pearl Harbor y en el Juego de Campeonato derrotaron fácilmente a los Giants 37-9 con solamente 13 mil personas en las gradas. Entre la incertidumbre que se vivía en el país, los Bears obtuvieron su quinto campeonato.

En 1942, el equipo se encaminaba a una temporada perfecta, Estado Unidos se unió a la Segunda Guerra Mundial y el coach Halas también se enlistó para defender a su país. Baugh y los Redskins tomaron revancha de aquella humillante final. En 1943 Luckman guió al equipo al Juego de Campeonato luego de lanzar 28 pases de TD, el cual si bien actualmente es un buen numero, en los años 40 era algo mágico. Los Bears consiguieron su sexto título luego de vencer a los Redskins 41-21 en lo que ya se había vuelto una gran rivalidad.

Con el final de la guerra, Halas pudo regresar a dirigir en 1946 y lo encaminó a su  a ganar la división. Esta vez ante otro viejo rival, los New York Giants, Sid Luckman alzó el campeonato al vencer 24-14 a los Giants. Este título seria el último de cuatro para el mítico Luckman y el séptimo para la franquicia de Chicago, que se convertía así en la más ganadora superando a su rival, los Green Bay Packers, quienes quedaban relegados con seis campeonatos.

En 1950 gracias a la fusión con la AAFC, los Bears ocuparon la National Conference y terminaron empatados con Los Angeles Rams, quienes vencieron al equipo de Halas en el primer Juego de Conferencia. Los siguientes años fueron grises para los Bears. en 1956 Halas nuevamente dejó de dirigir y dio paso a Paddy Drisscoll, quien llevó al equipo hasta el Juego de Campeonato que perdieron con los New York Giants 47-7. En 1967 la campaña de Chicago fue un desastre y motivó el regreso de Halas en 1958, pero esos y los próximos cinco años continuaron en la mediocridad.

El año 1963 representa el final de una era, pues George Halas llevó por última vez a su amado equipo a la gloria. Gracias a su defensa conquistaron la Western Conference y enfrentaron a la todopoderosa ofensiva de los Giants comandada por Y.A. Tittle, quien había lanzado 36 TD, record en la época. El marcador lo abrió precisamente Tittle con un pase de anotación, a partir de ese momento el juego fue protagonizado por las defensas. Fue el mariscal de los Bears, Bill Wade quien sentenció el juego y puso 14 puntos en el marcador; el poderoso Y.A. Tittle lanzo 5 INT y los Bears con su gran juego defensivo levantaron su octavo título y último para el “Papa Bear”.

El resto de la década de los 60 fue discreto, en gran parte por a la dinastía de los Packers. Destacaron los novatos sensación, Gale Sayers y Dick Butkus en 1965 quienes se convertirían en leyendas del equipo al igual que Mike Ditka, últimos referentes de la gran era de Halas. Finalmente, en 1967 la leyenda se haría a un lado de manera definitiva luego de 40 años en las laterales del equipo.

Con la era del Super Bowl, Chicaco fracasó año tras año, salvo un par de apariciones en Playoffs. Justo tras la muerte de Halas, en 1983 los Bears se volvieron un gran equipo que ganaría de manera impresionante el Super Bowl XX pero un poco tarde para que el gran jefe pudiera disfrutarlo.

Los Bears son un gran caso en esta serie de los Campeones Olvidados, sobre todo por George Halas. Es el único hombre de la NFL que quizá representa más que su propia franquicia; el único personaje que fue testigo de la evolución de la liga desde sus cimientos, luchando por aficionados, hasta ver el producto que habían creado con gran esfuerzo y poder juntar más de 100 mil personas para ver el evento deportivo más importante del año que hoy es el Super Bowl. Los Bears y George Halas merecen un lugar en el Olimpo del football.

Terminamos esta serie en la próxima entrega, con la edición de los Green Bay Packers y la más grande historia olvidada. Los juegos de Preseason ya están en la mesa y estamos a nada de arrancar la temporada, justo a tiempo para terminar esta serie.

Comentarios



Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA