Noticias
campeones olvidados III

Los campeones olvidados de la NFL Parte III

agosto 8, 2016
Comments off

Es hora de la tercera entrega de esta serie. Pueden dar clic en la primera y segunda partes para ponerse al día.

En un resumen de la segunda parte vimos como los Canton Bulldogs de Guy Chamberlin se convirtieron en el primer equipo bicampeón de la NFL en 1922-23; también tocamos la historia de los Cardinals, el controversial campeonato de 1925 y el más reciente en 1947. Conocimos a George Preston y sus Boston Braves que pasaron a ser los Washington Redskins y ganar el campeonato en 1937 y 1942, por último, pero no menos importante, a los Rams, tanto en Cleveland como en Los Angeles, que ganaron el campeonato en 1945 y 1951 de la mano de dos grandes como Bob Waterfield y Norm Van Brocklin.

Panini Ad

Antes de pasar a los protagonistas de esta entrega, la lista de cómo van los campeonatos hasta esta tercera parte:

Akron Pros: 1 campeonato ,1920.

Cleveland Bulldogs: 1 campeonato, 1924.

Frankford Yellow Jackets: 1 campeonato, 1926.

Providence Steam Roller: 1 campeonato, 1928.

Minnesota Vikings: 1 campeonato, 1969.

Canton Bulldogs: 2 campeonatos, 1992-1923

Chicago Cardinals(Arizona Cardinals) : 2 campeonatos, 1925,1947

Washington Redskins: 2 campeonatos, 1937,1942

Cleveland/ Los Angeles Rams: 2 campeonatos, 1945,1951

Es turno de presentar a esos campeones olvidados de la NFL que tuvieron éxito ganando más de dos títulos en su historia.

Philadelphia Eagles

Campeonatos: 3 (1948, 1949,1960)

Aunque no directamente como en el caso de los Portsmouth Spartans y los Detroit Lions, la historia de los Eagles está ligada a la de los Frankford Yellow Jackets. Luego de la Crisis del 1929, los Yellow Jackets no pudieron seguir sus operaciones en la NFL y perdieron la franquicia de Philadelphia luego de pasar el año 1932 inactivos. La NFL con el deseo de permanecer en la ciudad, otorgó el derecho de franquicia a Bert Bell y Lud Wray, quienes habían sido compañeros en la universidad. Dentro del trato, los Eagles recibieron los bienes de los Frankford Yellow Jackets.

Con la Crisis del 29 entró el famoso plan de recuperación de Franklin D. Roosevelt, el New Deal, el cual, específicamente en la ley de National Industrial Recovery Act, tenía como símbolo un águila. Bell pensó que era una buena idea asociar su nuevo equipo con el simbolismo del New Deal y adopto el águila como su escudo, así como los vistosos jerseys azul cielo con amarillo de los Frankford Yellow Jackets que vimos hace algunas temporadas.

En lo deportivo las cosas no marcharon bien para el equipo así que junto con su amigo Art Rooney, el cual también tenía un equipo débil, propusieron a la liga organizar un Draft para darle paridad a la organización y así la liga celebró su primer Draft, justamente en Philadelphia, en 1936.

Luego de una historia bastante enredada y de la que podremos hablar en otra ocasión, la franquicia pasó a manos de Alexis Thompson. Su primer movimiento fue contratar al legendario Greasy Neale como head coach del equipo; las siguientes temporadas fueron complicadas, incluyendo la fusión de los Eagles y los Steelers, los famosos Steagles, equipo creado luego de anexión de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial y que puso en aprietos los recursos tanto humanos como financieros de las franquicias de la NFL. La temporada terminó sin pena ni gloria con marca 5-4-1 que les permitió acceder al 5to pick global del Draft de 1944.

Con dicha selección, los Eagles reclutaron al halfback Steve Van Buren, y su fortuna estaba por cambiar completamente. El primer paso consistió en una temporada ganadora con record de 7-1-2. En 1947 los Philadelphia llegó a los Playoffs; su primer rival eran los Pittsburgh Steelers quienes también terminaron con récord de 8-4. Philly venció fácilmente a Pittsburgh 21-0 y ganaron el pase para enfrentar a los Cardinals en el Juego de Campeonato.

Los Cardinals se impusieron como locales en un gran juego que terminó 28-21. La temporada siguiente Los Eagles mejoraron su marca a 9-2-1 y regresaron al Juego de Campeonato en la revancha ante los Cardinals. Esta vez en Philadelphia, los Eagles ganaron bajo una tormenta de nieve. Steve Van Buren puso el único touchdown del partido con una carrera de cinco yardas para darle su primer título a los Eagles.

Ya como campeones, los Eagles defendieron su título de excelente manera con un record de 11-1. En el Draft de 1949 seleccionaron a Chuck Bednarik, legendario jugador de la organización. Los Eagles nuevamente viajarían al Juego de Campeonato, esta vez ante Los Angeles Rams a quienes vencieron tranquilamente 14-0 para retener su condición de campeones.

En 1950 las cosas no funcionaron del todo en Philadelphia. El primer golpe se lo llevaron cuando su primera selección del Draft, la leyenda Bud Grant, decidió jugar basketball en la NBA para los Lakers, donde a la postre sería campeón. El segundo golpe llegó con la humillación y unas de las más grandes sorpresas en la historia de la NFL, cuando el campeón de la AAFC ahora en la NFL, los Cleveland Browns, vencieron a los Eagles, el campeón de la NFL en el juego inaugural de 1950.

Los Eagles, con nuevos dueños y head coach, decayeron en la siguiente década y tuvieron que esperar hasta 1960 para regresar al Juego de Campeonato, esta vez de la mano del coach Buck Shaw y el QB Norm Van Brocklin en el ocaso de su carrera. Entonces terminaron con marca de 10-2 y ganaron la división del Este para enfrentar a los entonces jóvenes Vince Lombardi y su QB Bart Starr.

En un gran juego que terminó con una tackleada de Chuck Bednarik sobre Jim Taylor para expirar el reloj en la yarda 10 de los Eagles, el equipo de Buck Shaw derrotó a los Green Bay Packers 17-13, propinando la primera y única derrota de Vince Lombardi en postemporada antes de convertirse en el Gran Jefe del juego.

Los Eagles lamentablemente no pudieron repetir su hazaña tras el retiro instantáneo de su coach Shaw y su QB Norm Van Brocklin. El equipo no regresó a un juego grande por mucho tiempo y, como es conocido, aún no pueden ganar un Super Bowl pese haber llegado en un par de ocasiones. No obstante, la historia de la NFL debe llevar escrita en letras de oro el nombre de estos campeones olvidados, los Philadelphia Eagles.

Baltimore Colts

Campeonatos: 3 (1958, 1959,1968)

La génesis de los Baltimore Colts es un poco confusa. Hay que mencionar que en la NFL existieron dos franquicias distintas de los Baltimore Colts, la primera llegó en 1950 junto con los San Francisco 49ers y los Cleveland Browns, los tres equipos pertenecían a la extinta All-America Football Conference y con la fusión de la AAFC con la NFL en 1950 se incorporaron a la liga.

Este equipo apenas disputó una temporada en la NFL debido a los problemas financieros que sufría. La liga decidió disolverlo, aunque con ello hubo protestas por parte de los fans. Por otra parte, los Dallas Texans, equipo creado a partir de los New York Yanks, también corrió esa suerte y su dueño regresó la franquicia a la NFL. La liga encontró un comprador y le ofreció la franquicia al empresario Carroll Rosenbloom, quien nuevamente estableció el equipo en Baltimore, retomando además el nombre de Baltimore Colts para que la gente se identificara con el equipo.

En 1953, los nuevos Baltimore Colts arrancaron operaciones. La primera tarea de Rosenbloom fue realizar un gran trade con los Cleveland Browns: 10 jugadores de los Browns por cinco de los Colts, entre los jugadores que llegaron a los Colts estaba el gran Don Shula. El equipo terminó con récord de 3-9. Los inicios de la franquicia fueron bastante mediocres y tuvieron que esperar hasta 1957 para una temporada ganadora con Johnny Unitas en los controles.

Unitas llegó a la liga en 1955 reclutado por los Pittsburgh Steelers pero fue despedido. Tuvo que esperar hasta el 1956 para firmar con los Colts, teniendo su mejor momento cuando vencieron a los poderosos Browns. En 1957, ya con “Johnny U” en los controles de tiempo completo, los Colts obtuvieron una marca de 7-5 como un indicio del buen rumbo del proyecto del coach Weeb Ewbank.

1958 sería un año de gloria para Baltimore. Luego de ganar la división Oeste esperaron al ganador entre los New York Giants y los Cleveland Browns por la división Este para disputar el Juego de Campeonato, el cual fue tan especial que se conoce como “The Greastest Game Ever Played”. Los Colts derrotaron en New York a los Giants para obtener su primer título en la NFL.

En 1959 Johnny Unitas sorprendería a la liga 2,899 yardas, 32 TD y en camino de imponer el famoso récord de 47 juegos consecutivos con pase de anotación. Los Colts nuevamente ganaron su división y también vencieron a los Giants en el Juego de Campeonato para obtener su segundo título en la liga.

Al inicio de los 60 Baltimore tuvo que compartir división con la mejor dinastía de todos los tiempos, la de Vince Lombardi, lo cual limitó al equipo del coach Ewbank durante los siguientes años. Weeb fue despedido en 1962 para dar paso a la era de un coach que fuera jugador de estos Colts, Don Shula.

Ya con Shula, Baltimore logró un buen inicio con récord de 8-6. En 1964 los Colts nuevamente alcanzarían el Juego de Campeonato tras ganar su división de la mano de Unitas, quien consiguió su segundo MVP. En condición de favoritos, el resultado fue un sorpresivo 27-0 a favor de los Cleveland Browns.

En 1965 los Colts y Packers disputarían un juego de desempate por el derecho al Juego de Campeonato. El duelo se fue a tiempo extra, donde los Packers ganaron 13-10, mandando así a los Colts al juego por el tercer lugar. Dicho juego era conocido como el Playoff Bowl y los de Baltimore lo perdieron en esa ocasión frente a los Dallas Cowboys.

Tuvo que pasar hasta 1968 para que Baltimore lograra el campeonato de la NFL. Tras la expansión de la liga en 1967 y con la incorporación de los New Orleans Saints, la NFL arregló el formato de competencia. Esta vez serian dos conferencias, Este y Oeste, representadas a su vez por dos divisiones, la Century y Capitol en el Este, y las divisiones Central y Coastal donde jugaban los Colts.

Los Colts ganaron la división Coastal, gracias a su nuevo QB Earl Morrall quien reemplazó de manera excelente al lesionado Unitas, ganando el MVP de la liga. En el Juego de Conferencia Baltimore enfrentó a Minnesota, ganador de la división Central, a quienes vencieron para obtener el pase al Juego de Campeonato de la NFL, ante los Cleveland Browns. A la postre, los Colts tomaron revancha de la derrota de 1964 y vencieron 34-0, llevándose así su último campeonato de la NFL antes de la fusión.

Luego de vencer a los Browns, los Baltimore Colts ganaron el pase para disputar el World Championship ante el ganador de la AFL, el cual fue propiamente el primer Super Bowl con ese nombre, aunque recibiendo la denominación de Super Bowl III. En dicho juego, los New York Jets sorprendieron al mundo venciendo a los Colts de Shula; el coach de los Jets era nada más y nada menos que el vejo conocido Weeb Ewbank, quien había ganado los primeros dos campeonatos de los Colts.

El final de la temporada no fue el mejor para los Baltimore Colts, siendo el primer equipo de la NFL en perder el título de “World Champion” como lo hicieran los Vikings un año después, dando paso a la fusión de 1970.

Un par de años después los Baltimore Colts tendrían su revancha en el Super Bowl al vencer a los Dallas Cowboys en la edición V. Tanto Johnny Unitas como Earl Morrall disputarían aquel juego y obtendrían sus anillos de Super Bowl.

Los Baltimore Colts fueron un equipo de expansión que al poco tiempo dominaron la liga, siendo pieza clave para la popularidad de la NFL durante el periodo de la posguerra y parte fundamental de momentos históricos como el Campeonato de 1958 y el Super Bowl III, además de dar a la liga probablemente el mejor QB de la historia en Johnny Unitas. Todos estos elementos históricos hacen de los Baltimore Colts uno de las franquicias más ricas y otro de los campeón olvidados que debe permanecer en nuestra memoria.

Detroit Lions

Campeonatos: 4 (1935, 1952, 1953, 1957)

El equipo fue originalmente conocido como los Portsmouth Spartans de 1930 a 1933 y después adquirido por el ejecutivo George Richards para mudarlo a la ciudad de Detroit. Los Spartans fueron un equipo competitivo durante sus cuatro años en la liga, siendo la campaña de 1932 la más memorable al disputar el primer juego de Playoffs y/o Campeonato de la NFL, ante los Chicago Bears, donde cayeron 9-0.

La primera temporada del equipo en Detroit fue muy exitosa, aprovechando la estructura competitiva del equipo y logrando 10 victorias consecutivas, la mala noticia fue que perdieron tres juegos al cierre de temporada y con ello la oportunidad de disputar el título. También en ese año inició la tradición del equipo de jugar en el día de Thanksgiving.

En 1935 todos los equipos disputaron la misma cantidad de juegos, los Lions ganaron la división Oeste y el boleto al Juego de Campeonato ante los defensores New York Giants. Los Lions, en casa, ganaron tranquilamente su primer campeonato 26-7.

Detroit vería un periodo oscuro durante los siguientes años, incluyendo una temporada 1942 con récord de 0-11, marca que incluso pudieron superar en el 2008 con el famoso 0-16. Tendrían que esperar hasta 1951 para la llegada del legendario coach Buddy Parker quien le daría vuelta a la fortuna del equipo.

Con la llegada de Parker, el equipo por fin tuvo una temporada aceptable con récord de 7-4-1. 1952 representaría el inicio de la era de oro, una historia que no podría ser contada sin la leyenda de Bobby Layne, desechado por los Steelers, los Bears y los New York Bulldogs. Finalmente en 1950 llegó a los Lions donde junto con Doak Walker y el coach Parker hicieron de los Lions un equipo de época.

Luego de terminar 9-3 la temporada y empatados con el campeón, Los Angeles Rams, se disputó el desempate, es decir, el Juego de Campeonato de la conferencia. Los Lions vencieron 31-21 a los Rams y ganaron el derecho de enfrentar a los Browns, a quienes también derrotaron como visitantes 17-7.

El campeonato de 1952 fue el inicio de una gran rivalidad entre los Detroit Lions y los Cleveland Browns, los equipos más poderosos de la década. Entre ambos ganaron el campeonato en seis ocasiones, con cuatro enfrentamientos entre ambas franquicias y un saldo favorable de 3-1 para los Lions en instancias definitivas.

En 1953, ya como campeones, los Lions tuvieron una gran temporada con record de 10-2, comandados nuevamente por Bobby Lane y una línea ofensiva encabezada por Dick Stanfel, quien acaba de entrar al Hall of Fame, los Lions llegaron al Juego de Campeonato para enfrentar por segunda ocasión a los Cleveland Browns.

Esta vez el juego fue más emocionante: los Lions dominaban 10-3 al medio tiempo pero los Browns dieron vuelta al marcador en el último cuarto, dejando al equipo de Parker sobre las cuerdas 16-10 con menos de cinco minutos para el final. Bobby Layne inició un comeback de 80 yardas culminado con un pase de 33 yardas a Jim Doran que dio el tercer campeonato y el segundo de forma consecutiva de los Lions.

En 1954 nuevamente se vieron las caras estos equipos en el Juego de Campeonato, pero esta vez los Browns se cobraron las derrotas previas y vencieron fácilmente a los Lions 56-10, negando el tercer campeonato consecutivo de Detroit.

El coach Parker dejó al equipo tras la temporada de1956, dejando el puesto al coach George Wilson, quien gozaría las mieles de la gloria en 1957. Luego de terminar la temporada empatados con los San Francisco 49ers, los Lions disputaron un juego por el título de conferencia el cual ganaron para enfrentar a su archirrival, los Browns, a quienes se habían enfrentado en la temporada regular apenas un mes antes del campeonato, juego en el que Bobby Layne terminó su temporada por lesión y fue sustituido por Tobin Rote.

El QB Rote hizo las cosas muy bien y llevó a Detroit al Juego de Campeonato, en el que los Lions se cobraron la derrota de 1954 venciendo 59-14 a los Browns. Con ello Detroit se erigió como el ganador de la rivalidad entre ambos equipos durante los 50’s.

Este campeonato de los Lions sería el último hasta hoy, siendo actualmente la segunda franquicia con la racha más larga sin campeonato, solamente superada por los Arizona Cardinals desde 1947.

El ahora coach de los Steelers, Buddy Parker, tomó entre sus primeras decisiones la hacer un trade con su QB, Bobby Layne, quien era considerado un poco viejo y venia de una lesión complicada. Los Lions obtuvieron al famoso QB Earl Morrall y a partir de ese momento comenzó la “maldición de Layne”, la cual presagiaba que los Lions no ganarían nuevamente en 50 años, lo cual se cumplió justamente con la famosa temporada de 0-16.

Los Lions actualmente son una de las franquicias con estigma de perdedoras y lamentablemente el hazmerreír de la liga para muchos, pero en los años de gloria de los 50, fueron un gran equipo, campeones olvidados que deben ser recordados con gran respeto.

Nota: Si siguen esta serie, sabrán que habíamos acordado terminarla en cuatro entregas, pero hemos decidido aumentar a seis, debido a su extensión. En la próxima tenemos a los New York Giants y los Cleveland Browns, luego vendrán los Chicago Bears y finalmente los Green Bay Packers.

Comentarios



Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.

Comments are closed.