Noticias
Steelers-Leveon-Bell-Training-Camp

Crónicas del Training Camp de los Steelers

Desde St. Vincent College, Pennsylvania

 

Panini Ad

Ha sido un par de días muy entretenidos desde el Training Camp de los Steelers. Primero y Diez tuvo la oportunidad de estar desde la sede de los Steelers por 50 años (desde 1966), Saint Vincent College, y ha sido una experiencia increíble en todos los sentidos. A continuación te presento mis crónicas desde el Training Camp de los Steelers, las cuales he dividido en varios temas:

 

The Pittsburgh Steelers.

Vine a ver a los Steelers y su entrenamiento rumbo a la temporada NFL 2016 y debo decirles que este equipo va a continuar siendo una ofensiva dominante. La estrella sin duda es Antonio Brown, que durante las sesiones 1 a 1 en contra de los cornerbacks fue imparable. De hecho durante los dos días se la pasó generando recepciones.

 

Y déjenme decirles algo sobre Brown: a pesar de que no es el tipo físicamente más imponente (es un jugador de NFL, pero no tiene el físico de otros como Dez Bryant o Calvin Johnson) su magia radica en los pequeños detalles: cortes perfectos, cambios de velocidad y concentración para atrapar cualquier pase que toca sus manos.

 

En estos dos días también fue el jugador más popular en todo el Training Camp. Todos los niños gritaban “AB, AB” y después de los entrenamientos se quedaba más de 40 minutos a atrapar balones.

 

Pero Brown no fue lo único que me sorprendió de los Steelers, el RB LeVeon Bell también es un espectáculo. A pesar de que la mayoría de las repeticiones las tomó con el segundo equipo (por la suspensión de cuatro juegos que enfrenta) también nos podemos dar cuenta que es un jugador especial. La facilidad que tiene en los cortes, el cambio de velocidad y también las buenas manos en el juego aéreo lo hacen, al menos para LaDainian Tominson, el mejor corredor de la NFL.

 

Pero no puedo hablar de un training camp de los Steelers y no mencionar a Ben Roethlisberger. Por algo tiene el apodo Big Ben, ya que es un tipo sorprendemente grande. Me tocó la oportunidad de tenerlo a un metro de distancia y es un tipo que intimida. Evidentemente él está en completo control de todo lo que ocurre en la ofensiva de Pittsburgh y durante estos dos días he visto de primera mano su precisión y fuerza del brazo.

 

La ofensiva de los Steelers va a continuar siendo una de las mejores de toda la NFL. Además tiene la suficiente profundidad para sobreponerse a las lesiones de las que ningún equipo está exento.

 

Algunas observaciones

  • Durante los dos días la ofensiva “ganó” la mayoría de las batallas. No es de sorprenderse, pero ya sabemos cuál será la identidad de este equipo.
  • Un jugador que me llamó mucho la atención es Sammie Coates, WR de segundo año. Es cierto que muchos lo ponen como un jugador a seguir y por lo menos estos días demostró cosas interesantes con buenas atrapadas. De hecho el coach Todd Haley está muy complacido con su crecimiento y lo ve dentro de la rotación ofensiva de los Steelers.
  • El TE Xavier Grimble tuvo un par de días interesantes, sobre todo por la ausencia de Lardarius Green.
  • La defensiva secundaria se ve vulnerable (aunque casi todo mundo se ve vulnerable ante Antonio Brown) y puede ser el talón de Aquiles de un equipo que tiene serias aspiraciones para llegar al Super Bowl.
  • Jordan Berry, el pateador de despeje, tuvo un par de patadas de 80 y 70 yardas que lograron un raro aplauso de los fans.
  • Javon Hargrave, NT novato de tercera ronda, ha sido uno de los jugadores que ha destacado a la defensiva, sobre todo con un par de buenos golpes a DeAngelo Williams y a LeVeon Bell.
  • Hablando de DeAngelo Williams, los jugadores siguen con la costumbre de cantarle Happy Birthday (en burla por su edad) al inicio de los entrenamientos.

 

Las instalaciones de St. Vincent College.

St. Vincent College es una pequeña universidad en Latrobe, a unos 30 minutos en coche de Pittsburgh. Es una escuela religiosa, pero el ambiente es muy tranquilo. El campus está dividido en la zona de dormitorios, los campos de entrenamiento, el gimnasio, la cafetería y el resto de las instalaciones del campus.

 

En la zona de dormitorios ha sido mi casa los últimos dos días. Los Steelers me proporcionaron un cuarto de universitario con cama y acceso a la cafetería en donde comen los jugadores, staff y prensa.

 

En un edificio de dormitorios está el staff administrativo y prensa, en el otro edificio están los jugadores y coaches. Las juntas se realizan en los dormitorios sin problemas y varios de los jugadores mandan a los novatos a la cafetería por su comida.

 

El gimnasio y la cafetería no tienen mayor ciencia, son instalaciones universitarias que le dan un toque diferente al Training Camp de los Steelers.

 

Periodistas famosos que uno se encuentra aquí.

Entre los periodistas con los que tuve la oportunidad de platicar algunos minutos estuvieron Don Banks de Sports Illustrated, Ed Bouchette del Pittsburgh Post-Gazette y LaDainian Tomlinson de NFL Network.

 

De hecho la cobertura es mucho menor de la que esperaba. Entre 10 y 15 medios a diario esperando entrevistar a los jugadores saliendo de la cafetería o de los entrenamientos, un par de sets improvisados de televisión y eso es todo. Es un claro contraste con la gran cantidad de fans que están a diario aquí, entre 10 y 15 mil durante los entrenamientos.

 

La comida del Training Camp.

Déjenme decirles que el menú de la cafetería de los Steelers es espectacularmente bueno. Hay tres horas de comida: desayuno (de 7 a 9 AM), Lunch (de 11 a 13 horas) y Dinner (de 5 a 7 PM). Todo es buffet supervisado por el equipo de nutriólogos de Pittsburgh.

 

Aunque traté de no atascarme, entre mis favoritos del menú de la cafetería estuvieron:

  • Grilled Roast Beef Sandwich
  • Steel City Steak (que cosa tan buena) con guarnición de champiñones y pimientos
  • Chilli (tradicional pero bastante bueno)
  • Baked Potatoes en el desayuno

 

El viaje de 17 horas.

Si usted quiere llegar a St. Vincent College, le espera un bonito viaje de 17 horas. La forma más “sencilla” de llegar es en un vuelo México – New York – Pittsburgh, el cual tarda entre 11 y 14 horas.

 

De ahí lo más sencillo es rentar un coche desde el aeropuerto y manejar entre 120 y 150 minutos a la Universidad. Pero tengo que decirles que vale la pena por completo.

 

Quiero agradecer a los Steelers y en especial a Omar Khan y el equipo de PR todas las facilidades que nos han dado aquí. Tendremos un par de entrevistas especiales para nuestra revista del Kickoff y también les publicaré la plática que tuve con el coordinador ofensivo Todd Haley.

¿Qué sigue en el Tour Training Camp 2016?

Mañana manejo rumbo a Canton, Ohio, para estar en la ceremonia del Salón de la Fama. También cubriré algunas actividades del Hall of Fame y veré a mis amigos periodistas del Hall of Fame Rick Gosselin y Clark Judge.

Comentarios



Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA