gil-brandt-roger-staubach

Gil Brandt y su gran influencia en el Draft NFL

En nuestro camino al Draft es hora de conocer a un hombre que innovó en el proceso para reclutar jugadores, un hombre que ayudó a formar una dinastía.

Gil Brandt fue parte fundamental del denominado “America’s Team”, como fueron llamados los Dallas Cowboys durante la década de los 70. Siendo el brazo derecho de Tom Landry, el entonces coach del equipo, Brandt se convirtió en uno de los mejores scouts de la época,  su trabajo le dio a la NFL el metódico proceso de reclutamiento que conocemos actualmente.

Su trabajo con los Dallas Cowboys inició en 1960, año de la fundación del equipo y duró hasta 1989 con el cambio de propietario de la franquicia. Brandt reclutó a los pilares de un equipo que sumaría 20 temporadas ganadoras de manera consecutiva y alcanzaría el Super Bowl en cinco de ellas, ganando en un par de ocasiones.

La vida en el siglo XXI no podría pensarse sin las computadoras, pro Brandt vivió su mejor época en los 60’s, siendo pionero para usar aquellos monstros que necesitaban un cuarto entero para utilizarlas, creando bases de datos sobre los prospectos, estudiando su peso, altura, tiempo en las 40 yardas, creando una clasificación de jugadores conforme a su posición, todo lo que nos pudiera parecer básico en nuestros días fue incorporado a la NFL por este hombre.

Brandt empezó a contratar entrenadores de High School para ayudarlo a observar jugadores de universidades pequeñas que no captarían la atención de los equipos por su bajo perfil, como Jethro Pugh que se desempeñó como tackle defensivo y fue pilar del equipo por 14 temporadas (1965-1978), habiendo atendido la pequeña universidad de Elizabeth City State.

Incluso tuvo relación con entrenadores de otras disciplinas como basketball y baseball, tratando de encontrar talento en cualquier rincón del país, Cornell Green fue un ejemplo de ello, el ex back defensivo, era una estrella en la Universidad de Utah, pero en basketball, donde fue nombrado All American en un par de ocasiones, Green, quien nunca se había puesto unas hombreras y un casco, fue firmado como agente libre por los Cowboys en 1962, al poco tiempo se volvió pilar del equipo y ganó un Super Bowl además de ser nombrado en cuatro ocasiones jugador All Pro. Jugadores tan reconocidos como por ejemplo Antonio Gates, con un pasado colegial sobre la duela de basketball, llegaron a la NFL gracias a las aportaciones de Brandt de obtener talento en todas partes.

Otro caso similar fue el de Bob Hayes, ex receptor de los Cowboys, quien fue reclutado en 1964 con una séptima ronda, por su gran habilidad atlética, misma que le valió el oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 64, como jugador al poco tiempo se convirtió en un All Pro y es de los mejores receptores que han pasado por la franquicia.

Fue en aquel famoso Draft del ’64 cuando Gil Brandt ejecutó su obra maestra, pero sus métodos no eran del agrado de los peces gordos en la NFL, como fue el caso de Vince Lombardi, los Cowboys tenían en aquel año al defensive back Mel Renfro en lo más alto de su lista, pero al tener una lesión en la rodilla, cayó a la segunda ronda donde los Cowboys lo seleccionaron. Al haber tardado alrededor de seis horas para hacer la selección, Lombardi se acercó a la mesa de los Cowboys e hizo mofa de Brandt diciendo; “¿Cual es el problema? ¿Se descompuso tu computadora?”

Pero sin duda la mejor selección de Brandt fue en una décima ronda del Draft, donde tomó a un chico rápido, escurridizo, con buen brazo y que sería conocido unos años después como el “Capitan America”; Roger Staubach. Su debut con los Cowboys se pospuso hasta 1969 debido a su participación con el ejército de Estados Unidos, pero la espera valió la pena, pues Staubach llevó a los Cowboys a ganar un par de Super Bowls.

En un solo Draft los Cowboys habían reclutado tres jugadores Hall of Fame; Mel Renfro, Bob Hayes y Roger Staubach. En total, Gil Brandt ayudo a reclutar a ocho jugadores que ahora tienen un busto en Canton, Ohio; Bob Lilly, Roger Staubach, Tony Dorsett, Randy White, Mel Renfro, Rayfield Wright, Bob Hayes y su obra final, Michael Irvin.
De 1966 a 1985 los Cowboys calificaron en 19 de 20 temporadas a Playoffs y lograron llegar al Super Bowl en cinco ocasiones durante los 70, la mayor cantidad para una franquicia en la década. Aunque su gran enemigo, los Steelers, ganaron un par de aquellos encuentros en el Gran Juego, el éxito de los Cowboys durante la década fue brutal.

Con la llegada de Jerry Jones como dueño del equipo en 1989, los Cowboys le dijeron adiós a Gil Brandt junto con Tom Landry, sin embargo su legado con el equipo perdurará por todos los tiempos, uno de los héroes anónimos que frecuentemente se dan en la liga.

Actualmente, a sus 83 años, Gil Brandt sigue trabajando como analista de prospectos en la página de la NFL y es una voz con gran autoridad para hablar acerca del Draft año con año.

Si el Draft es una ciencia actualmente, entonces Gil Brandt es el padre de este método científico.

Comentarios



Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.

3 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA