Noticias
peyton-manning-retirement

Hasta pronto, Peyton.

Una sola frase bastó para que Peyton Manning asegurara su lugar en la inmortalidad; “Si me seleccionas, te prometo que ganaremos un campeonato, pero si no lo haces, voy a patear tu trasero los próximos 15 años”.

Fueron las palabras que le dijo el entonces quarterback de los Tennessee Volunteers a Bill Polian, ex Presidente y Gerente de los Indianapolis Colts. El resto es historia, Peyton creó en Indianapolis una cultura de Football, una ciudad que destacaba en deportes por el Final Four de Basketball y el Indy500 en el automovilismo.

Los récords cayeron y eventualmente Peyton cumplió con su promesa de ganar un campeonato con el equipo de los Colts. Luego de perder un año por una lesión en el cuello en el año 2012, su relación con los Colts terminó y fue persuadido por John Elway para ser el pilar de un proyecto en Denver que le diera la oportunidad de ganar otro campeonato y emular lo hecho por él mismo, retirarse en la máxima vitrina con un Super Bowl más.

Peyton lo consiguió, no fue el protagonista del equipo durante el 2015 pero pudo conseguir otro campeonato que balanceara sus récords personales con los éxitos colectivos.

El día de ayer, Peyton anunció finalmente su retiro de la NFL, aunque no podemos descartar un eventual regreso al mero estilo de Brett Favre, esto luce improbable por su condición física, la cual se ha visto bastante disminuida en las últimas dos temporadas.

“Omaha” fue su última palabra como jugador de la NFL pero estoy seguro que pronto volverá a formar parte de la misma, esta vez con pantalón largo.

Tal vez el único lugar donde Manning es mejor que en el campo es frente a las cámaras, ya sea en sus famosos comerciales de Papa John’s, sus sketches de SNL o en sus entrevistas con David Letterman.

Es por ello que no podemos decirle adiós a Peyton si no un hasta pronto, pues seguramente seguirá en el ojo público a diferencia de otros QB’s legendarios como Joe Montana, quien esporádicamente da una entrevista, o Brett Favre quien sólo hace comerciales de pantalones.

Peyton tiene el carisma para ser el rostro de algún programa especializado en la televisión o por qué no, desmenuzar el football esta vez detrás del micrófono donde sus aportes serian muy ilustrativos para la audiencia.

Aunque las anteriores facetas encajarían perfectamente con Peyton, él es un hombre de football, es por ello que el mejor lugar para Peyton es dentro de una organización de la NFL.

Probablemente sería un gran Head Coach pues es un hombre que ha vivido toda su vida, desde su infancia en New Orleans, en las instalaciones de un equipo profesional, sabe cómo se debe lidiar día con día con jugadores profesionales, cuenta también con una de las mejores mentes que ha pasado por la liga y queda claro que algo conoce sobre esquemas ofensivos y defensivos.

Sin embargo Peyton tiene porte de ejecutivo, de ser el próximo Ozzie Newsome o John Elway, el arquitecto de una franquicia, incluso Jimmy Haslam, dueño de los Browns, hablaba de un posible acercamiento con Peyton si éste se retirara para un posible puesto como consultor. Puede que este sea el puesto indicado para un hombre como Peyton que vive y transpira football, ser el próximo Gerente de algún equipo.

Otra faceta, muy bizarra pero no improbable, es como dueño de una franquicia en la NFL, Jerry Richardson también fue jugador de la liga y actualmente es el dueño de los Panthers. Peyton, luego de 18 temporadas en la liga, ha ganado la nada despreciable cantidad de $247 millones de dólares, aproximadamente, según Business Insider. Si suma los $188 millones que ha ganado su hermano Eli, ya no suena tan bizarra la idea de una franquicia de la familia Manning, después de todo queda claro que Peyton es un hombre de negocios dentro y fuera del campo, podría emular lo hecho por otra leyenda del deporte como Magic Johnson, quien también es socio de los Dodgers en la MLB.

Solo queda decir, gracias Peyton, porque tanto a sus defensores como a sus detractores nos dio mucho de qué hablar durante 18 temporadas, formó parte de la mejor rivalidad en la historia de este deporte junto a Tom Brady, nos regaló horas y horas de angustia pegados al televisor, siempre a la expectativa de cuál sería su próximo movimiento.

Pero de una cosa estoy seguro, Peyton Manning regresara a la NFL, en otra faceta, pero en ella también buscara la excelencia y nos dará mucho de qué hablar en los próximos años. Entonces, hasta pronto, Peyton.

Comentarios



Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.

1 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA