Noticias
jim-brown

Jim Brown, la primera estrella del football

La NFL no estaba preparada para él, una fuerza sobre humana desplazando a cuanto defensivo se pusiera enfrente, él es Jim Brown, la primer súper estrella del deporte americano.

En la temporada baja de 1966 Jim Brown colgó los botines, luego de correr para 1,544 yardas en 14 juegos y llevar a los Cleveland Browns al juego de campeonato en 1965 para defender su título ante los Green Bay Packers de Vince Lombardi, donde perdieron en el Lambeau Field 23-12.

Tras 9 temporadas en la NFL y 12,312 yardas, que fue récord en su momento, y aun se mantiene como el noveno corredor de todos los tiempos, Brown decidió que era hora de llevar su vida a otra carrera, la de actuación, y así en el set de su segunda pelicula, The Dirty Dozen, convocó a una conferencia de prensa donde daba por terminada su carrera en la NFL luego de apenas 9 años.

Jim Brown ingresó a la Universidad de Syracuse en 1953 y rápidamente destacó como atleta no solo en football, también lo hizo en Basketball y Lacrosse, en éste último también ingreso al Salón de la Fama en 1983 luego de dominar el deporte a tal grado que se cambió una regla por la manera en que él dominaba en el campo.

Ya en el football Jim Brown iniciaría la leyenda del número 44 en la Universidad de Syracuse que también usaría Floyd Little (HOF) y Ernie Davis, el primer jugador de color en ganar el Trofeo Heisman. En 1956, Jim Brown sería seleccionado All American y quedaría en quinto lugar por el trofeo Heisman, mismo año donde llegaron al Cotton Bowl pero perdieron ante TCU 27-28

En el Draft de 1957 Jim Brown sería el tercer corredor elegido detrás de Paul Hornung (HOF) por los Packers, quien había ganado precisamente el trofeo Heisman en 1956 y Jon Arnett por los Rams, así, con la sexta selección global, los Cleveland Browns eligieron a Jim Brown.

El entrenador Paul Brown buscaba renovar su equipo, la leyenda Otto Graham había terminado su carrera como QB en 1955 y en 1956 Paul Brown tuvo su primera temporada perdedora con marca de 5-7, por lo cual era indispensable darle un giro a la franquicia.

En 1957, su temporada como novato, Jim Brown corrió para 942 yardas, récord que irónicamente rompió Trent Richardson en 2012 con 950 yardas, y así ganó el premio al novato del año y ayudó al equipo de Paul Brown a disputar el título de la NFL, mismo que perderían ante los Detroit Lions 59-14.

Lamentablemente para los Browns inició una disputa de poder en el vestidor, por un lado Paul Brown, el patriarca, veía por primera vez su poder desafiado por la joven estrella Jim Brown, quien había ganado el título de yardas por tierra en 1957, 58,59 y 60, títulos que también ganaría en 1961,63,64 y 65. Pero el éxito individual era eclipsado por el fracaso colectivo durante los años mencionados, luego de que Paul Brown hubiera dominado la liga en los 40’s y los inicios de los 50’s.

En 1961 un joven empresario compró al equipo, Art Modell, quien vio en Jim Brown a un socio para crecer juntos, pero a diferencia de los dueños anteriores, Art Modell quería participar en su equipo, cosa que eventualmente causó conflicto entre Modell y Paul Brown.

En 1962 llegó el momento de ruptura cuando Paul Brown, sin consultar a Modell, cambió a la estrella Bobby Mitchell y su selección de primera ronda, por la primera selección global del Draft, que usaría en Ernie Davis, quien sería el heredero de Jim Brown en los Browns, tal como lo fue en Syracuse, donde había ganado el trofeo Heisman. Lamentablemente para Paul Brown, Ernie Davis sería diagnosticado de Leucemia y jamás jugaría para los Browns y luego de una temporada de 7-6-1, Art Modell decidió que la era de Paul Brown había terminado.

Así, en 1963, el asistente de Paul Brown, Blanton Collier, con un sistema más flexible con sus jugadores tomó las riendas del equipo y Jim Brown tuvo su mejor campaña, cuando terminó con 1,863 yardas en 14 juegos, aunque los Browns no disputaron el juego por el título.

En 1964, llegó el momento de oro, luego de 7 temporadas, Jim Brown por fin obtendría un titulo, cuando por fin ganaron la Conferencia Este para disputar el título de la NFL ante los Baltimore Colts dirigidos por el joven Don Shula, quien fuera jugador de Paul Brown y discípulo de Weeb Ewbank, quien a su vez fue discípulo de Paul Brown.

Antes de la sorpresa, cuando Joe Namath y los desfavorecidos Jets vencieron a los Colts de Shula en el famoso Super Bowl III, Shula y los Colts habían sido sorprendidos por los Cleveland Browns en 1964, los Colts tenían la mejor ofensiva de la liga dirigida por Johnny Unitas y eran el equipo con mejor récord en la liga con 12-2.

Jim Brown, Frank Ryan, Paul Warfield y Gary Collins, quien se convirtió en leyenda tras atrapar tres pases de TD de Frank Ryan en aquel juego de campeonato, destrozaron a los Baltimore Colts 27-0, siendo este campeonato el único de Jim Brown y también el último para la ciudad de Cleveland en cualquier deporte hasta nuestros días.

Art Modell y Jim Brown también terminaron su luna de miel con el tiempo, Modell decidió multar con $100 dólares cada día que Jim Brown se ausentara de las prácticas por estar filmando, ante lo que el corredor estrella decidió que era suficiente, tenía otras cosas que hacer fuera del campo.

Hay que poner en contexto la época histórica en que Brown jugó en la NFL, eran los años 60, la tensión en el mundo por una tercera guerra mundial era evidente, el racismo era cosa de todos los días, así Brown también se volvió vocal de su gente al crear “Negro Industrial and Economic Union” para asesorar a la gente con sus finanzas y competir en un mundo de y para blancos.

En julio de 1967 Jim Brown sirvió de vocal para ayudar al joven Muhammad Ali, quien no quiso enrolarse en el ejército americano para pelear por su país en la guerra de Vietnam, Jim Brown, junto a Bobby Mitchell, Willie Davis, Bill Russell y Kareem Abdul-Jabbar, dieron un paso  al frente en una lucha en contra de la guerra y del racismo mismo.

Jim Brown también creó una fundación para apoyar a los jóvenes y encaminar sus esfuerzos hacia cosas positivas, en fin, era una estrella en todo sentido de la palabra, aunque también es verdad que tuvo sus problemas por violencia.

Barry Sanders, Walter Payton, Franco Harris, Larry Csonka, John Riggins, Emmith Smith ,Ladainian Tomlinson, Adrian Peterson e inclusive Marshawn Lynch se llevan el reconocimiento como los mejores corredores contemporáneos, pero fue Jim Brown quien revolucionó la posición, y es una lástima que no exista el material suficiente para ser testigos de manera fiel de como Jim Brown fue y es único en la historia de la NFL, algunos piensan que los rivales eran más débiles y por eso Brown fácilmente los desplazaba, pero Jim Brown podría poner números similares e incluso mejores a los de Adrian Peterson al ser no solo un jugador físicamente dominante, sino que también tenía agilidad, visión e inteligencia para atacar el hueco en el momento exacto.

Mucha gente piensa que Jerry Rice es el mejor jugador en la historia del football, mucha gente piensa que Michael Jordan es el mejor atleta de todos los tiempos, probablemente ambos puntos de vista sean válidos, pero la historia del deporte se escribe antes y después del legendario Jim Brown.

Comentarios



Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.

1 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA