Noticias
Peyton Manning record

¿Final perfecto para Peyton Manning?

Cierra los ojos y piensa en Peyton Manning. ¿Qué es lo primero que llega a tu mente cuando piensas en el QB de los Broncos? ¿Son los pases de TD, los récords, los anuncios, los triunfos en temporada regular, los fracasos en Playoffs?

 

Lo que les puedo asegurar es que ninguno de ustedes hubiera imaginado a Peyton Manning como lo vimos en esta temporada. 9 pases de TD, 17 intercepciones, perdiendo su trabajo por “lesión”, recuperándolo como relevo en la semana 17 y jugando a no cometer errores. Si las estrellas se alinean para Denver, ese Peyton Manning puede ser campeón de la NFL.

 

Y si sucede tenemos una historia para libro, película y hasta para saga de Hollywood: El final perfecto para Peyton (una película de Archie Manning).

 

La trama lo tiene todo, desde el inicio con polémica, el cual comienza hace un poco menos de un año. No sabíamos si Peyton Manning iba a regresar una temporada más. De hecho hubo algunos detalles fuera de lo común en como se manejo, desde las dudas de John Elway y sobre el futuro de la franquicia y de Brock Osweiler, a quien veían como el heredero.

 

Al final Peyton decidió regresar a su décimo octava temporada en la NFL. Los fantasmas de esa dolorosa derrota en contra de los Playoffs contra los Colts seguían presentes. Dudas sobre su brazo, sobre su capacidad de liderar a un equipo en postemporada y sobre su legado como un gran QB de temporada regular y uno mediocre en Playoffs seguían presentes.

 

También tenía otro gran reto: adaptarse al estilo y esquema de juego del nuevo head coach de los Broncos, Gary Kubiak. Perder el control y el protagonismo de este equipo. Depender más del juego terrestre y generar pases en movimiento (bootleg), algo que nunca había hecho en su carrera, después de todo Peyton siempre había sido el actor principal de los equipos en donde ha jugado.

 

Comenzó la temporada regular y se confirmó la sospecha de muchos: el brazo de Peyton Manning no era el mismo. Sus pases carecían de velocidad, su precisión en envíos de más de 15 yardas era al menos dudosa y en general su toma de decisiones no era la adecuada.

 

Peor aún, Peyton estaba comenzando a entregar el balón a las defensivas de forma constante: juegos con múltiples intercepciones, pick six, fumbles y mucho más. Afortunadamente para los Broncos, su defensiva estuvo ahí para rescatarlos. Gracias a una titánica y dominante actuación semana a semana los Broncos se mantenían invictos. El reflector era para jugadores como Von Miller, DeMarcus Ware, Aqib Talib, T.J. Ward, Brandon Marshall, Derek Wolfe, Chris Harris y otros grandes jugadores de esa defensiva. Peyton Manning era simplemente un actor de reparto en esta película.

 

Pero los Broncos estaban ganando. Aunque cada intercepción, cada serie ofensiva frustrante que no generaba nada. Cada partido que se sufría pero que se ganaba resaltaba más las dudas sobre Peyton que las virtudes del equipo (y de la defensiva). Olvidado había quedado el Peyton Manning que generaba insomnio a los coordinadores defensivos que buscaban planear como defenderlo. El Manning que intimidaba a las defensivas rivales y exigía casi un partido perfecto para poder frenar era sólo un fantasma, un recuerdo, una anécdota.

 

Y llegó uno de los momentos clave de nuestra película. El día del juego contra los Chiefs Se suponía que este sería el partido de Peyton ya que sólo necesitaba 4 yardas para romper el récord de Brett Favre y ser el líder histórico en yardas por tierra. Era un juego para celebrar la gran carrera de Peyton Manning. Esa era la idea…

 

El resultado ya lo conocemos todos: el peor partido de su carrera. Está documentado no sólo en este sitio, sino en muchos lugares. Surgió la teoría de una lesión en el pie. Y parecía que no iba a jugar en dos semanas en contra de los Patriots y del QB con el que siempre se le comparaba: Tom Brady.

 

Y de repente el protagonista desapareció. Fue reemplazado con el nuevo QB, un jugador con poca experiencia pero que cambió el status quo de esta ofensiva. Un tipo hecho para el esquema ofensivo de Gary Kubiak. Alguien que podía lanzar con fuerza y precisión. Un QB que generó producción ofensiva y que le ganó a los Patriots. Un tipo que hacía de la ofensiva algo un poco más dinámico, al menos en un principio. El experimento Brock Osweiler no era

 

Pero como el ave fénix (al menos en términos de dramatismo y heroísmo), lo cual es increíble y predecible. Manning regresó como actor de reparto, tratando de hacer el trabajo del protagonista más sencillo, de resaltar las virtudes de su defensiva. Su labor era la de “manejar” los partidos, si el gran Peyton Manning como game manager… y ha funcionado.

 

Los Broncos están a un partido de escribir un final perfecto para Peyton Manning… “This one is for Peyton”, puede exclamar John Elway… El QB de los Broncos puede decir adiós desde lo más alto, en una lluvia de confeti azul y naranja.

 

¿Cómo crees que termine esta película de Peyton Manning?

Comentarios



Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.

3 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA