Noticias
Escenarios de Playoffs NFL 2017 – Semana 14 (diciembre 7, 2016 9:40 am)
Primero y Diez – 201 victorias (diciembre 6, 2016 6:04 pm)
Análisis de la Semana 13 Temporada NFL 2016 (diciembre 6, 2016 4:08 pm)
emmitt-smith

Las 5 mejores actuaciones de un RB en el Super Bowl

En esta serie especial por posiciones, revisamos las 5 mejores actuaciones de un RB en el Super Bowl. Aunque en este deporte las victorias son completamente en equipo, hay ocasiones en las que un jugador destaca en el escenario más grande y luminoso, estos son cinco ejemplos:

 

5. Emmitt Smith, Dallas Cowboys

SB XXVIII Dallas Cowboys vs. Buffalo Bills

En un partido en el que su QB, Troy Aikman, no estaba mostrando su mejor versión, Smith tomó el control del ataque de de los Cowboys para llevar a su equipo a conseguir su segunda victoria en Super Bowl de manera consecutiva frente al mismo rival.

El inicio de la temporada 1993 fue turbulento para la franquicia, debido a una disputa contractual con el RB por la cual decidió ausentarse de los dos primeros partidos, de los cuales el equipo salió con derrotas. Pero a su vuelta Smith dominó la liga y terminó como convirtiéndose en el único corredor en la historia de la liga en ganar el Super Bowl, el MVP de la temporada, ser el líder corredor de la liga y el MVP del Super Bowl.

La historia de la segunda mitad del encuentro fue lo mejor para él, ya que a partir de entonces fue cuando se echó al equipo al hombro, el claro ejemplo fue la primera serie ofensiva del tercer cuarto, una serie de 64 yardas y ocho jugadas en la que acarreó el balón en siete ocasiones, en la última de las cuales llegó a las zona de anotación.

Terminó el partido con 132 yardas en 30 acarreos y dos TDs con un promedio 4.4 yardas por intento, agregando otras 26 yardas en 4 pases atrapados.

 

4. Larry Csonka, Miami Dolphins

SB VIII. Minnesota Vikings vs. Miami Dolphins

Una dosis de 33 acarreos del apodado “Zonk” fue lo que los Dolphins le recetaron a los Vikings aquella tarde, acarreos de 4.4 yardas en promedio que al final del partido sumaron 145 yardas y dos TDs; una de las actuaciones más dominantes de un RB en el Super Bowl.

Su actuación en el partido, tomando ventaja de excelentes bloqueos de su línea ofensiva que dominó a la frontal de los Vikings conocida como los “Purple people eaters”, le valió el MVP del partido, convirtiéndose en el primer RB de la historia en obtener dicho nombramiento.

El dominio del juego terrestre fue tal, que el QB Bob Griese tuvo que lanzar sólo siete veces en todo el partido, completando seis de ellas para 73 yardas.

La actuación de Csonka ayudó a su equipo a conseguir su segundo título en fila en su tercera aparición consecutiva en el Super Bowl, además de cobrar una apuesta amistosa realizada por los líderes cívicos de cada Minnesota y Miami, que consistía en que si los Dolphins ganaba, mandarían un costal de naranjas a Minnesota, mientras que si los Vikings se hacían con el triunfo, ellos mandarían un costal de nieve a Miami.

 

3. Marcus Allen, Oakland Raiders

SB XVIII Washington Redskins vs Los Angeles Raiders

En 20 acarreos, Allen registró 191 yardas y 2 TDs, promediando 9.5 yardas por intento. Una actuación que le valió el MVP del partido, convirtiéndose en el tercer ganador del Trofeo Heisman en alcanzar dicho logro.

El partido conocido como el “Black Sunday” por el dominio total de los Raiders que ese día vestían jersey negro vio la mayor cantidad de puntos anotados por un equipo de la AFC en el Super Bowl (38). Al encuentro, Allen, entre otros jugadores de los Raiders, tuvieron que caminando debido a que no tomaron el autobús de los jugadores y abandonaron su carro rentado en el tráfico de la ciudad.

El momento más memorable del partido vino en el tercer cuarto cortesía de Allen en la jugada llamada “17 Bob Trey O”, en la cual el RB recibió la entrega de balón en una carrera diseñada para ir por la izquierda de la línea y al ver que no había ningún espacio para correr, dio un giro y llevó el balón hacia la derecha de la formación escapándose 74 yardas volviendo a cruzar el campo y entrando a la zona de anotación de nuevo por el lado izquierdo del campo. Ese acarreo fue en su momento el más largo de la historia del Super Bowl.

Después del partido vino otro momento inolvidable cuando Al Davis, entonces propietario de la franquicia, en entrevista dijo su famosa frase “Just win, baby”.

 

2. Terrell Davis, Denver Broncos

SB XXXII Green Bay Packers vs. Denver Broncos

Gran mérito el de este jugador al haber registrado 157 yardas en 30 acarreos promediando 5.23 yardas por intento en un partido en el que sufrió fuertes dolores de migraña.

Además de eso, consiguió tres TDs, récord de Super Bowl, que ayudaron a que los Broncos ganaran un partido al que llegaban como no favoritos por 11.5 puntos, poniéndole fin al reinado de la NFC en los Super Bowls y dándole al QB John Elway el escurridizo primer anillo de campeón.

Sus números y una actuación en la que prácticamente se perdió del segundo cuarto por una migraña que incluso le impedía ver, le valieron el MVP del un partido que muchos recuerdan más por la frase “This one’s for John”, pronunciada por Pat Bowlen, propietario de los Broncos tras recibir el trofeo Vince Lombardi.

 

1. Timmy Smith, Washington Redskins

SB XXII. Washington Redskins vs. Denver Broncos

Este hombre nos entregó la actuación más dominante en la historia del Super Bowl por un RB, así es, un novato que nadie vio venir y sólo juagó tres años en la liga.

Smith era un novato en la temporada 1987 que durante el año fue backup y sus aportaciones se limitaban a equipos especiales, sin embargo la lesión del RB titular George Rogers, obligó a los Redskins a usar a Smith desde el partido de Campeonato de Conferencia donde mostró buenas cosas.

Durante la semana de prácticas, el Head Coach Joe Gibbs, le hizo creer que entraría sólo en situaciones selectas del partido para ayudarlo a manejar la presión que implica el hecho de que su primer partido como titular fuera el Super Bowl, de hecho, el único jugador que sabía que sería titular era el QB Doug Williams.

Durante el partido, la defensiva de los Denver Broncos nunca supo qué los golpeó. Smith registró la cantidad de 204 yardas por tierra, récord de Super Bowl que todavía está vigente,  en 22 acarreos promediando 9.3 yardas por intento, además de agregar dos TDs.

Totalmente beneficiado por la línea ofensiva  apodada “The Hogs”, sus acarreos no eran por huecos, sino por avenidas de casi 3 yardas de ancho. Su más largo acarreo fue para 58 yardas. La jugada de counter con uno o dos hombres de línea saliendo en bloqueo de trampa fue el pan y mantequilla de la actuación más dominante de un RB en el Super Bowl.

Comentarios



Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA