Noticias
Equipo ideal Fantasy de la Semana 13 (diciembre 7, 2016 4:58 pm)
Escenarios de Playoffs NFL 2017 – Semana 14 (diciembre 7, 2016 9:40 am)
Primero y Diez – 201 victorias (diciembre 6, 2016 6:04 pm)
Andy reid Chiefs

Debilidades y fortalezas de los head coaches en la ronda divisional

Es ya la ronda divisional en los playoffs de la NFL, y solo quedan ocho equipos peleando por el título. En cada una de estas franquicias, el head coach es un factor vital para su éxito, ya que su esfuerzo, planeación, estrategia y motivación hacen la diferencia. Son los responsables directos de las victorias o derrotas de sus equipos.

Como algún día dijo el gran Vince Lombardi: “El football es como la vida. Requiere perseverancia, abnegación, trabajo duro, sacrificio, dedicación y respeto a la autoridad”. Resalto la última frase: “respeto a la autoridad”, dado que las probabilidades de éxito y de victoria disminuyen considerablemente cuando los jugadores son indisciplinados y no ejecutan correctamente los esquemas y planes de juego que implementó su entrenador.

“Cuando ganamos, ganan ustedes, y cuando perdemos, pierdo yo”, comentó Tom Coughlin, ex entrenador de los Giants, en unas palabras dirigidas a Eli Manning en una conferencia de prensa, y que nos reflejan el sentir de muchos entrenadores de la liga, además de ejemplificar la gran responsabilidad que cargan.

Hemos visto casos en que las lesiones pegan fuerte en un equipo, que pierden a su quarterback titular, o que simplemente no tienen el talento necesario para triunfar y aun así logran llevar a su equipo a grandes planos (ejemplo: Bruce Arians, 2014).

Por lo tanto, me gustaría hacer un análisis de las principales fortalezas y debilidades de los head coaches que dirigen a las franquicias que participarán este fin de semana en la ronda divisional de los playoffs:

Andy Reid – Kansas City Chiefs

Reid es un coach que está acostumbrado al éxito. Desde que estaba en Philadelphia siempre ha logrado hacer mucho con poco, además de que siempre ha sido excelente para recuperarse de lesiones importantes, como la de Jamaal Charles este año.

Andy Reid viene del mismo árbol de coaches de Bill Walsh (siendo Mike Holgrem su mentor directo) y por lo tanto utiliza una versión de la West Coast offense, que consiste en usar pases cortos para habilitar la carrera.

Debilidades: Es un coach muy callado, por lo que a veces peca de ser blando con sus jugadores. Su equipo muchas veces se ha quedado a la deriva, ya que cuando el equipo necesita un jalón de orejas o un grito de motivación, no es capaz de hacerlo y de contagiar a sus jugadores con energía.

Fortalezas: Excelente estratega. Es preciso creando planes de juego y utiliza jugadas perfectas para momentos específicos. Además, se sabe adaptar a los jugadores que tiene. Por ejemplo, sabe que Alex Smith es limitado en ciertas fases de su juego, por lo que adapta su sistema a pases conservadores pero muy efectivos, que le ayudan a mover las cadenas constantemente.

 

Bill Bellichick – New England Patriots

Todos lo sabemos, Bill Bellichick es uno de los coaches más exitosos de la  historia de la NFL. Su estilo serio es peculiar, ya que nunca sonríe y mantiene comportamiento sobrio y sin chiste en cualquier contacto con la prensa. Él siempre se enfoca fuertemente en el trabajo y se mantiene exento de distracciones, contagiando siempre con esa mentalidad a su equipo. Su maestría para crear planes de juego y para adaptarse a cualquier circunstancia sobresale de cualquier otro coach. Estas cualidades lo han llevado a ganar 4 Super Bowls y a convertir a los Patriots en una de las franquicias más exitosas de la historia. Su relación con Brady es ejemplo para muchos entrenadores y su apertura al cambio hará que el éxito lo acompañe hasta el final de su carrera.

Debilidades: es difícil encontrar una debilidad en este gran coach, pero es finalmente una de sus mejores fuerzas la que a veces se convierte en un punto negativo. Bill es demasiado perfeccionista, lo que a veces cansa a algunos jugadores que no aguantan la presión y acaban despedidos o en otros equipos.

Fortalezas: Bellichick tiene muchísimas fortalezas y es impecable como coach, pero creo que el éxito se lo debe primordialmente a dos de ellas: es excelente haciendo ajustes en el transcurso de un partido, ya que puede ir perdiendo por un gran margen, pero la mayoría de las veces identifica los errores con genialidad y hace movimientos sutiles que acaban volteando el partido por completo. También, es un coach que sabe adaptarse a los talentos de sus jugadores. Ha cambiado de esquemas abiertos a esquemas de dos alas cerradas, o a correr el balón con persistencia o incluso a apoyarse en su defensiva para ganar partidos; todo esto lo logra gracias a que se va adaptando a la evolución de la liga en vez de tratar de hacer lo contrario.

 

Gary Kubiak – Denver Broncos

Kubiak llegó al equipo este año, después de 4 años y una aparición de Super Bowl por parte de John Fox. No iba a ser fácil llenar esos zapatos y alcanzar las expectativas que había generado su antecesor para el equipo y sus fans, ya que Fox produjo una ofensiva que rompió varios récords y estuvo al cargo en el mejor año de Peyton Manning como profesional, al menos hablando de números. Además, había muchos escépticos que dudaban del posible éxito del equipo, gracias a que el típico esquema ofensivo de Kubiak no embonaba bien con el estilo de Manning, y a que perdió jugadores importantes como Knighton y Thomas.

Manning es un quarterback poco móvil, que tiende a hacer movimientos sutiles en la bolsa para evitar la presión y rara vez sale de ella. En cambio, el esquema de Kubiak se basa en mucho movimiento de la línea ofensiva y la bolsa, “bootlegs” y playaction. Como gran mérito, Kubiak volteó el peso del equipo más a su defensiva y le quito presión al quarterback titular gracias a sus esquemas de juego terrestre, que con el famoso “zone blocking” logran que casi cualquier corredor sea productivo. Kubiak es famoso por saber implementar muy bien este sistema, creado por su mentor Mike Shannahan.

Debilidades: se muere con la suya. Si los jugadores no embonan en su sistema, trata de imponerlo y muchas veces termina por gastar la relación con sus jugadores (como con Peyton Manning) o simplemente no puede generar juego productivo. También tiende a desperdiciar talento dentro de su equipo y no usar a sus jugadores explosivos como debe.

Fortalezas: si sus jugadores son los correctos para su sistema, sus ofensivas tienden ser las más explosivas. Con pases largos, ganancias abultadas, juego terrestre efectivo, y un gran olfato para explotar los defectos de las defensivas contrarias, puede ser muy exitoso.

Mike Tomlin – Pittsburgh Steelers

Tomlin heredó un equipo ya armado cuando Cowher decidió retirarse en el 2007, que destacaba por tener una defensiva imponente y un estilo ofensivo que controlaba el reloj, donde el juego terrestre dominaba y el quarterback hacía solo jugadas clave y moviera las cadenas. La llegada de Mike coincidió con el desarrollo de “Big Ben” Roethlisberger, lo que le ayudó a ir cambiando de estilo de juego. Gracias al gran nivel de Ben y a una defensiva, así como su gran poder de motivación y el poder de reaccionar en momentos importantes, llegó a dos Super Bowls y ganó uno.

Debilidades: su actitud a veces es muy inmadura y no es bueno imponiendo disciplina. Tiene actitudes desafortunadas como el intento de estorbar a Jacoby Jones en un partido contra los Ravens que acaban contagiándose a sus jugadores y a su cuerpo técnico (tenemos el ejemplo de Munchak y Porter en el partido anterior). También, depende mucho de sus coordinadores; no es tan buen estratega.

Fortalezas: es un gran motivador. Sabe decir las palabras correctas a sus jugadores para apretar el botón correcto y lograr un salto de energía y producción. También, ha sido brillante para rodearse de las personas adecuadas para ser exitoso. Sus coordinadores siempre acaban sobresaliendo en sus tareas, esquemas y planes de juego, lo cual hace que el equipo siempre este arriba.

 

Mike McCarthy – Green Bay Packers

McCarthy es otro coach que viene de la escuela de Bill Walsh, y ha acumulado muy buenos números desde que se convirtió en el líder de los Packers. Apoyándose en dos excelentes quarterbacks que probablemente ingresen al salón de la fama, ha logrado alcanzar los playoffs en 7 de 9 oportunidades y una victoria de Super Bowl. Los Packers siguen apostando por su continuidad y mientras mantengan la base del equipo es probable que alcancen los playoffs año con año.

Debilidades: no es bueno haciendo ajustes. Cuando su equipo está en una situación precaria o está perdiendo el ímpetu en algún partido, le cuesta trabajo detectar los problemas y hacer los movimientos necesarios para ganar los juegos, y carece de creatividad para adaptar su plan de juego. Si su equipo regresa para ganar un partido es más veces impulsado por las personalidades de sus jugadores que por sus propios cambios. Como ejemplo de esto, tenemos el partido contra los Seahawks en los playoffs del año pasado, donde tenía el partido controlado y lo dejó ir jugada a jugada.

Fortalezas: es excelente desarrollando a jugadores jóvenes e inexperimentados. Ha logrado convertir a jugadores como Jordy Nelson, Randall Cobb, Clay Matthews, o varios otros en estrellas, y esto se adapta muy bien a la filosofía de la franquicia, que es armarse vía draft y utilizar contadas veces la agencia libre. También, sabe explotar los talentos individuales de cada jugador y es muy bueno creando planes de juegos ofensivos.

 

Bruce Arians – Arizona Cardinals

Arians es un genio, y para mí, uno de los mejores coaches de la NFL. Sus esquemas, planes de juego, tácticas ofensivas y relación con sus jugadores marcan su éxito con muchas medallas. Desde que lo contrataron como entrenador de quarterbacks en Indianapolis, fue una de las piezas más importantes del desarrollo de jugadores como Peyton Manning, Ben Roethlisberger, Andrew Luck, etc. Lo que es capaz de hacer con equipos llenos de lesiones o con talento menos es impresionante, y como ejemplo tenemos lo que logró el año pasado, donde calificó a su equipo a los playoffs sin su quarterback titular y con interminables lesiones en todo su roster. Es un “quarterback guru” como le dicen algunos expertos, y siempre sobresale porque todos sus jugadores lo aman. Estoy seguro que muy pronto logrará un título.

Debilidades: es poco participativo en esquemas defensivos, por lo que a veces les da demasiada libertad a esos coaches, pero aun así logra éxito, por lo que en muchos aspectos es el coach perfecto y es difícil encontrar debilidades en su trabajo.

Fortalezas: esquemas ofensivos, planes de juego, motivación, energía, excelente relación con sus jugadores. Lo tiene todo.

 

Pete Carroll – Seattle Seahawks

Desde que entrenaba a los Trojans de USC, nos dimos cuenta de la calidad de Pete Carroll como head coach. Pocos coaches en la liga tienen el entusiasmo que imprime en las prácticas o que contagia a sus jugadores, además de que es un gran controlador de vestidor y tener una increíble relación con casi todos sus jugadores. Sus jugadores rara vez tienen problemas entre ellos y son famosos por ser de los vestidores más amigables. Sus esquemas y planes defensivos son impecables, y sabe utilizar la fuerza de cada jugador con maestría y precisión. También tuvo el tino para darle el trabajo de titular a un novato de 3era ronda en vez de al veterano, variable que ayudó a catapultar a su equipo a dos apariciones de Super Bowl y un campeonato, además de crear una de las defensivas más temibles de la historia.

Debilidades: no es un maestro con las “x’s” y “y’s, sobre todo a la ofensiva. También se le ha criticado de ser muy blando con sus jugadores y no imponer disciplina cuando es necesario.

Fortalezas: motivador nato. Sabe cómo hablar con su equipo y siempre imprime entusiasmo, energía y pasión en sus jugadores, los cuales dejan todo siempre en el campo. Su esquema defensivo es muy efectivo, y supo ir escogiendo a jugadores perfectos para éste. También, cuando requiere hacer ajustes es excelente, sobre todo de un partido hacía el siguiente.

 

Ron Rivera – Carolina Panthers

Cuando entró de head coach de los Panthers, le costó trabajo tomar ritmo con su equipo e imponer sus ideas. Después de su segundo año, en el cual casi pierde su trabajo, su equipo empezó a adoptar sus filosofías, sobre todo a la defensiva, y empezó a tener un éxito increíble. Se ha apalancado del liderazgo de Cam Newton y de un gran esquema defensivo para tener éxito, y gracias a que se ha vuelto un coach más agresivo ha alcanzado los playoffs en sus últimos tres años como head coach de Carolina. En 2013 lo nombraron coach del año.

Debilidades: al inicio de su carrera era un coach muy pasivo y conservador, y eso le afectó. No es el mejor planeador de partidos, y a veces se apoya demasiado en el liderazgo y personalidad de sus jugadores, lo cual en ciertas ocasiones acaba siendo contraproducente.

Fortalezas: Al dejar que sus jugadores “sean quienes son”, logra configurar un gran grupo de jugadores que se llevan bien entre sí y se conocen muy bien. Ha logrado crear equipo compacto, que juega como tal que logra exprimir el talento y potencial de cada jugador. Sabe bien las debilidades y fortalezas de sus jugadores, por lo que ha logrado encajarlos en sus planes de juego perfectamente.

 

Comentarios



1 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA