Noticias
Manning-MVP-Super-Bowl

50 años de Super Bowl: Los que debieron ser MVP del Super Bowl

Nota del editor: El 7 de febrero de 2016 se llevará a cabo la edición no. 50 del Super Bowl en el Levi’s Stadium de Santa Clara, California, Primero y Diez se une apropiadamente a este festejo. Y por ello, en vísperas de que inicie la lucha por el que será un Trofeo Lombardi único, Enrique Siu (@EnriqueSiu) echa una mirada comprehensiva al pasado, para recordar a los personajes –y sus pasajes- destacados que, uno por uno, han acrecentado la leyenda del Gran Juego, a lo largo de medio siglo.

 

Panini Ad

Muchas veces hay un jugador que destaca tanto en un Super Bowl que darle el MVP resulta más que obvio. ¿Joe Montana en 1985? Más que apropiado. ¿Lynn Swann por el Super Bowl X? Sin discusión. ¿Terrell Davis en 1998? Por obligación. Pero no siempre ha sido así. Y es que a lo largo de las cuarenta y nueve ediciones previas del Super Bowl, sí se han presentado esas instancias en las que ya sea por popularidad, comodidad mental o franca incompetencia, las designaciones MVP es por lo menos, digamos, debatibles.

 

Estos son 10 casos en la historia del Super Bowl en donde otros jugadores debieron ser el MVP del Super Bowl

 

 10.- Super Bowl XIV

  • MVP: QB Terry Bradshaw (Pittsburgh Steelers)
  • Verdadero MVP: WR John Stallworth, Pittsburgh Steelers

Tres atrapadas. Si eso suena como un pobre argumento para justificar un nombramiento como Jugador Más Valioso de Super Bowl, les tengo uno todavía mejor: Dos atrapadas. Que constituyeron el gran total que John Stallworth tuvo en el 4to periodo del juego que los Pittsburgh Steelers le ganaron a Los Angeles Rams el 20 de enero de 1980, y que le debieron redituar al otro receptor Acerero la distinción que al final del día se le concedió al quarterback Terry Bradshaw. Porque teniendo como antecedentes las recientes intercepciones a su compañero, la lesión que dejó fuera del partido a Lynn Swann, y la irregular aportación del juego terrestre, el par de magníficas contribuciones de Stallworth (primero en una soberbia atrapada para anotación de 73 yardas, y luego con un espectacular engarce de espaldas válido por 45 yardas) vinieron a asestar los metafóricos puyazos que su escuadra tanto necesitaba, por inigualable partida doble a la hora de la verdad. Primero, para mantener a raya a unos Rams que realmente se creían, veían, y sentían capaces de dar la gran sorpresa; y más importante, para inyectar a los de Pennsylvania la suficiente energía colectiva para alcanzar su 4to. Campeonato Mundial. Y que si nos vamos un paso más allá, fueron mejores que los que Vincent Vega le dio alguna vez a Mia Wallace. Ya que con ellos los Steelers no sólo volvieron a la vida, sino que pasaron a la inmortalidad.

 

9.- Super Bowl XLI

  • MVP: QB Peyton Manning (Indianapolis Colts)
  • Verdadero MVP: RB Dominic Rhodes/ RB Joseph Addai, Indianapolis

Aunque no son pocos los que sostienen la idea de que Rex Grossman debió ser el Más Valioso del Super Bowl celebrado el primer domingo de febrero de 2007, desde esta tribuna me inclino sin dudar por el dúo dinámico conformado por los corredores Joseph Addai y Dominic Rhodes. No necesariamente porque haya visto que Peyton Manning fuera especialmente inferior en ese día, sino precisamente por el sobresaliente cambio que noté hubo en él. Ya que al darse cuenta a tiempo de la ventaja que representaba tener ese confiable monstruo de dos cabezas dadas las singulares condiciones climáticas (lluvia) en las que se encontraba, Manning hizo los ajustes necesarios para adaptarse correctamente a las circunstancias y simplificar; renunciado al plan de juego que estaba forzando al principio del mismo, y generando así grandes dividendos para su causa. Las 264 yardas combinadas que produjo el backfield de los Colts lo llevaron eventualmente a él a sostener finalmente el trofeo Lombardi, y tanto a Rhodes como a Addai a ganarse un lugar especial en esta clase de ejercicios. Porque influir así en un Macho Alfa para que haga lo correcto nunca es sencillo y tiene su chiste. Y por supuesto que merece su recompensa.

 

8.- Super Bowl VI

  • MVP: QB Roger Staubach (Dallas Cowboys)
  • Verdadero MVP: RB Duane Thomas, Dallas Cowboys

Para demostrar que Duane Thomas merecía un poco más que un anillo de  campeonato tras su proceder en el sexto Super Bowl, primero necesitamos fundamentos concretos. Y al desmenuzar las estadísticas del triunfo de los Dallas Cowboys sobre los Miami Dolphins en el estadio de Tulane (en Luisiana), celebrado el domingo 16 de enero de 1972, los siguientes datos salen a relucir:

  • RB Duane Thomas: 19 acarreos para 95 yardas; 3 recepciones para 17 yardas; 1 TD.
  • QB Roger Staubach: 12 completos de 19 envíos para 119 yardas; 5 acarreos para 18 yardas, 0 TD.

Pero como los números son fríos y luego lo que se necesita es el calor de una apreciación, a continuación cito a Roger Staubach, quien fuera designado como Jugador Más Valioso del Super Bowl VI:

Probablemente la actitud de Duane Thomas hacia los medios durante la semana del Super Bowl fue lo que me consiguió el [premio como] Jugador Más Valioso. Duane era el tipo al que Miami no podía parar. El tuvo un gran juego, pero ellos probablemente dijeron: ‘Bueno, Roger lo hizo bien, así que démoselo a él’ ”.

 

7.- Super Bowl XI

  • MVP: WR Fred Biletnikoff (Oakland Raiders)
  • Verdadero MVP: LT Art Shell y LG Gene Upshaw, Oakland Raiders

Si una conclusión me quedó bien clara del Super Bowl que se llevó a cabo en el Rose Bowl de Pasadena, California en 1977, es que básicamente, lo que los Oakland Raiders quisieron hacer ese día fue imponer su voluntad sobre los Purple People Eaters de Minnesota. Y como fue en el juego terrestre donde encontraron la mejor vía para comunicar ese mensaje, por eso me resulta curioso que el galardón al MVP del Super Bowl haya descansado precisamente en el receptor Fred Biletnikoff. Porque con todo y que Biletnikoff tuvo 3 atrapadas con las que dejó en el umbral de la anotación a los Raiders, el impacto que tuvo el lado izquierdo de la línea ofensiva de los Raiders -conformada por los futuros miembros del Salón de la Fama, Art Shell y Gene Upshaw– fue lo que los llevó a arrasar con los campeones de la Conferencia Nacional. Y para muestra está este botón que yo mismo cosí (o sea, verifiqué): de las 52 veces que corrieron los Raiders en el partido (para un total de 266 yardas; 137 de ellas de Clarence Davis), sólo 10 fueron por el lado derecho.

 

6.- Super Bowl XXXVI.

  • MVP: QB Tom Brady (New England Patriots)
  • Verdadero MVP: CB Ty Law, New England Patriots

La sustitución que hago de Tom Brady por el legendario CB de los New England Patriots en cuanto a la consideración como Jugador Más Valioso del Super Bowl XXXVI, obedece a una importantísima cuestión filosófica. Y es que aun cuando reconozco que la actuación del entonces “desconocido” QB fue fundamental para que los Patriots dieran la puntilla y concretaran uno de los campanazos más grandes en los anales de la historia deportiva, mi sentir no deja de marcar que la intercepción que Ty Law regresó 47 yardas para anotación y que formó parte tanto de una actuación individual redonda como de una victoria grupal de los Pats por 20-17, fue la jugada que marcó el rumbo definitivo del partido. Porque conscientes como estábamos todos los que vimos el juego de que en algún punto del mismo la ofensiva de los St. Louis Rams iba a tomar las riendas del encuentro -y que a final de cuentas se dio-, era evidente que lo que necesitarían los Patriots era encontrar la manera de aguantarlos lo más posible para que ese momento se retrasase y ellos aprovechar. Razón por la cual ese balón perdido tomó gran valor trascendental, ya que además de voltear una pizarra que estaba adversa, creó de tajo una separación lo suficientemente grande entre los equipos. Por lo menos, para ya no ser remontada.

 

5.- Super Bowl I

  • MVP: QB Bart Starr (Green Bay Packers).
  • Verdadero MVP: WR Max McGee, Green Bay Packers

 

La producción total de Max McGee en toda la TEMPORADA para los Green Bay Packers fue de 4 atrapadas para 91 yardas y 1 TD. Tan seguro estaba que no participaría en el Super Bowl I, que se fue de parranda la noche anterior involucrando mujeres Y alcohol. Tan indispuesto se sentía al día siguiente que, para curarse en salud, le dijo al TITULAR en su posición, Boyd Dowler, que “esperaba que no se lesionara porque no estaba en buena forma”. Tras echarle la sal a Dowler y verlo salir lesionado temprano en el juego, tuvo que echar mano de un casco que no era el suyo porque se le olvidó llevarlo. Y no obstante eso, se convirtió en la fuerza estabilizadora de un equipo que estaba “demasiado precavido” al inicio (palabras de su capitán, Willie Davis) para conseguir 7 recepciones para 138 yardas y 2 TD’s ante los Kansas City Chiefs. Ni hablar. Max McGee se merecía el MVP

 

4.- Super Bowl IX

  • MVP: RB Franco Harris (Pittsburgh Steelers)
  • Verdadero MVP: DT “Mean” Joe Greene, Pittsburgh Steelers

Franco Harris tuvo números de locura a la ofensiva (34 acarreos, 158 yardas, 1 TD) el 12 de enero de 1975 (en la victoria de los Acereros por 16-6), pero la perspectiva la pongo yo en este momento. Y es que ustedes me perdonarán, pero cada vez que veo que la unidad defensiva de un equipo maniata completamente a la ofensiva de otro (como la Cortina de Acero hizo con los Minnesota Vikings al no permitirles un solo punto en ataque ese día en Luisiana), además de conseguir la primera anotación del partido (un safety) rumbo a conquistar el primer Campeonato de la franquicia, pues me entran unas ganas locas que darle reconocimiento principal a los jugadores que la integran. Señalando puntualmente en este caso al tacle defensivo y futuro actor de culto, Joe Greene, quien por el diámetro de un cabello le ganó a un fabuloso LC Greenwood como mejor jugador en ese día ante mis ojos. En virtud de su intercepción, su balón suelto recuperado, y la incuantificable dosis de intimidación que exudó en la jornada.

 

3.- Super Bowl VII

  • MVP: S Jake Scott (Miami Dolphins)
  • Verdadero MVP: DT Manny Fernández, Miami Dolphins

 

¿Se imaginan dar la actuación de su vida, en el juego más importante de todos, en el que tanto te da la revancha por la decepción del año anterior como te consagra a perpetuidad, y aun así pasar inadvertido? Pues eso mismo le pasó al tacle defensivo de los Miami Dolphins, Manny Fernández. Cuyas 17 tacleadas (11 solo) en el juego realizado el 14 de enero de 1973 pasaron literalmente de noche, cuando el encargado del único voto para Jugador Más Valioso, el reconocido periodista Dick Schaap, se cabeceó durante el partido, declarando posteriormente que se despertó a tiempo para ver las 2 intercepciones que hizo el safety Jake Scott, pero que no estuvo lo suficientemente alerta para ver la impresionante intervención de Fernández. Ahora bien, no es mucho de mi agrado manifestar objeción por la designación de Scott como Jugador Más Valioso del séptimo numeral romano, puesto que el defensivo secundario bien contribuyó con sus dos intercepciones (una espectacular al inicio, y una oportunista al final) a que los Miami Dolphins concretaran la única campaña perfecta en la historia de la NFL. Pero alguien le tiene que hacer justicia al hombre.

 

2.- Super Bowl XXV

  • MVP: RB Ottis Anderson (New York Giants)
  • Verdadero MVP: RB Thurman Thomas, Buffalo Bills

Muy al principio, al igual que expertos como Paul Zimmerman de la revista Sports Illustrated y algunos más, yo también estaba maravillado con el extraordinario desempeño dual –135 yardas por tierra, 55 por aire, 1 TD- que, en una causa perdida, Thurman Thomas tuvo en el Aniversario de Plata del Super Bowl. Pero la verdad sea dicha, yo no tenía problemas con que Ottis Anderson fuera nombrado MVP del juego que se llevó a cabo entre los Buffalo Bills y los NY Giants (que ganaron los Giants 20-19) -y mucho menos se me hacía descabellada la designación. Simplemente, porque la actuación del que una vez fuera jugador de los Rams (21 acarreos para 102 yardas; 1 recepción para 7 más; 1 TD) satisfizo más que adecuadamente las necesidades puntuales de su equipo (controlar el balón, y por ende el reloj de juego) para darse la oportunidad dar obtener un segundo Trofeo Lombardi en 4 años. Pero es la revelación posterior de que una actuación sobresaliente de Thomas no solo estaba presupuestada, sino que había sido fomentada por el mismísimo coordinador defensivo de los Giants, Bill Belichick (como parte de un planteamiento ganador), lo que me hizo cambiar de opinión respecto a la nominación de Anderson. Porque si eras tan importante como para ser considerado vital por los dos equipos en competencia, y respondiste con creces a las expectativas de ambos, lo más justo era que ganaras ese día…por lo menos algo.

 

1.- Super Bowl XLIX

  • MVP: QB Tom Brady (New England Patriots)
  • Verdadero MVP: CB Malcolm Butler, New England Patriots

De haber terminado de otra manera, es casi seguro que tras un breve reconocimiento a Julian Edelman, la actuación de Tom Brady hubiera sido indiscutiblemente para mí, como la digna de recordar del Super Bowl XLIX. Pero sencillamente no me puedo abstraer, a la clase de magnitud contenida en ese balón que Malcolm Butler le interceptó a Russell Wilson al cierre del partido. Porque si nos despojamos de todo lo que vino detrás en el juego, y nos detenemos a sopesar que más que disputar un trofeo Lombardi, los legados de altos vuelos como el de Brady, el de Bill Belichick, el de Pete Carroll, el del mencionado Wilson, el Legion of Boom y hasta el de Marshawn Lynch se vieron afectados por esa jugada específica para ganar o perder, el cambiar de manos el trofeo del MVP apenas empezaría por darle la justa dimensión a lo que hizo un entonces desconocido. Porque la historia de la NFL cambió ese justo instante. Y Butler fue quien la cambió.

Comentarios



Staff 1y10

Estos posts son elaborados por la redacción de Primero y Diez. En estos links puedes contactar a cada uno de nuestros columnistas: Alberto Mussali, Luis Obregón, Jorge Tinajero y Ulises Harada

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA