Packers-Brett-Favre

¿Por qué soy fan de Brett Favre?

NOTA: Yo crecí viendo jugar a Brett Favre. De hecho yo debería ser fan de los Packers, pero el destino y la mala suerte me llevó hacia otro lado. Este es un post que intenta explicar mi fanatismo hacia uno de mis jugadores favoritos en la historia de la NFL. Creo que todos ganamos al ver jugar a Brett Favre.

No importa cuál sea tu equipo favorito. Si te gusta la NFL sin duda es un día especial ya que vamos a ver la “reconciliación” de Brett Favre con Green Bay. Es decir, durante el medio tiempo de Green Bay vs Chicago van a retirar el legendario número 4 en el Lambeau Field.

Y les voy a contar una pequeña historia por que probablemente con lo único que muchos se quedan de Brett Favre en con los últimos años de su carrera, algo que me parece completamente injusto.

Imagina que es lunes y debes de ir a trabajar. Sin embargo un par de días antes te sucede alguno de estos escenarios:

  • Tienes las costillas rotas y te cuesta trabajo respirar
  • No tienes fuerza en la mano derecha y con trabajo puedes lanzar un balón (o usar una computadora, manejar, etc.)
  • Tu padre falleció
  • Le detectaron cáncer a tu esposa

Probablemente todos dejaríamos a un lado nuestro trabajo para atender cualquiera de estas situaciones (o muchas otras más). La diferencia es que Brett Favre amaba (o ama, por eso fue tan difícil para él decidir dejar de jugar) su trabajo el cuál consistía en lanzar pases. Para él fue una terapia, una forma de evadir una realidad dolorosa o simplemente el gusto de jugar en la NFL era superior a cualquier dolor físico o emocional.

Y quien vio a Brett Favre jugar, incluso hasta en sus últimos momentos, no puede negar que de los más de 100 jugadores que estaban en el campo él era el más feliz de estar ahí. ¿Y por qué soy fan de Brett Favre?

1.- Es un tipo que irradia una gran energía.

A menos de que odies a los Packers por principio, es innegable que Brett Favre contagia una buena actitud y “vibra” a todos, desde sus compañeros de equipo y las personas que lo ven jugar. Ver celebrar a Brett Favre por un pase completo, leer sobre las bromas que les jugaba a sus compañeros de equipo o coaches es un deleite.

Y al final Brett Favre es muy identificable a cualquiera que jugó (o juegue) tochito/americano en cualquier forma y que tuvo la oportunidad de lanzar un pase. Si mientras leen esto no sonríen (si es que aplica) probablemente no tengan alma. A Brett Favre no le importaba mostrar esa alegría jugada a jugada. Eso lo respeto cada vez más en una NFL llena de robots, jugadores buenos pero grises que parece que sufren más de lo que disfrutan o que son tan metódicamente “perfectos” que han olvidado la dicha de tener la oportunidad de salir y lanzar unos pases.

2.-  Su estilo de juego.

En la NFL actual es casi un pecado lanzar una intercepción. Criticamos a tipos como Tony Romo que intentan hacer algo fuera de lo común, lanzar pases cruzados o a triple cobertura, tratar de buscar alguna solución. Es más, no sólo los criticamos, los crucificamos. ¿Y saben de dónde aprendió eso? Tony Romo era fan de Brett Favre cuando era niño.

Conocido como el viejo gunslinger, Brett Favre siempre tuvo un cañón en el brazo y una gran confianza en sus habilidades. Mike Holmgren lo describió a la perfección como un jugador que podía hacerle decir: “No… no…. ¿Qué está hacien..? Bien! Bien! TD”. Su capacidad de generar jugadas de la nada, de no temer a la triple cobertura y poner un pase exacto o una intercepción lo hiceron muy famoso. Venga, para lanzar 336 intercepciones en tu carrera debes de ser bastante bueno… y Brett Favre lo era. De nuevo, a él no le preocupaban las estadísticas, el quería ganar. Favre era un jugador de los 70s (como Ken Stabler) pero con un brazo más fuerte y con una actitud de vivir o morir, aprovechando las facilidades para el juego aéreo en los 90. Y ojo, nunca tuvo un arsenal a su disposición o un WR de calidad Hall of Fame.

Al final del día Brett Favre es un jugador que te transmite algo. Puedes odiarlo o puedes ser su fan. Al recordarlo puedes sonreír o molestarte

3.- Es un ejemplo de superar la adversidad

O por decirlo de otra forma, no hay jugador con más “huev…” en la historia de la NFL. A Brett Favre le pasó de todo durante su racha de 298 juegos como QB titular en esta liga y a pesar de cada semana podíamos estar seguros de verlo jugar, bien o mal. Favre tiene probablemente uno de los juegos más emotivos en la historia de la NFL, en donde los fans de los Raiders le aplaudieron todo por el hecho de jugar casi perfecto una noche después de que su padre murió. LOS FANS DE LOS RAIDERS

También es un ejemplo de lo que es ser un gran compañero. Si no recuerdan cuando Warren Sapp le dio un golpe sucio a Chad Cliffton, el primero que fue a encarar a uno de los mejores jugadores defensivos y de la NFL y reclamarle en la cara fue Favre…

¿Qué aprendí de ver jugar a Brett Favre?

  • Disfruta de lo que haces
  • Hay que arriesgarse para ganar
  • Lealtad

Todos sus récords están cayendo y está bien (nada dura para siempre). La NFL es mucho más moderna y protege más a los QB que cuando él jugaba. Sin embargo dudo que alguien se acerque a la marca de más partidos como titular de forma consecutiva. Elisha Nelson Manning es quien más se acerca con 177 juegos seguidos como titular. Para ponerlo en contexto, tendría que jugar 7 años más (hasta sus 41) sin perderse un sólo partido para estar cerca del récord. Ya vimos que los QB en la NFL tienen fecha de caducidad, por lo que se ve muy complicado. El “hombre de acero” es uno de los mejores reconocimientos que se le puede dar.

Su lugar en la historia.

Creo que Brett Favre es un tipo único en la NFL (como todos pues, pero especial). Uno de los mejores brazos en la historia de la liga, un tipo que podía improvisar como nadie y completamente impredecible. Si me presionan, podría decir que nadie ha tenido un mejor periodo de 3 años como QB que él (del 1995 a 1997, cuando fue MVP tres veces).

¿Es un top 5 en la NFL? Seguro si, su único defecto fueron los Playoffs, en donde a pesar de tener marca ganadora y sólo 3 one and done, sus fallas en las Finales de Conferencia fueron letales.

A pesar de eso, de los problemas por sus múltiples retiros, del sacrilegio de pisar el Lambeau Field y ganar con el jersey de los Vikings, de sus fotos indecentes a reporteras de New York o del final de su carrera para el olvido Brett Favre es una de las más grandes personalidades en la historia de este deporte.

Al final del día Brett Favre es un jugador que te transmite algo. Puedes odiarlo o puedes ser su fan. Al recordarlo puedes sonreír o molestarte. Para mi eso es algo invaluable, cerrar los ojos y verlo festejar cargando a Greg Jennings cuando rompió el récord de pases de TD. O verlo llorar anunciar su retiro. Podría escribir muchas palabras más sobre él, sin embargo me quedo con los recuerdos y sonrío como Brett Favre…

Comentarios



Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.

3 Comments

  1. Aplausos Ulises!!, también leí el post de Mariano Tovar(Diario AS) en serio me gustaría poder haber disfrutado al 4 como Uds. y hablar maravillas de un ser humano que dio tanto al football. Siento envidia ya que comencé en la NFL recién desde la temporada 2014-2015 pero espero que ese jugador sea el 4….. pero de los Raiders. Saludos desde Perú.

    P.D: Aún mis amigos se burlan de mi por ver los domingos de football y encima con Von Rossum narrando. Pobre de mi ;(

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA