nygvscowboys

5 Observaciones sobre la victoria de los Giants ante los Cowboys

En un partido que de espectacular y bien jugado tuvo muy poco, los Giants se impusieron en casa a los Cowboys. Con este resultado los de New York se colocan con récord de x-x, mientras que los de Dallas se van al fondo de su división con 2-4.

A continuación, algunas observaciones del partido a sólo unos minutos de haber terminado:

Panini Ad

 

1. La ofensiva de los Giants es inoperante.

Con menos de 300 yardas netas totales de ofensiva, con sólo tres de 11 conversiones en tercer down y sólo un touchdown, no es posible decir algo diferente.

Constantemente se colocan a sí mismo en posiciones comprometidas y ahogan sus propios drives. En su favor, saben aprovechar las oportunidades para generar jugadas grandes como escapadas por tierra y pases largos.

Confiar en que tu defensiva se robe constantemente el balón y que los equipos especiales hagan el trabajo, no es sostenible.

 

2. Otra defensiva oportunista en New York

Sin importar cómo lleguen las oportunidades, es importante que la defensiva las aproveche y las sepa capitalizar.

Robándose tres intercepciones del QB contrario, hicieron lo mejor que pudieron para facilitarle las cosas a su equipo, sin duda, algo digno de destacar.

El CB Dominique Rodgers-Cromartie, sin duda dio la nota al llevarse dos intercepciones, una de ellas devuelta hasta TD.

Con esto nos damos cuenta de que en New York, no sólo los Jets tienen una defensiva que aprovecha las oportunidades que su rival le da, sino que también lo hace la de los Giants.

 

3. El regreso del juego terrestre de los Cowboys

Si hubo una buena señal para los Cowboys, fue que su juego terrestre lució revitalizado, y no, no fue gracias al tan mentado “incremento de trabajo” de Christine Michael, fue gracias a una actuación mucho más sólida de la línea ofensiva y de un claro compromiso por parte de los coaches.

Tras una lesión del titular Joseph Randle, temprano en el partido, el peso recayó en Darren McFadden, quien por primera vez desde septiembre de 2013, tuvo un partido en el que corrió para más de 100 yardas, acumulando 152 en 29 acarreos, su total mas alto desde diciembre de 2012.

Definitivamente una señal muy positiva para los de la Estrella Solitaria, quienes además lograron limitar el número de pases a sólo 27.

 

4. Bradon Weeden – Matt Cassel

Mucho se habló del cambio de QB en los Cowboys; salía Brandon Weeden y entraba Matt Cassel, para muchos era lo que el equipo necesitaba, para otros no.

Siempre se dijo que lo importante para ambos, era no perder el balón. Weeden, en tres partidos, lanzó una interceción, Cassel, por su parte lanzó 3 en series ofensivas consecutivas.

Afortunadamente, para el #16 cada estadística tiene una historia detrás y gracias a ello podemos ver que la primera intercepción se debió a una pésima ejecución de una trayectoria de comeback del WR Terrance Williams.

La diferencia entre ambos jugadores me parece que está en el espíritu que demuestran en el campo, mientras Weeden se ve asustado la mayor parte del tiempo, Cassel parece tener memoria corta, ya que después de las intercepciones, seguía buscando a sus receptores en trayectorias largas y afuera de los números.

No faltarán ahora las voces que pidan de vuelta al pelirrojo #3, sin embargo Jerry Jones declaró después del partido, que será Cassel wuien guíe a la ofensiva de los Cowboys hasta el regreso de Tony Romo.

 

5. Equipos Especiales.

El contraste fue claro entre los equipos. Para los Giants, Dwayne Harris tuvo la oportunidad de demostrarle a los Cowboys lo que dejaron ir con un regreso de Kickoff que le mató todo el posible momentum a sus rivales. Además, el Punter Brad Wing realizó un despeje envidiable en el último cuarto cuando los Cowboys buscaban una última oportunidad para empatar el partido; el cual hizo que Cole Beasley, retrocediera unas 10 yardas para intentar realizar la atrapada.

Aquí es donde hacemos la transición a los Cowboys, el ya mencionado Beasley, empleó la peor técnica para realizar la atrapada, no pareció decidir si iba a recibirla con las manos o con los brazos; se quedó a la mitad y el balón le pegó en el pecho quedando libre para que los Giants lo recuperaran.

Cuando tu ataque es lo suficientemente mediocre como lo son los de estos dos equipos, necesitan que los equipos especiales realicen este tipo de jugadas en su favor, ya que es imperativo encontrar formas de manufacturar puntos. Así los Giants se quedaron con la victoria.

Comentarios



Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA