Noticias
candlestick1

43 años, 43 momentos de Candlestick Park. (Parte 3)

Cerramos con la tercera parte de los 43 momentos en el histórico Candlestick Park, casa de los San Francisco 49ers por 43 años, ahora que finalmente fue derrumbado. No olvides visitar la parte 1 y la parte 2 de este artículo escrito por Enrique Siu (@EnriqueSiu)

Parte 1

Panini Ad

Parte 2

 

LOS 43 MOMENTOS DEL CALDESTICK PARK

(14-1)

***

14)   The Catch, parte II: El Milagro – 3 de Enero de 1999

La magnífica atrapada de Terrell Owens -en medio de una doble cobertura inmisericorde- se gana este sitio en el inventario, porque en verdad es evidencia contundente de que hubo fuerzas supremas que se pusieron del lado de San Francisco en este juego de Wildcard -correspondiente a la temporada de 1998. ¿Quieren reafirmación? Bueno, pues ni siquiera tomen en cuenta que nada más en esa última posesión de los 49ers, JJ Stokes tuvo su mejor momento vestido de dorado; o que Marc Edwards tuvo que dejar 5 kilos y 2 años de vida para ganar 3 yardas; o que le dejaron de marcar a Jerry Rice un balón suelto clarísimo; o que Steve Young casi se cae antes de lanzar el pase del triunfo. Ni hablemos tampoco que Owens ya estaba en su punto emocional más bajo, al haber dejado caer tres potenciales recepciones. No, sólo consideren esto: antes de este partido, Brett Favre había ganado los 5 juegos en los que había enfrentado a los Niners; y después del mismo, les ganaría 6 más en fila antes de irse de Green Bay. En total, Favre terminó su ciclo de 16 años como Packer con una increíble marca de 11-1 ante los de la Bahía, siendo la inverosímil engarzada de T.O. la responsable de causar la única “mancha” en ese expediente. Y así quieren que uno se vuelva ateo…

 ***

13)   Tony González se involucra en el Realismo Mágico – 12 de Noviembre de 2000

De haber conocido la saga del fotógrafo Mickey Pfleger, estoy seguro que el orgullo de los Kansas City Chiefs se hubiera vuelto un consentido de Gabriel García Márquez. Y la razón para ser tan asertivo tiene que ver con el hecho, de que cuando Tony González se estampó contra el profesional de la lente mientras competía en la semana 11, lo que menos pensaba entonces era que le estaría haciendo entrega de algo invaluable al hasta entonces desconocido. Porque a raíz de los estudios que le realizaron tras el encontronazo que le causó una conmoción cerebral, a Pfleger le detectarían un tumor en la cabeza del que no se había percatado, y que le trataron a la brevedad. Pfleger ultimadamente fallecería 10 años después debido a complicaciones generadas por ese tumor, pero el detalle perdura: de que más que vida, lo que González le obsequió en esa instancia fue tiempo. Lo cual es fantástico. Ya que como sabemos, no se puede disponer así como así. Por lo que deseo que lo haya aprovechado.

***

12)   El cambio de estafeta – 17 de Diciembre de 2000

El último día que Jerry Rice se pondría el uniforme de los San Francisco 49ers coincidió con el día que su compañero Terrell Owens fijaría el entonces récord de más recepciones en un partido (20). Donde el simbolismo no podría ser más contundente para aclarar, el porqué los Niners lucharían por mantener una estabilidad ganadora en los siguientes años: Y es que de poco sirve que al que dejes como principal encargado del changarro tenga excelentes manos, si es que no tiene también buenas prioridades. Como era en el caso del que se iba.

 ***

11)   Los 49ers se rehúsan a darle entrada a los Eagles – 22 de Diciembre de 2001

Aviso oportuno: Si paras a tu rival 7 veces consecutivas en zona de gol, con 6 de ellas arrancando dentro de tu yarda 2, en una instancia en la que defendías una ventaja de 3 puntos al iniciar el 4to Cuarto, tienes lugar garantizado en un conteo como éste.

Y sí. Los 49ers terminaron ganando 13-3 este partido decembrino de la semana 15.

 ***

10) T.O., el usurpador – 15 de Diciembre de 2002

¿Conque haciéndole a los pompones después de anotar? Qué más les digo. Ese Terrell Owens sí que era todo un loquillo.

 ***

 9)      El memorable achique de los Giants  – 5 de Enero de 2003

En el papel, la versión 2002 de los N.Y. Giants que viajó a San Francisco para participar en la ronda del WildCard de ese año estaba definitivamente más redondeada que la de los 49ers. Tenían mejor ofensiva, mejor defensiva; mantenían elementos clave con experiencia reciente en el Super Bowl (Strahan, Collins, Sehorn); y hasta a su mejor jugador (Tiki Barber) le caía bien su head coach (Jim Fassel). Pero lo que les sobraba en talento a esos neoyorquinos, les faltaba en corazón. Y a eso se debe puntualmente que salieran de la Bahía con una derrota, que de no ser por los Houston Oilers de ’92, hubiera sido la peor de post-temporada en esa coyuntura. Ya que de otra manera, no se puede explicar que teniendo una ventaja de 24 puntos con un poco más de 17 minutos restantes en el juego, sobre un equipo liderado por el nada estable Terrell Owens, y que despediría a su entrenador (Steve Mariucci) en cuestión de poco más de un mes, se les haya venido el mundo encima. Los Niners tuvieron su mérito, claro está, y ése consistió en hacer lo que les correspondía, hasta que fueran los Giants a quienes los apresara el miedo. Lo que bien se representó, en lo que sería la última jugada del partido.

Para desgracia de Trey Junkin.

 ***

8)       Mike Nolan enfrentando al Sistema…y ganándole – 19 de Noviembre de 2006

Mike Nolan

Tras haber sido elegido como entrenador en jefe de los 49ers el 17 de Enero de 2005, Mike Nolan tomó como una de sus prioridades el pedirle permiso a la Liga para poder usar traje y corbata para desempeñar sus funciones. Esto, como un sentido homenaje a Dick Nolan –su padre-, quien luciera similar indumentaria como entrenador de los 49ers en su primera época grande al inicio de la década de 1970. Dicha petición fue resistida de manera inicial por la NFL, debido al compromiso comercial que la Liga tenía con Reebok para vestir solamente artículos de la marca, y donde al momento no se contemplaban prendas tan formales en su catálogo. Pero eventualmente pudo más la convicción de Nolan. Y en el juego como local de los californianos dentro de lo que fue la Semana 11 de 2006, cuando Nolan portó un atuendo que Reebok le fabricó especialmente para satisfacer sus requerimientos, el head coach de segundo año conquistó -consciente o inconscientemente- una de las victorias más grandes en los anales de la historia deportiva, al conseguir que fueran las organizaciones los que se adaptaran a él, y no al contrario. Ya que si algo bien caracteriza a los consorcios capitalistas es que ciertamente les gusta proteger de manera recelosa sus convenios económicos sin dar margen de flexibilidad. Y si no me creen, pregúntenle a Robert Griffin III.

***

7)       Gracias a Mike Singletary, la vida puede imitar el arte – 26 de Octubre de 2008

Es de dominio público que, a partir de este encuentro contra los Seattle Seahawks – correspondiente a la semana 8 de la temporada de 2008-, la carrera de Vernon Davis sufrió una transformación. Pero es debido al procedimiento que empleara el que fuera linebacker estrella de los Chicago Bears para provocar eso, que se nos simplifican las cosas. Porque sin usar estadísticas, declaraciones o evaluaciones que así que lo reflejasen, es tan sólo ocupando una página del libro de cierta serie de televisión exitosa, que ustedes pueden ver justo el cuadro en que sucede, el que sería un cambio hacia lo positivo. Con toda claridad.

 ***

6)      La vez que el Candlestick quedó mal parado – 19 de Diciembre de 2011

No faltará quien diga que parece banal o hasta perverso, el darle cabida a esta reminiscencia, en lo que de suyo es el espacio de una celebración. Pero a mí me parece no sólo justificado sino imperativo, el recordar el día que el Candlestick Park fallara grandemente en cumplir su función, no una, sino dos ocasiones en el mismo juego (de Lunes por la noche, contra los Steelers, en la semana 15), al experimentar problemas con un transformador. Si tan sólo porque ninguna historia estaría completa sin sus correspondientes prietitos en el arroz.

 ***

 5)      The Catch, parte III: La Membresía vitalicia – 14 de Enero de 2012

A uno ya se le terminó el crédito y al otro parece que no tarda en acabársele -sin que hayan podido adquirir para lo que se metieron a la tienda. Pero a menos de que alguno de los dos se involucre en un escándalo tipo Aaron Hernández en el futuro, tanto Alex Smith como Vernon Davis siempre, siempre, siempre serán bien recibidos por parte de la organización de los 49ers, a raíz de su combinación para definir este vertiginoso juego Divisional de la NFC entre los Niners y los New Orleans Saints, correspondiente a la temporada de 2011. Ya que nunca debe subestimarse el valor que tiene el perpetuar ciertas tradiciones.

 ***

4)      Lawrence Tynes confirma su misión en la vida – 22 de Enero de 2012

Y ésa es: la de ultimadamente aguarle la fiesta a los que son sus anfitriones. Puesto que armado con el recuerdo de que ya antes le había ganado a los Green Bay Packers -en su terreno, y en tiempo extra- el juego de Campeonato de la NFC en enero de 2008; y de que igualmente les sacó el juego de la bolsa a los Dallas Cowboys en el último suspiro de la inauguración del ahora llamado AT&T Stadium en 2009, es que me sentía seguro de que Tynes acertaría el intento de gol de campo de 31 yardas, que merecidamente mandaría a los N.Y. Giants al Super Bowl XLVI –tras ganar el juego de Campeonato de la NFC de 2011-, y que dejaría corazones rotos en la Bahía. Y para esto, yo creo que mientras a este pateador escocés lo emplearon los neoyorquinos, el espíritu de William Wallace lo invadió. Porque vaya que respondió a la hora buena cuando lo adornaba el azul y no era el favorito.

 ***

3)      Colin Kaepernick se manifiesta como el “Coco” de los Packers – 12 de Enero de 2013

Las imágenes del récord histórico que consiguió el QB Colin Kaepernick en la temporada de 2012 -al obtener 181 yardas por tierra en el juego Divisional entre los 49ers y los Packers-, están arriba.

Y a continuación, está la secuela que dejó…

meme

***

2)      El final soñado – 23 de Diciembre

Efectivamente un desenlace soñado. Porque con la historia del Candlestick Park a punto de cerrarse, y siendo amenazada de última hora por los Atlanta Falcons de tener un término negativo, la intercepción de NaVorro Bowman –y su consiguiente regreso para anotación- para amarrar el partido, no pudo ser el mejor final que el estadio pudo merecer, tomando en cuenta que Bowman fuera pieza instrumental para voltear la temporada 2013 de los 49ers cuando estaban en su peor momento. Quedando para siempre grabado, que no sólo se conseguiría un pase un pase de playoffs esa noche, sino que tanto al público como a todas las leyendas que regresaron al estadio a despedirse del coloso, se les compartió la satisfacción de haber cumplido la misión que les encomendó Jim Harbaugh a sus jugadores antes del partido: La de no regar el tepache.

 ***

 1)      The Catch – 10 de Enero de 1982

Déjenme ahorrarles la pregunta de por qué rompí el riguroso orden cronológico que llevábamos al hacer esta remembranza, ya que es muy fácil de justificar:

Y es que de todos los recuerdos que hay de Candlestick Park, la conexión Joe MontanaDwight Clark que se dio en el juego de Campeonato de la NFC de 1981 para vencer a los Dallas Cowboys, y con la que nació una dinastía, siempre –pero siempre- será la más importante.

 ***

 Hecho por Enrique Siu ( @EnriqueSiu)

Comentarios



Staff 1y10

Estos posts son elaborados por la redacción de Primero y Diez. En estos links puedes contactar a cada uno de nuestros columnistas: Alberto Mussali, Luis Obregón, Jorge Tinajero y Ulises Harada

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA