Noticias
m-lynch-sb

El misterioso y efectivo Marshawn Lynch

Recientemente muchos apuntan a este running back de los Seahawks como un tipo rebelde ante los medios pero para su equipo es el efectivo Marshawn Lynch dentro del campo.

 

Proveniente de una familia donde creció sin su padre y su madre cargó con el peso de su educación, Lynch creció en una zona complicada en Oakland con problemas de delincuencia. Cuando tenía alrededor de 11 años, él se visualizó jugando en la NFL, sueño que le impulsó a realizar la promesa a su madre de regalarle una casa.

 

En 2007, siendo jugador elegible para el NFL Draft y viniendo de Universidad de California, Marshawn Lynch fue seleccionado con el pick 12 en la primera ronda cuando Dick Jauron era el head coach de Buffalo Bills. Fue entonces cuando este jugador que solía recibir “píldoras de poder” (como su madre le llamaba a los Skittles) rumbo a los partidos cuando jugaba de niño, pudo cumplir su promesa.

 

Sin duda el cambio a la ciudad de Buffalo no fue del todo beneficioso para este running back, a pesar de que consiguió rebasar las 1,000 yardas por acarreo en sus 2 primeras temporadas. La lejanía de su madre y familia nunca fue algo positivo y poco a poco comenzó a involucrarse en problemas legales como aquella ocasión que fue detenido por posesión de armas.

 

Parece que la autoridad y tipo de disciplina de Jauron no fue benéfico en su carrera. Jauron tuvo problemas con el staff ofensivo a principios de temporada en 2009 y terminó por ser despedido en Noviembre de 2009, quedando Perry Fewell como head coach por el resto del año. Esa temporada Lynch sólo consiguió 450 yardas terrestres en 13 juegos en los que participó.

 

La incomodidad de Lynch dentro de Buffalo era evidente. En 2010 fue nombrado Chain Gailey como head coach en Buffalo y no tardó en tomar la decisión de mandar a Marshawn Lynch por una cuarta y quinta ronda a Seattle en la semana 5, justo cuando Seahawks estaba en su ‘bye week’.

 

La carrera de Marshawn fue rescatada sin lugar a dudas. Pete Carroll conocía muy bien a Lynch cuando era el head coach en USC y el running back estaba en U Cal. Lynch se acercó a su familia y a su madre jugando en Seattle, pero lo mejor de todo para él fue cuando Carroll le dijo que no intentaría que fuesen iguales pero que quería que jugase como si fueran uno mismo. Por fin Lynch pudo sentirse cómodo y se notó de inmediato.

 

Creo que fue lo mejor que pudo haber hecho Carroll. El éxito reciente de esta franquicia está basado en Marshawn Lynch y su poderoso ataque terrestre. Desde su llegada en 2010, Carroll los ha llevado a los playoffs en 4 de sus 5 temporadas con el equipo y a excepción del primer año cuando llego a jugar 12 juegos, Lynch ha conseguido rebasar las 1,000 yardas por tierra y ha conseguido ser clave en el éxito del equipo. ¿Quién no recuerda la escapada para touchdown ante el favorito Saints en los playoffs de 2010?

 

Beast Mode ha conseguido 8 touchdowns en playoffs para Seahawks y tan sólo la final de la NFC, Lynch consiguió 157 yardas por acarreo de las cuales 120 fueron en el segundo cuarto. Ese es el nivel de confianza de Carroll en Lynch.

 

Sin Lynch, ¿Seahawks estuviera cerca de ganar su segundo Super Bowl de forma consecutiva? Difícil apostar por lo contrario. Creo que la defensiva de Seattle es muy buena y hace muy bien su trabajo pero sin un ataque terrestre confiable, habría mucha presión sobre Russell Wilson y posiblemente no tendrían el mismo éxito.

 

¿Tú que opinas?


¿Tendría Seahawks el mismo éxito sin Lynch?

Loading ... Loading ...

 

Comentarios



Jorge Tinajero

Socio fundador de Primero y Diez donde opera las entrañas del sitio además de hacer valiosas aportaciones de contenidos hablados y escritos. Aficionado a los Denver Broncos gracias a las épocas de John Elway que sembraron en él la idea de no claudicar a pesar de lo adversas que puedan parecer las circunstancias.

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA