Pete-Carroll

Las 10 razones por las que Seattle Seahawks puede ser dinastía

En los últimos 5 años los Seahawks se han convertido en uno de los equipos más dominantes en toda la NFL. El domingo 1 de febrero jugarán su segundo Super Bowl de forma consecutiva y parece que este equipo será protagonista por mucho tiempo. Aún falta mucho por jugar, pero el equipo de Paul Allen (no puedo dejar de pensar en esto cuando lo menciono) tiene la oportunidad de hacer algo especial. Estas son las 10 razones por las que Seattle Seahawks puede ser dinastía:

 

1.- Contratar a Pete Carroll y John Schneider

Primera gran genialidad de Allen. John Schneider fue un gran hombre de front office en Green Bay y trajo su magia a Seattle. El tipo es un genio detectado talento, pero su primer gran acierto fue el traer de regreso a Pete Carroll a la NFL.

 

Carroll llegó con una filosofía de competencia en todos los niveles, lo cual contrastaba enormemente con el fracaso de Jim Mora, el coach anterior en Seattle. Además era el momento ideal para el coach de los Trojans de regresar a la NFL en donde nunca pudo triunfar como coach.

 

Pete inyectó energía, mentalidad y su genialidad defensiva a este equipo, que tan sólo 5 años después se convertiría en lo mejor de la NFL.

 

2.- El “robo” de la última década

A mitad de la temporada 2010 los Bills cambiaron, por una selección de cuarta ronda y una de quinta, a Marshawn Lynch. Seattle obtuvo al alma de su ofensiva, a un tipo que ha sido el motor de los Seahawks y que ha hecho jugadas sorprendente tras jugadas sorprendentes. La más famosa fue en el duelo de Playoffs contra los Saints en 2010, pero Lynch es tan importante para este equipo que él fue el que revivió a Seattle en contra de Green Bay. El tipo entrega todo en cada acarreo, y lo mejor de todo es que lo obtuvieron casi de a gratis.

 

3.-  El primer draft mágico de Seattle en 2010

Los Seahawks se han caracterizado por tener grandes Draft, pero todo comenzó con  la primera oportunidad de Schneider y Carroll de hacer magia: 2010. Este Draft trajo para los Seahawks jugadores clave como Russell Okung, Earl Thomas, Golden Tate, Walter Thurmond y Kam Chancellor. Esta es una cantidad enorme de talento que llegó a revitalizar a Seattle.

 

4.- La joya de Richard Sherman

Tal vez el Draft 2011 no fue tan espectacular, pero los Seahawks encontraron al mayor robo de esta defensiva (sé que suena a sacrilegio, pero hasta el momento suena a un robo de proporciones como Joe Montana y Tom Brady): Richard Sherman. Con el pick 154 los Seahawks seleccionaron a Richard Sherman y lo han visto convertirse en el mejor CB de la NFL y en una de las caras de esta franquicia. Sherman no irá a ningún lado en los próximos años.

 

5.- Dejar competir a Russell Wilson

Fiel a su filosofía, Pete Carroll dijo en 2012 que los Seahawks iban a tener una competencia por el puesto de QB a pesar de haberle pagado una gran cantidad de dinero a Matt Flynn y tener como suplente a Tarvaris Jackson. En ese momento Russell Wilson era un novato seleccionado en la tercera ronda que había mostrado cosas positivas, pero nada más. En ningún otro equipo hubiera tenido la oportunidad de competir, pero Pete Carroll decidió nombrarlo titular en el tercer juego de pretemporada (aquí los highlights ).

 

Tan bien jugó que Pete Carroll decidió nombrarlo el QB titular de Seattle, puesto que no ha dejado ni un sólo partido hasta el día de hoy.

 

6.- Revivir al 12th man

Pete Carroll se encargó revivir al 12th man con talento y con un equipo competitivo. Dos temporadas antes de su llegada los Seahawks tuvieron un récord de 6-10 en casa. De 2010 a la fecha Seattle tiene una marca de 31-9, incluyendo un sorprendente 22-2 con Russell Wilson. Por eso ese estadio es un manicomio y uno de los más ruidosos de la NFL, y todo empezó con BeastMode en ese juego de Playoffs.

 

7.- #UMadBro?

Este es el momento en donde Seattle descubrió que podía ganarle a cualquier equipo de la NFL.  Los Pats siempre han sido un equipo dominante, pero en 2012 los Seahawks eran un equipo cualquier con un QB novato y una defensiva relativamente desconocida. Iban perdiendo 23-10 en casa con 9 minutos por jugar y lograron hacer una remontada histórica con un par de pases de TD de Wilson. Richard Sheman y Earl Thomas tuvieron un par de intercepciones, pero el momento clave fue al final de ese juego, donde Sherman puso en Twitter una foto de Tom Brady y él con la leyenda “#UMadBro?”. Este fue el juego donde la defensiva de Seattle ganó ese reconocimiento de ser una de las más físicas e intimidantes de la NFL y en donde obtuvieron su actitud. Seattle descubrió que le podía ganar a cualquiera.

 

8.- La derrota contra los Falcons en Playoffs

Esta es, hasta el momento, la única derrota de Russell Wilson en Playoffs. Los Seahawks iban perdiendo 27-7 en el último cuarto y lograron dar una remontada casi histórica al irse adelante 28-27 con 34 minutos por jugar. Con lo que no contaban era con un gran último drive de Matt Ryan que terminaría en el FG de la victoria de los Falcons.

 

Wilson fue espectacular en ese partido, pero lo mejor fueron sus palabras al final. En lugar de estar desmotivado y enojado, el QB de Seattle dijo esto:

“That’s just an amazing football team we have. … It’s a really good team and we’re just getting started.” (Tenemos un sorprendente equipo de football… es un gran equipo y esto apenas comienza)

 

Desde entonces los Seahawks no pierden en postemporada y son un equipo contundente en los momentos importantes. No han permitido resultados de este tipo en su contra.

 

9.- Saber deshacerse a tiempo de Percy Harvin

Esta es la genialidad de Pete Carroll y John Schneider. Percy Harvin llegó a Seattle en 2013 lesionado con el único objetivo de ser el X factor en los Playoffs (lo cual lo logró contra Denver en el Super Bowl XLIX). En 2014 se esperaban cosas espectaculares de él en esta ofensiva, sin embargo el experimento no funcionó y el ambiente se volvió tóxico (en algún periodo estuvieron 3-3). Harvin les costó varios picks, incluyendo una primera ronda y tuvieron que darlo casi de regalo a los Jets. El mensaje es claro: no importa quien seas, en Seattle no hay lugar asegurado para nadie (Y Richard Sherman lo ha reiterado en múltiples ocasiones, diciendo que si el jugara tan mal como Patrick Peterson ya lo hubieran cortado de Seattle).

 

10.- El milagro del Domingo

Tras leer todos los puntos anteriores lo que vimos el domingo anterior cobra un poco de sentido, sin embargo todas las grandes dinastías de la NFL tienen algún momento emblemático: Green Bay tiene el Ice Bowl, los Steelers “The Inmaculate Reception”, los 49ers “The Catch”, los Cowboys tienen a Leon Lett, los Pats el “Tuck Rule Game”). Este momento puede ser el referente por venir si es que Seattle se convierte en una dinastía.

Comentarios



Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.

2 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA