dez bryant

Dez Bryant y la recepción que no fue

Una jugada difícilmente determina de manera absoluta el resultado del partido. Yo soy de los que defienden que se gana o se pierde desde la semana de entrenamiento y durante cada uno de los 60 minutos de juego.

Sin duda, creo que hay jugadas que cambian la dirección del partido, después de todo, gracias a este tipo de momentos es que existen los jugadores estrella, son quienes hacen una jugada que modifica la inercia del partido y la mueve hacia el lado opuesto.

Lo mismo sucede con las decisiones de los referees, un castigo que se marca o deja de marcar provoca un cambio en el momentum del partido y entramos en el mundo de las suposiciones, en el “¿Qué hubiera pasado si…?”. Eso nadie puede saberlo con certeza.

Desafortunadamente, el resultado de los dos últimos encuentros de la temporada 2015 de los Dallas Cowboys se han puesto bajo el microscopio por decisiones arbitrales que cambiaron el partido, en la primera ocasión a su favor y en la segunda en su contra.

 

Los hechos
En cuarta y 2 por avanzar en el último cuarto, con su equipo abajo por 5 puntos en el marcador Tony Romo lanzó un pase a Dez Bryant quien corrió por la línea lateral izquierda, se alzó sobre Sam Shields y atrapó el balón en su punto más alto, aterrizó con los dos pies dentro del campo y se extendió para tratar de alcanzar la línea de goal, pero al caer y azotar contra el pasto, el balón se salió del control total de su mano izquierda.

Acto seguido, en el campo se marca primero y goal para los Cowboys en la yarda 1, dando por sentado el pase completo y que el receptor se quedó corto de la zona de anotación.

Unos segundos después el Head Coach de los Green Bay Packers, Mike McCarthy, lanza su pañuelo rojo para retar la decisión de que se trata de un pase completo.

 

La regla
Un jugador que cae al suelo en el proceso de tratar de asegurar la posesión del balón (con o sin contacto de un defensivo) debe mantener control del balón después de que toca el suelo, sea en el campo de juego en la zona de anotación.

 

La interpretación
Gene Steratore, el referee central de del partido explicó la decisión de la siguiente forma al terminar el encuentro:

“Aunque el receptor tiene posesión de balón, debe mantenerla a lo largo de todo el proceso de la atrapada. A nuestro criterio, mantuvo posesión pero continuó cayendo y nunca tuvo un acto común al juego. Eso es lo que consideramos, a nuestro criterio, el proceso completo de la atrapada, y al momento en el que cae y el balón toca el suelo, éste queda suelto, lo que lo hace un pase incompleto; aunque vuelve a ganar posesión, toca el suelo cuando (el jugador) se estira así que la re-posesión es irrelevante porque se trata de un pase incompleto cuando el balón toca el suelo.”

 

Mi análisis
Mi diagnóstico es que se equivocan al revertir la decisión. Me explico.

Desde el domingo pasado por la noche hasta bien entrada la semana, la NFL trató de excusar a los oficiales que arbitraron el partido de Detrot @ Dallas diciendo cómo los Cowboys se obtuvieron decisiones benéficas en a, b y c jugadas. El clima no podía ser más álgido al respecto y la lente bajo la que se observarían las decisiones arbitrales de este partido no podría tener un mayor zoom, de tal modo que ante la duda/confusión, decidieron que debían apegarse a la letra de la regla.

No es que considere aplicar una regla esté mal, lo que creo es que la regla, y en especial los oficiales en el partido, no están preparados para la habilidad fuera de este mundo de los jugadores que cada vez más están comenzando a poblar la liga, en este caso la de Dez Bryant.

La explicación que Steratore da sobre la decisión es correcta en lo general, pero falla en apreciar el hecho de que Bryant no está preocupado por atrapar el balón, eso para él es algo que da por sentado, su preocupación es por anotar.

Si lo pensamos con cabeza fría, resulta difícil creer que un ser humano normal se eleve a tal altura, atrape un balón, lo cambie de mano, aterrice mientras gira su cuerpo y cambia el balón de lado y después de dar un par de pasos, se impulse estirándose para entrar a la zona de anotación. En realidad eso es lo que hizo el #88, no estamos lidiando con seres humanos normales, se trata de uno de los mejores atletas que hoy están activos en la NFL.

Si el impulso que Byant tomó para lanzarse es parte del proceso de la recepción, entonces podría argumentar que dicho proceso, en la atrapada de un ‘bubble screen’ que el receptor cacha detrás de la línea y se escapa 60 yardas hasta la zona de anotación, termina una vez que el receptor anota. ¿Ridículo, verdad? A veces los ejemplos más burdos son los más ilustrativos.

Los oficiales estaban confundidos, la prueba está en que no acertaron en manejar correctamente el reloj de juego. La jugada en cuestión termina en con 4:36 por jugar, si seguimos la lógica de que se trató de un pase incompleto, ese es el tiempo con el que Aaron Rodgers y su ofensiva debieron haber comenzado su drive, sin embargo para cuando ellos toman el campo sólo quedan 4:06 en el reloj. 30 segundos que pudieron haberle dado una oportunidad más a los Cowboys.

El asunto aquí es que estamos, otra vez, frente a una decisión de criterio, por lo que el mío, el de cada uno de los lectores, el de Steratore con la plantilla de oficiales y el de el resto de la gente, puede diferir.

Sinceramente creo que, incluso si los Cowboys hubieran anotado de 7 en ese momento con esa anotación, Rodgers hubiera conseguido colocar a su equipo en la posición necesaria para conseguir el field goal de la victoria, con aproximadamente 2 minutos por jugar y alrededor de unas 50 yardas por recorrer, no habría tenido mayor problema. Desafortunadamente, como ya lo dije antes, eso nadie lo puede saber con certeza, pero de haber sido así, el sabor en las bocas de los fans hubiera sido substancialmente distinto, o por lo menos debería haberlo sido.

En cuarta oportunidad y 2 por avanzar en el último cuarto con su equipo abajo en el marcador en un partido de Ronda Divisional de Playoffs (hay pocas situaciones más “crunch time” que esa), la ofensiva de los Cowboys, específicamente Tony Romo y Dez Bryant, hicieron la jugada que necesitaban hacer, una jugada que hacen los equipos campeones.

Desafortunadamente las circunstancias le negaron a este equipo la oportunidad de irse con esa satisfacción.

 

Comentarios



Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.

8 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA