La lesión de RG3, lo mejor que le pudo pasar a Washington

Quienes tienen tiempo leyéndome y siguiéndome en Twitter ya saben cual es la posición que tengo al respecto del “dilema” de QB de los Redskins entre Kirk Cousins y Robert Griffin III.

 

Para este momento ya todos vieron los highlights: En el primer cuarto, con el juego 0-0, RG3 se lesiona el tobillo y queda fuera del partido (y quién sabe cuántos juegos). Entra Kirk Cousins y le cambia por completo la cara a los Redskins, quienes se convirtieron en una verdadera máquina.

 

Es increíble, con RG3 al frente los Redskins se veían perdidos al inicio del juego. Entra Cousins y la ofensiva comienza a caminar (41 puntos nada más), la defensiva empieza a jugar mucho mejor con 10 sacks y de repente todo parece funcionar en el equipo de Jay Gruden.

 

Desde mi punto de vista la lesión de RG3 es lo mejor que le pudo pasar a Washington. No sólo se evitan la controversia y el dilema de sentar a su “franchise QB” por un pick de cuarta ronda que se ha visto mucho mejor en menos oportunidades. Cousins entra como el héroe y los Redskins se pueden dar el lujo de manejar la recuperación de Griffin con toda la calma, ya que tanto el staff como los fans saben que tienen a un mejor QB en Cousins.

 

De hecho con Cousins este equipo puede ganar su división. Si la ofensiva juega al menos la mitad de bien de cómo lo hizo en contra de Jacksonville, los Redskins no van a tener problemas en contra de Dallas o de los Giants, equipos en crisis. La clave estará en los partidos contra Philly, pero con un calendario de último lugar u un buen QB yo estoy seguro de que se llevan la NFC East.

 

En cuanto a RG3, es una verdadera lástima que su carrera se terminara en tan sólo una temporada y gracias a la necedad de Mike Shanahan. Griffin llegó a la NFL y tuvo un impacto inmediato, pero desde la lesión que sufrió en contra de los Seahawks en Playoffs simplemente no es el mismo.

 

Es un QB roto, ya no confía en su rodilla o en sus mecánicas de pase (las cuales nunca fueron buenas, pero ahora son terribles). No tiene los atributos para ser un pocket quarterback y, lo más importante de todo, ya no tiene confianza en sus habilidades físicas, su principal virtud. RG3 tiene que tener una adaptación tipo Randall Cunningham o Donovan McNabb si es que quiere seguir siendo titular en la NFL.

 

Lo mejor que pueden hacer los Redskins es poner a RG3 en el injury reserve y ver que tan lejos pueden llegar con Kirk Cousins

 

[poll id=”168″]

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas