¿Se encaminan los San Francisco 49ers al fracaso?

Los 49ers son uno de los equipos más “hot” o llamativos el día de hoy, sin embargo su offseason ha sido ruidosa, lo que ha multiplicado el número de encabezados que desencadena el equipo. Lo más interesante es que estas notas no han sido creadas por algún cambio importante o por un agente libre top. Se han generado por sacudidas internas que nos han hecho cuestionarnos si este fuerte equipo puede continuar teniendo éxito inmediato.

 

Las Luchas Internas de Poder

 

Tanto Jim Harbaugh como Trent Baalke, entrenador y gerente general, tienen personalidades muy fuertes, imponentes y hasta un poco conflictivas. Su liderazgo y forma de trabajar son en ciertas cosas parecidas, lo cual no es malo necesariamente. Son personas trabajadoras, que obtienen resultados, y que la mayoría de las veces se van con la suya. El gran problema es que a veces, cuando se juntan dos personalidades de ese estilo, puede haber consecuencias. Sin embargo, aunque existen numerosas discusiones y estrés entre estos dos personajes, hemos visto equipos donde dos líderes de personalidades dominantes logran coexistir (los Giants de Bill Parcells y George Young, quienes chocaban mucho, lograron ganar dos Super Bowls. Los mismos Bill Walsh y Eddie DeBartolo Jr., junto con John McVay, tuvieron sus malos momentos y tensiones; pero como sabemos, en general todo resultó muy bien. los Bears de Mike Ditka y Buddy Ryan son otro buen ejemplo).

Nos llamaron mucho la atención conversaciones en las que se hablaba de que Harbaugh sería cambiado a los Browns o que podría ser contratado por USC o la Universidad de Texas, las cuales tomaron por sorpresa a los fans de los Niners. Al final, nada de esto pasó a mayores, pero son hechos que siguen alimentando la teoría de que hay problemas importantes.

En diciembre, Tim Kawakami del Mercury News sacó a la luz el primer reporte de tensión y mala relación entre Harbaugh y Baalke, argumentando que el problema radicaba principalmente en cinco asuntos:

-En el draft del 2011, Harbaugh quería seleccionar a uno de sus jugadores preferidos, el fullback Owen Marecic, pero Baalke tomó al RB Kendall Hunter en su lugar. Más adelante, cuando el FB titular Bruce Miller se lesionó, Harbaugh quería traer a Marecic para sustituirlo, lo cual nunca pasó. Reportes decían que fue el mismo Marecic quien decidió no firmar, pero al parecer hubo algo más de lo que salió a la luz.

-En los tres años que lleva Harbaugh bajo el mando de los 49ers, ha tenido problemas escogiendo su QB suplente e inclusive al QB #3. El carrusel de QB’s como Scott Tolzien, B.J. Daniels, Seneca Wallace, John Skelton, McLeod Bethel-Thompson provocó que la directiva le pintara una línea.

-Harbaugh ha hecho público su deseo por renovar a jugadores, sin importarle si Baalke y la directiva están de acuerdo (Harbaugh no tiene ninguna decisión final sobre el roster, aunque sabemos qué York y Baalke siempre piden su opinión). Como ejemplos tenemos a S Dashon Goldson, S Donte Whitner, K Phil Dawson, etc.

-Después del arresto de Aldon Smith por manejar ebrio, Baalke tenía el entendimiento de que Jim iba a dar poca participación a Aldon en el partido contra Colts; sin embargo, Smith jugó todas y cada una de las jugadas defensivas.

-Baalke ha tenido varias selecciones deficientes en el Draft (al menos en los ojos de Harbaugh), a las cuales Jim ha dado muy pocas oportunidades de juego. WR A.J. Jenkins y RB LaMichael James me vienen a la mente.

No hay duda alguna de que la relación entre estos dos “alpha dogs” ha cambiado desde el 2011, pero Harbaugh y Baalke todavía se respetan entre sí, dominan sus roles en el equipo (no se prevé que Jed York cambie alguno de éstos), y saben que el objetivo primordial es ganar un Super Bowl.

“Mucho de lo escrito no me hace sentido, no nos conocen” -dijo a los medios Trent Baalke cuando le preguntaron sobre el problema. Harbaugh, por su lado, comentó: “Es una relación muy sana: cada uno puede expresar su visión y opinión, y cuando acabamos, esa es la decisión”.

La verdad es que sólo el tiempo nos dirá la verdadera consecuencia de la relación entre ellos dos.

 

Problemas Personales de Jugadores

 

Sabemos que hay algunos jugadores de los 49ers que han tenido problemas en sus vidas personales, lo cual ha llamado mucho la atención en el medio.

El caso más grave es el Aldon Smith, quien ha sido una persona problemática desde que llegó a la NFL. Sus acciones han generado reportes: un ataque a su persona mientras visitaba su universidad, que fue acuchillado parando una pelea, lesiones menores por haber participado en un accidente de auto, un arresto por manejar ebrio, y más recientemente otro arresto por mal comportamiento en el aeropuerto de Los Ángeles. Smith tiene varias citas en la corte para enfrentar estos problemas, los cuales se siguen apilando, al grado de que existe la posibilidad de que el jugador no pueda pisar el terreno de juego esta temporada, en su carrera o de que acabe algún día en la cárcel. Al respecto, Baalke declaró que los 49ers son “como una familia” y que “uno no sólo abre la puerta y avienta a una persona por ahí”.

Los 49ers tienen que tomar una decisión contractual para que Smith tenga o no contrato activo en su quinto año (2015); pero aunque el equipo quiere seguir apoyándolo, sigue en el aire este tema. En caso de que no tomen la opción para el quinto año de su contrato actual, tendrán que darle un contrato nuevo a largo plazo o la etiqueta de franquicia, si desean que se quede. Cuando se le preguntó a Baalke si espera que Aldon juegue para los 49ers en 2014 y 2015, el GM contesto: “…y en 2016, 2017 y 2018”.

Para mí las preguntas que los 49ers se tienen que hacer son: ¿El gran talento de Smith vale todos estos problemas?, ¿sus conflictos afectarán el rendimiento de los 49ers dentro del terreno de juego? Creo que las respuestas no son claras para nadie todavía, y los 49ers tienen que esperar los pronunciamientos de la liga y de los jueces para tomar una decisión final.

Igualmente, tenemos el caso de Chris Culliver, quien fue arrestado y acusado por atropellar a un peatón y huir, además de enfrentar cargos por posesión ilegal de un “boxer”. En los dos casos, el acusado se declaró “inocente”. No es el primer problema que Culliver ha tenido, ya que en 2013 creó una controversia por expresar comentarios anti-gay antes del Super Bowl, para lo cual ha recibido terapia y ha hecho trabajo voluntario en organizaciones que apoyan a gays y lesbianas.

Por si no fuera suficiente, hace poco surgió un reporte donde se alegaba que el quarterback titular de los 49ers, Colin Kaepernick y dos compañeros, estaban siendo investigados por la policía de Miami por un incidente que TMZ llamó “un posible acoso sexual”. La policía corrigió el reporte y lo llamó “un incidente sospechoso”, mientras el mismo Kaepernick se expresó vía Twitter diciendo: “Los cargos hechos en la historia de TMZ y otras historias son completamente falsos”. Después de varios alegatos y acusaciones por parte de la supuesta víctima, han surgido algunas evidencias que niegan la historia, lo cual ha logrado que se desvanezca, pero esto no quita que la preocupación siga aumentando por problemas de jugadores.

Crónica de una Posible Muerte Anunciada

Al ver todas estas historias ningún miembro del equipo, fan o personaje que tenga relación alguna con los 49ers puede estar contento por los problemas que rodean al equipo en los últimos meses. Es necesario que la organización trate temas importantes como la renovación del contrato de Kaepernick, Harbaugh y otros jugadores; el Draft de este año y todos los programas offseason; y estos conflictos nada más distraen y afectan a uno de los equipos que en los últimos años ha sido un serio contendiente para ganar el Super Bowl.

 

¿Con todos estos problemas? ¿Qué les espera a los 49ers en 2014?


Publicaciones Relacionadas