Un domingo cualquiera… en la NFC

Por Ulises Harada

 

Así pasa en la NFL y por eso es la mejor liga deportiva del mundo. ¿Creían que Jacksonville iba a ganar su primer juego fuera de casa en Tennessee? ¿Qué Andrew Luck y los Colts iban a estar perdiendo 38-0 en casa contra los Rams? ¿Qué Colin Kaepernick sólo iba a conseguir 48 yardas netas en casa? Ganar es difícil, sin importar quién sea el rival, y mientras que el panorama de playoffs en la AFC es claro, en la NFC se complica por completo.

 

Hay cinco equipos compitiendo por un puesto de wildcard (y pueden ser más, dependiendo de cómo se complique el calendario). Si la temporada terminara en este momento, Carolina y San Francisco estarían dentro con una marca de 6-3, pero Green Bay, Chicago y Arizona tienen una marca de 5-4 e incluso Philadelphia se podría colar con el récord de 5-5 que tienen en este momento.

 

Detroit tiene el camino libre en la NFC North

Nunca es fácil con los Lions, pero parece ser que este año al fin van a ganar la NFC North, a menos de que ocurra un descalabro espectacular. Los Lions, con marca de 6-3, sólo van a enfrentar a un equipo con récord ganador en sus últimos 7 juegos (Green Bay, probablemente sin Aaron Rodgers). Además poco a poco su defensiva está despertando (a pesar de los castigos).

 

Matt Stafford está en pleno control de la ofensiva, Calvin Johnson sigue siendo una fuerza indestructible y la línea ofensiva ha sido de las mejores de toda la NFL. Este equipo sólo tiene que ganar el juego de día de acción de gracias para asegurar el título de división y en una de esas estar peleando por descansar la primera semana. Pocos creían en los Lions (creo que soy de los únicos).

 

Carolina entra a la conversación del caballo negro

Cuando los Panthers empezaron 1-3 la temporada la mayoría (incluyéndome), dábamos por muerto a este equipo e incluso ya estábamos despidiendo a Ron Rivera. Sin embargo poco a poco Carolina comenzó a despertar y a ganar partidos (contra rivales no muy impresionantes como Minnesota, St. Louis, Tampa Bay y Atlanta).

 

El domingo, en el Candlestick Park le dieron un claro mensaje al resto de la NFC que este equipo tiene la defensiva para frenar a cualquiera. Encabezados por Luke Kuechly, Charles Johnson y Greg Hardy este equipo se encargó de hacer sufrir por completo a la ofensiva de los 49ers. Colin Kaepernick desapareció del partido y, a pesar de que el marcador del juego fue 10-9, la defensiva de Carolina impuso su voluntad a placer ante el actual campeón de la NFC.

 

Los Panthers son la segunda mejor defensiva en puntos permitidos de toda la NFL (12.8) y aún tienen oportunidad de ganar su división, en dos duelos contra los Saints que van a estar buenísimos.

 

El extraño caso de los Eagles

Philadelphia tiene una racha de 10 juegos sin ganar en casa y sin embargo está empatado con Dallas en el primer lugar de su división. El equipo de Chip Kelly es una montaña rusa, en donde cuando funciona lo hace muy bien y en sus peores momentos tienen actuaciones deplorables. Lo más curioso de todo son los números de Nick Foles, quien tiene 16 pases de TD con CERO intercepciones para un rating de 132.5, por mucho el mejor de toda la NFL.

 

¿Pero qué tan buenos son los Eagles? Su defensiva aún no frena a nadie y Chip Kelly aún no sabe quién debe de ser su QB titular (o al menos eso es lo que nos quiere hacer pensar).  Los últimos cinco  juegos de su calendario son extremadamente complicados (contra 4 equipos contendientes en la NFC), y nunca sabemos cuáles son los verdaderos Eagles que vamos a ver.

 

¿Arizona relevante?

A pesar de las 15 intercepciones de Carson Palmer, este equipo ha ganado con su defensiva y tienen oportunidad de colarse a los Playoffs. El calendario no es nada sencillo pero dudo que alguien esperara que los Cardinals tuvieran una marca de 5-4 en la semana 10. Si Arizona puede lograr evitar que Carson Palmer regale los partidos con intercepciones van a ser un rival muy molesto el resto de la temporada.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas