La leyenda de Tom Brady

Por Ulises Harada

Sin duda las personas nos acostumbramos y damos por garantizado las cosas buenas en el deporte y las superestrellas de cualquier liga siempre tienen un rendimiento superior al de la media, a pesar de que es algo muy complicado de lograr año tras año. Las carreras de los jugadores poco a poco llegan al fin y muchas veces nos maravilla y disfrutamos de ver el fracaso de estas grandes leyedas.

 

Y eso es lo que ha pasado con Tom Brady. El QB de los Patriots ha sido un modelo de casi perfección desde que llegó a la NFL y se convirtió en titular. Y a pesar de todo lo seguimos criticando, cuestionando y menospreciando a pesar de que el 2013 puede ser la mejor temporada de su carrera, sobre todo porque tiene a los Patriots con un récord de 5-1 con una ofensiva llena de piezas de repuesto.

 

Tom Brady tiene que lidiar con receptores pocos confiables que la mitad del tiempo corren rutas equivocadas, sueltan pases que les pegan en las manos y pasan más tiempo lesionados que en el terreno de juego. Evidentemente esa falta de constancia se ven reflejada en sus números de esta temporada, en donde completa el 56.9% de sus pases para 1480 yardas con 8 TD y 4 intercepciones con un rating de 79.5, algo que simplemente no podíamos concebir y simplemente rompe con el estándar de grandeza que ha dejado en la última década.

 

Pero estamos perdiendo el punto, ya que al final del día Tom Brady es la razón por la que los Pats siguen en completo dominio de su división y compitiendo por ser el mejor equipo de la AFC junto a los Broncos, Chiefs y Colts. A pesar de que no es espectacular como en años anteriores, ha sido igual de efectivo que en sus épocas más exitosas.

 

Y Tom Brady dio una cátedra de cómo ganar un partido que al menos el 90% de las personas daban por perdido (y si no vean como el estadio de los Pats estaba casi vacío al inicio del drive del triunfo). Con menos de 90 segundos Brady demostró porque es el mejor QB de su generación y tuvo uno de los momentos más brillantes de toda su carrera (fuera de los triunfos en el Super Bowl y algunas victorias en Playoffs).

 

En el momento final del partido Tom Brady puso al menos 5 pases perfectos a los siguientes receptores: Julian Edelman, Austin Collie, Kendrell Thompkins y Aaron Dobson. El hacer un comeback con menos de dos minutos tiene un gran mérito, pero hacerlo con esta clase de jugadores (que comparados con el arsenal de Peyton Manning o de Tony Romo parecen jugadores amateur) tiene aún más mérito.

 

La leyenda de Tom Brady sigue maravillándonos. Realmente somos afortunados de ver a un QB como Tom Brady que se ha adaptado en muchas ocasiones en su carrera para ser un jugador exitoso. De hecho se nos olvida que los únicos tres títulos de la carrera de Tom Brady llegaron con equipos similares a estos Pats (con una defensiva dominante), aunque nunca antes había tenido tan poco talento en su ataque.

 

Por eso, a pesar de los números tan “comunes” que tiene, creo que Tom Brady debería de ser nombrado MVP, ya que al final del día él es el jugador más peligroso de la NFL  en los últimos dos minutos y los Saints, así como muchos otros equipos, tuvieron el pecado de darle una última oportunidad.

 

¿Qué tanto pueden sobrevivir los Pats con una ofensiva así? No lo sé, sin embargo mientras Tom Brady  sea el QB titular de este equipo deben de ser favoritos en 99 de 100 partidos.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas