99 problemas, Tony Romo no lo es

Por David Quiroz

 

Parafreseando a Jay Z: “Got 99 problems, but my QB ain’t one”

Hay una gran cantidad de analistas y aficionados, a los Cowboys pero también a otros equipos, que son legítimamente felices cuando Tony Romo comete un error. Son los mismos que le llaman “choke artist” lo cual no está cerca de ser verdad. Ya ni hablemos de justo. Sin embargo, es todo de lo que se ha hablado desde la derrota 51-48 ante los Broncos de Peyton Manning.

 

El mejor juego, por mucho, en lo que va de la temporada será recordado por la intercepción de Romo a falta de dos minutos con el partido empatado. Si lo vemos solo así, Romo es el gran culpable.

 

Romo impuso un récord de franquicia al lanzar para 506 yardas y 5 pases de anotación en 36 intentos y, más importante, superó a Peyton Manning. Pero esa costosa intercepción es TODO lo que será recordado, incluso restando mérito a una de las mejores jugadas a la defensiva de la temporada, cortesía del apoyador Danny Trevathan. Si bien es cierto que lanzar ese pase no fue la mejor decisión de Romo, como no lo fue renunciar al ataque terrestre, la jugada de Trevathan fue impresionante. Tal como lo fue la actuación general de Romo.

 

La cantaleta acerca de Romo es ya bien conocida y explotada por muchos, aunque no termine por ser completamente cierta o justa. No hay que olvidar el hecho de que la defensiva permitió 51 puntos y el ataque terrestre brilló por su ausencia. Romo fue la única razón por la que los Cowboys estuvieron en el juego, y es la razón por la que los Cowboys tienen la posibilidad de ganar cada semana. Lo dicho: con Romo, los Cowboys aspiran a ser contendientes. Sin Romo, los Cowboys son del montón.

 

Hay que ser claros en algo: Tony Romo sí cometió un error demasiado caro ayer por la tarde. Sí, PARECE que saca su peor juego cuando más importa. Parece. Sin embargo, si Romo fuera solo ordinario como muchos apuntan, los Cowboys habrían perdido por mucho más que 3 puntos.

 

Ayer, Antonio Ramiro hizo lo que ningún QB había podido hacer en lo que va de la temporada: jugar mejor que Peyton Manning. La única manera de vencer a los Broncos esta temporada es que tu quarterback tenga una actuación sensacional. Y eso fue lo que hizo Romo ayer.

 

Claro que, la verdad sea dicha, tanto los Cowboys como Romo tienen una especial habilidad para encontrar la manera de perder, no saben cerrar los partidos, y así no puedes llegar demasiado lejos.

 

Ciertamente, también podemos culpar de ello a Tony Romo.

 

¿Es Tony Romo perfecto? Obviamente no lo es. ¿Está en un nivel de élite como los grandes nombres de su posición en la NFL? Tampoco. Pero Romo sí es uno de los mejores 10 quarterbacks de la liga.

 

Como ya había mencionado, la defensa número 27 de la NFL permitió 51 puntos, no hay que olvidarlo. Tampoco hay que pasar de largo que Jason Garrett debió permitir el Touchdown para tener el balón de vuelta con 3 tiempos fuera y un poco más de minuto y medio. Para como habían estado Romo y su cuerpo de receptores y alas cerradas, merecían la oportunidad de intentarlo una vez más.

 

Así que, en términos generales, Romo no tiene ayuda de su defensa. Tampoco tiene ayuda de su coacheo. Creo firmemente que Romo puede ganar un campeonato, pero también necesita ayuda de su equipo.

 

Los haters dirán que fue un #ClassicRomo, pero en realidad están dejando de largo una gran, gran actuación, un partidazo. Lo cierto es que, hasta que Romo y los Cowboys no demuestren lo contrario, los haters tendrán razón al menos en algo: los Dallas Cowboys son especialistas en el arte de perder.

 

Puedes seguirme en Twitter en @davidwankenobi

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.