¿Deben los 49ers entrar en pánico?

Por Álvaro Sosa

 

Han pasado 3 semanas y los 49ers un récord de 1-2 en la temporada de despedida del Candlestick Park. Este equipo ha traído desilusiones, protestas y desesperación no sólo a aficionados, si no al equipo en sí, y hasta a la liga entera.

 

Después de un prometedor inicio, donde dominaron a los Packers, vino una humillación en Seattle, la cual para algunos podía clasificarse como normal, en el sentido de que ese estadio es muy complicado y aún más porque se trata de rivales de división

 

El problema radica que la semana los Colts “pagarían los platos rotos” y no fue así, llegó el equipo de Andrew Luck y de la mano de una defensiva que provoco innumerables 3 y fuera lograron mantener el control del partido y cansar a los 49ers después de dos cuartos. Además San Francisco tuvo una innumerable cantidad de errores “tontos” y castigos inusuales. Al final los Colts derrotaron a los 49ers en una de las mayores sorpresas de esta temporada.

 

Pero volviendo al título, ¿será momento de entrar en pánico? Sin duda es la primera gran crisis dentro del equipo en la era Harbaugh, y en lo personal creo hay muchos factores que han orillado a tan malos resultados:

  1. Me parece que el equipo entero ha perdido piso, y con ello identidad, siguen creyendo que se puede ganar sólo por el hecho de haber jugado el ultimo Super Bowl.
  2. El estilo de juego ha sido modificado drásticamente, el equipo que dominaba las trincheras, y corría casi sobre cualquier defensiva, se está enfocando en intentar hacer ver al Colin Kaepernick la súper estrella como la que fue tratado en el offseason. (portadas de revistas, comerciales de juegos de video, etc.)
  3. No se nota actitud en los jugadores, incluso algunos ya suspendidos o simplemente fuera del equipo por cuestiones personales, tales como Aldon Smith.
  4. El plan de juego, que era una fortaleza en el pasado, ha quedado a deber muchísimo, cuando hoy pareciera que volvieron a la era Singletary…

Hay varias razones por las cuales está pasando lo que está pasando, incluyendo las lesiones (las cuales sufren todos los equipos, por lo cual no es pretexto) y para darle la vuelta a este problema es tarea de todo el equipo, pero considero que esto depende aún más del coach. El siguiente partido es complicado ante unos Rams que no pudieron vencer en 2012.

 

Por primera vez desde la llegada de Harbaugh se pierde dos juegos en fila, Patrick Willis parece no jugará, Aldon en rehabilitación, Michael Crabtree lesionado, Vernon Davis quizás juegue, pero incluso con todo esto, una victoria de la manera que sea, podría ser la chispa que prenda a este equipo, que en un par de semanas empezara con la parte “sencilla” del calendario, lo cual podría dar esa dosis de confianza que se necesita para aspirar a playoffs.

 

Las primeras semanas de la NFL son muy difíciles de entender, muchas veces hemos visto equipos que inician 4-0 o más y terminan siendo un equipo más, personalmente creo que NO es momento de entrar en pánico, pero una derrota ante Rams haría que la temporada este en gran riesgo, a pesar de que aun habrían buenas posibilidades de calificar a playoffs.  La clave es darle más el balón a Gore y no forzar a Kaepernick a hacer lo que aún no domina, y que mejor que contra el equipo al que no se le pudo ganar en 2012.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.