¿Quién gana con la llegada de Trent Richardson a los Colts?

Por Ulises Harada

Hace algunos minutos todos nos enteramos de que los Browns habían mandado a su primera selección del Draft 2012, el corredor Trent Richardson, a los Colts a cambio del pick de primera ronda de Indianapolis para el próximo Draft.

 

Los Colts ofrecieron su primer selección del Draft por un running back que ha aparecido en 17 partidos y tiene 298 acarreos para 1,055 yardas (3.5 de promedio) y 11 TD, además de 418 yardas por recepción y otra anotación. El juicio está en el aire, pero a les presento mi análisis sobre quien “gana” con este cambio.

 

¿Quién gana?

Realmente creo que los Browns ganan en este cambio, obviamente no a corto plazo. En Cleveland están una vez más en completa reconstrucción y es claro que Richardson no era del agrado del nuevo régimen. Es cierto que los Browns seleccionaron a Richardson con el tercer pick global del Draft, pero también en cierto que en la NFL es muy fácil encontrar un buen corredor, incluso en rondas tardías.

 

Vean el Draft anterior, por primera vez en décadas ningún corredor se fue en la primera ronda. La NFL se está convirtiendo en una liga donde la prioridad se le da a las ofensivas aéreas y es ahí hacia dónde van los Browns. El siguiente año es muy probable que Cleveland seleccione a un QB (a menos de que Brandon Weeden muestre lo contrario, y está lesionado) y este pick extra debe de darles la oportunidad de agarrar un buen playmaker, ya que les urge un receptor de primer nivel.

 

Los Browns están regalando este año, pero al menos tienen el potencial suficiente para construir algo bueno en las siguientes temporadas. Y entre más pasa el tiempo más complicado iba a ser que algún equipo les diera algo más que un pick de primera ronda.

 

En el caso de los Colts, no creo que Richardson haga mucha diferencia, sobre todo porque la línea ofensiva de este equipo es una de las peores en toda la NFL. Este corredor no hizo mucho con una línea decente de los Browns y tan sólo en 4 de 16 partidos logró superar las 4.5 yardas por acarreo. Es más, sólo tiene tres partidos de más de 100 yardas y su récord personal es de 122. Estos números no son para nada sorprendentes ni justifican que los Colts invirtieran un pick de primera ronda por él. Si Trent Richardson es un jugador especial, aún no lo ha mostrado.

 

El gran problema de los Colts es que tienen necesidades mucho más fuertes que un RB (por lo menos reforzar su línea ofensiva o toda la defensiva, una de las peores). Quiero creer que la idea sea forma una ofensiva completamente dominante, pero Indianapolis se equivoca en el planteamiento de cómo hacerlo. Desde mi punto de vista esa primera selección hubiera sido mejor invertida en un liniero ofensivo ya que en cualquier lado puedes encontrar un buen RB (tan sólo 5 de los 15 mejores corredores el año pasado fueron seleccionados en primera ronda).

 

¿Tú qué opinas, quién gana con este cambio?

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas