¿Y ahora qué pasará con los Patriots?

Por Ulises Harada

Que offseason han tenido los Patriots. Primero Tom Brady decide restructurar su contrato con el objetivo de que el equipo tenga más flexibilidad en la agencia libre. Después de esto los Pats fallaron en retener al principal receptor de Brady, Wes Welker, quien se fue a los Broncos.

 

En el Draft hicieron lo que todos esperábamos: cambiar sus picks por más selecciones. Su Draft no puede ser calificado como malo, pero hay pocos jugadores que son de impacto inmediato.

 

Después de eso llegaron las noticias de la salud de Rob Gronkowski, quien se sometió a un par de operaciones para arreglar una lesión en el antebrazo y además se sometió a un procedimiento quirúrgico en la espalda. Quienes saben de esto dicen que “Gronk” no estará listo para la primera semana de temporada regular.

 

Por si fueran pocas noticas para un offseason, los Patriots también decidieron contratar a uno de los jugadores más mediáticos y polarizantes en toda la NFL: Tim Tebow. Si Bill Belichick odia tener que responder a la prensa con el ex QB de los Broncos y Jets tuvo una de las mayores coberturas en la historia de la NFL. A pesar de eso, las cosas no pintaban nada mal para el equipo más dominante de la década pasada.

 

Sin embargo desde hace una semana cambió por completo el panorama de los Patriots con el caso de Aaron Hernandez. Para resumir la historia, una persona cercana al TE de New England fue asesinada (se presume fue una ejecución) hace un par de semanas. La policía hizo la investigación y se invitó a Hernandez a colaborar con las autoridades. El TE de los Pats destruyó tanto su celular como su equipo de seguridad y ya se catalogaba como sospechoso.

 

El día de hoy en la mañana Hernandez fue arrestado y en menos de una hora los Patriots lo cortaron el equipo. El panorama de los Patriots se ve mucho más complicado que en temporadas anteriores. Para comenzar, el cuerpo de WR/TE que tendrá Brady en la semana 1 será completamente diferente al de la temporada pasada.

 

Welker, Gronkowski, Hernandez y Brandon Lloyd aportaron en 2012 299 recepciones, 3,538 yardas y 26 TD para la ofensiva de los Patriots ( y eso que no estoy contando las 40 atrapadas, 446 yardas y 3 TD de Danny Woodhead). El golpe para la ofensiva de Brady es brutal. Es cierto que los Patriots son un equipo que ha sabido adaptarse a varias situaciones en la ofensiva y que no es la primera vez que Tom Brady juega con piezas de repuesto (en sus primeros años no tenía tanto talento a la ofensiva).

 

También es cierto que la AFC East no es una división tan fuerte como otras, ya que a pesar de que los Dolphins se reforzaron bien, los Bills y los Jets son equipos en plena reconstrucción. A pesar de todo los Patriots siguen como favoritos de la división mientras tengan a Brady y a Bill Belichick, pero creo que en estos momentos no se les puede considerar una potencia dentro de la AFC.

 

¿Qué pasará con los Pats?

Para comenzar hay que ver las implicaciones en el Salary Cap al haber cortado a Hernandez. El TE tenía un contrato garantizado hasta el 2015 y en este año son 12 millones lo que le cuesta al equipo. Habrá que ver cuáles son las apelaciones que hacen los Patriots para reducir esas penalidades en salary cap, pero por el momento el equipo está ahorcado con el contrato de Hernandez.

 

El mayor problema que veo con los Pats es que a diferencia de otras temporadas cuando no tenían una ofensiva  tan poderosa, la defensiva era bastante buena y en muchas ocasiones era la que sacaba los partidos. En 2013 los Pats entran como una de las peores defensivas de toda la NFL y las últimas tres temporadas han terminado en el Rank 25 (’12), 31(’11) y 25 (’10). En contraste la ofensiva había sido top 5 en ese mismo periodo.

 

¿Estaremos viendo el fin de la dinastía de los Pats o sólo un pequeño bache? Creo que el principal problema de este equipo sigue siendo la defensiva, la cual se había beneficiado de un ataque dominante. Con todo el arsenal que perdió Brady dudo que la ofensiva de los Patriots termine entre las 10 mejores de la liga. También dudo que ganen más de 10 partidos, aunque ese es el número mágico para ganar la división, ya que los Dolphins aún no muestran nada (dependen del segundo año de Ryan Tannehill). Los Pats hace mucho que perdieron el aura de equipo invencible y con estos eventos creo que ya no intimidan a nadie, pero eso no quiere decir que sean un mal equipo, sólo que ya no es la máquina a la que estábamos acostumbrados.

 

¿Tu cuál crees que sea el panorama de los Patriots para esta temporada? ¿Son equipo de Playoffs o Super Bowl?

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas