Construir un equipo contendiente

Por Álvaro Sosa

 

Como sabemos, en la NFL los rosters de los equipos se manejan a través de un tope salarial, el cual evita que los equipos ricos tengan entre sus filas demasiadas figuras, lo cual hace de la NFL una de las ligas más competitiva ya que hay grandes posibilidades de que equipos que un año fueron de lo peor de la liga estén peleando playoffs, y en pocos años, logren contender por el título. Este tope salarial es implacable, simplemente no puedes estar arriba (a diferencia de la MLB donde existe tope salarial, pero si lo superas, te haces acreedor a una multa, algo ridículo, pero ese es otro tema).

 

Es muy común que los fanáticos de los equipos comiencen a hacerse ilusiones y pronósticos, durante una de las etapas más emocionantes de la temporada baja: la agencia libre. ¿A quién no le emociona enterarse que su equipo (si, SU equipo ) logró firmar a un gran agente libre, y “…ahora si vamos por el campeonato¡¡¡…” así como predecir al nuevo campeón, y demás, casi haciendo la temporada regular, algo que deja de tener sentido…

 

¿Por qué generalmente los equipos mas sólidos (los que pelean playoffs más comúnmente que los demás) no firman a los agentes libres más cotizados, porque casi siempre los equipos “chicos” se llevan a las estrellas que los equipos contendientes no pudieron retener a causa del tope salarial?, la diferencia entre equipos grandes y equipos chicos, es; que los equipos chicos sobre pagan por los jugadores que los equipos grandes supieron desarrollar… y pueden volver a desarrollar a su reemplazo. Además, que así siempre tienen otros jugadores en la misma situación, a quienes hay que buscar extender contrato, es más fácil reemplazar a un WR que a un LT, por mencionar un ejemplo.

 

Otra variante son los sistemas, un jugador agente libre que brilló con algún equipo, no está asegurado que en su nuevo equipo tenga un rendimiento igual o cercano al equipo de donde viene, además que probablemente en equipos grandes, el resto del equipo hacer ver mejor a los jugadores (mayor talento alrededor). Y la historia misma nos ha demostrado que rara vez el equipo que “gana” la agencia libre, resulta ganador del trofeo Lombardi. Además que cuando un equipo obtiene muchos agentes libres, la química entre ellos no se genera en una sola pretemporada, ni en pocas semanas dentro de temporada regular, por lo que es muy complicado que den resultados inmediatos.

 

Un ejemplo son los New England Patriots, equipo que año tras año pelean por playoffs y vemos como cada año tiene varias selecciones del Draft y son generalmente son activos buscando cambios. Y dentro de esa actividad es común que junten más picks para los siguientes años, por lo que el rico, se vuelve más rico. Incluso cuando estos equipos generalmente seleccionan  al final de cada ronda, al tener un roster lo suficientemente sólido, cuando seleccionan, pueden seleccionar al mejor jugador disponible, a diferencia de los equipos pequeños, quienes tienen la presión del dueño, fans, incluso de coach y GM cuando su trabajo depende de los resultados de la próxima temporada, provocando en muchas ocasiones seleccionar a jugadores que son material seguro, y el riesgo de tomar una decisión equivocada es aún mayor.

 

Otro gran problema para muchos equipos no ganadores es que para poder llamar la atención de jugadores de renombre casi siempre tendrán que pagar de más por sus servicios, de otra manera difícilmente querrán jugar en ese equipo, es común que un agente libre tenga en sus prioridades estas dos opciones; conseguir un anillo o asegurar su futuro económico, ambas tienen muchas variantes, para el primero si ya jugaste con buen sueldo por años, probablemente te llame la atención buscar un titulo, por el contrario, si jugaste en equipos grandes, probablemente ya conseguiste titulo o por lo menos lo peleaste, cosa que podría inclinar la balanza a buscar un contrato con algún equipo chico, que probablemente no hará relucir su juego, pero si su bolsillo…

 

Con estos puntos, es mas entendible como a veces los equipos grandes no hacen gran esfuerzo en retener a algunos  de sus agentes libres, pues en la mayoría (aunque se lea frio) son piezas del ajedrez, que son reemplazables, y así es esto: un negocio.

 

Pero, aquí es donde entra otra parte importante del equipo el cual casi no se ve en temporada regular: los scouts y el general manager (GM). Cuando se hace un buen scouteo difícilmente se tomara en draft a un jugador que no dará resultados, o que se podría encontrar en rondas posteriores, estos scouts trabajan durante todo el año, siguiendo a jugadores colegiales y proponiendo al coach y GM, de acuerdo a lo que el GM está buscando en draft, aunque sabemos que la última palabra la tiene el GM (en algunos casos es el dueño, como en Dallas y hasta hace poco en Oakland), por lo que cada quien deberá hacer un buen trabajo en cada una de sus responsabilidades. En lo personal, considero que vale mucho mas el trabajo de todo el año (ahí se pueden ver puntos finos de cada jugador, como su liderazgo, cómo maneja la presión, etc.) que en el famoso Combine o incluso los Pro Days, pues son situaciones muy distintas hacer un ejercicio contra el tiempo, que contra jugadores reales en situaciones reales.

 

Por último, y tomando en cuenta lo anterior, podemos tener la conclusión de que el Draft es la manera clave para obtener talento (y mas con el tope salarial para novatos) y el uso de agencia libre es como herramienta para pulir algunas posiciones o situaciones, pero no se debe  depender de ella para formar un equipo. Por lo que, cuando un equipo lleva años sin playoffs, la mejor manera de empezar de nuevo no es soltando a los jugadores que funcionan, sino a quien los selecciona, y por el contrario, un equipo que esta siempre peleando, es más importante cuidar a su equipo gerencial, que al jugador estrella que ellos mismos desarrollaron… como siempre estas líneas son solo la humilde opinión de un servidor.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.