Los 49ers, primer clasificado al Super Bowl XLVII

Por Ulises Harada

De la mano de una dramática serie defensiva, de un ataque terrestre impredecible, de un Vernon Davis que decidió tomar la estafeta de Tony Gonzalez como uno de los mejores TE de la NFL en este momento y con un equipo que nunca se rindió a pesar de estar abajo 17-0 al inicio del segundo cuarto, los 49ers avanzaron al sexto Super Bowl en su historia en el segundo año del coach Jim Harbaugh al vencer en Atlanta a los Falcons 28-24.

 

San Francisco no tuvo un partido perfecto, pero este equipo supo responder a la adversidad gracias a un excelente ajuste en la segunda mitad del partido, en donde su defensiva no permitió puntos y generó dos entregas de balón claves para llevar a San Francisco al Super Bowl XLVII.

 

Matt Ryan comenzó el juego de forma espectacular, lanzando para más de 200 yardas en la primera mitad con tres pases de anotación, dos a Julio Jones, quien se ha convertido en todo lo que Atlanta habí esperado cuando cambió todo su draft hace dos años por él, y uno al inmortal Tony Gonzalez, quien probablemente jugó el último partido en su ilustre y legendaria carrera de la NFL.

 

Al medio tiempo parecía que Atlanta iba a conseguir el segundo viaje al Super Bowl en la historia del equipo, pero los Niners despertaron gracias a las grandes atrapadas de Vernon Davis (quien tuvo 5 atrapadas para 106 yardas y una anotación), su poderosa ofensiva terrestre, que logró 148 yardas y tres TD, y un Colin Kapernick que sin hacer mucho ruido fue bastante efectivo.

 

NOTA: Aquí puedes ver la Fotogalería con las mejores imágenes de la Final de Conferencia de la NFC

 

Para el tercer cuarto, la remontada de los 49ers parecía inminente, ya que Frank Gore puso el juego 21-24 para los 49ers, quienes después desaprovecharon un par de oportunidades para empatar o irse al frente en el marcador. La primera fue cuando David Akers, quien ha tenido una pésima racha, falló un intento de 38 yardas. La segunda sucedió con un costoso fumble de Michael Crabtree justo antes de cruzar la zona de anotación.

 

Aún así el dominio de San Francisco era evidente y era cuestión de minutos para que le dieran la vuelta al partido. Atlanta nunca pudo detener la formación Pistol de los 49ers y los californianos, con 8 minutos por jugar, por fin se pusieron al frente 28-21 con la segunda anotación del partido de Frank Gore en un acarreo en donde nadie lo tocó.

 

Atlanta tuvo una última oportunidad para buscar el pase al Super Bowl. Matt Ryan se sacudió el recuerdo de las dos entregas de balón que tuvo y poco a poco fue orquestando un drive largo y espectacular, en donde además de comerse el reloj puso a su equipo en zona roja. Sin embargo un par de jugadas clave de la defensiva de los 49ers mató por completo las esperanzas de los Falcons:

  • Tercera y 4, en la yarda 10 de San Francisco. Matt Ryan vio abierto a Roddy White para el Primero y Diez, sin embargo, al momento de lanzar el pase es bloqueado por Ahmad Brooks.
  • Cuarta y 4, en la yarda 10 de San Francisco. Ryan, sin presión, apresura un pase al centro a White, el cual es desviado por Navorro Bowman. Del lado izquierdo parecía que Tony Gonzalez estaba abierto.

 

Y así, el equipo de Jim Harbaugh logró calificar al Super Bowl. San Francisco, que tiene una marca perfecta de 5-0 en el Super Domingo, buscará ser el segundo equipo en conseguir 6 trofeos Vince Lombardi.

 

Algunas observaciones del partido:

  • Matt Ryan tiene la fortuna de jugar con dos WR de primer nivel. Tanto Julio Jones como Roddy White abusaron de la defensiva de los 49ers. Es una pena que Tony no llegara al Super Bowl pero tal vez pueden lograrlo convencer de una última oportunidad para que consiga ese título.
  • El engaño que hace Colin Kaepernick en las jugadas de run option es simplemente espectacular. El QB de los 49ers vende excelente el engaño en una de las jugadas más complicadas de detener y que ya le debe de dar dolores de cabeza a los Ravens.
  • A diferencia de la final de Conferencia del año pasado, en esta ocasión si salieron a jugar los WR de los 49ers. Michael Crabtree y Randy Moss se combinaron con 9 recepciones para 103 yardas.
  • ¿Dónde está el pass rush de los Niners? Matt Ryan tuvo todo el tiempo para despedazar a su defensiva. Sopoaga fue el único que pudo derribar a Ryan. Justin Smith no está al 100%, pero tiene dos semanas para estarlo.
  • La eficiencia en zona de gol fue lo que mató a los Falcons, ya que sólo consiguieron un TD en tres visitas. El fumble de Ryan en el tercer cuarto fue casi letal.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas