Patriots vs Ravens, la revancha de la temporada anterior

Por Ulises Harada

Después de una larga temporada, en donde vimos el temprano inicio de los Texans, el espectacular cierre y posterior fracaso de los Broncos, la gran temporada de Andrew Luck y muchas más historias, al final quedan sólo dos equipos vivos: Los Baltimore Ravens y los New England Patriots. Curiosamente , el juego de campeonato de la AFC se va a dar en el mismo lugar que la temporada anterior, el Gillete Stadium, en donde Ray Lewis podría jugar su último partido y Tom Brady podría ser el QB con más apariciones en un Super Bowl en la historia de la NFL.

 

Por un lado, los Ravens han tenido unos muy buenos playoffs, primero eliminando a los Colts y después derrotando en doble tiempo extra a los Broncos en Denver. Joe Flacco ha jugado casi a la perfección, mientras que el resto de la ofensiva se ha mostrado muy dinámica, con Torrey Smith, Anquan Boldin, Ray Rice y Bernard Pierce. La línea ofensiva de Baltimore ha hecho un trabajo espectacular tanto protegiendo a Flacco como abriendo huecos para el juego terrestre.

 

La defensiva de Baltimore va en declive, sin embargo el factor motivación de Ray Lewis ha sido clave para que este equipo funcione bien. Baltimore limitó a la potente ofensiva de Denver a tan sólo 21 puntos (por los regresos de Holliday) y además consiguieron tres entregas de balón y tres sacks. Además, en los últimos partidos han sido bastante efectivos contra Tom Brady y compañía.

 

Los Ravens no olvidan ese dramático final del último enfrentamiento en Playoffs, en donde Lee Evans y Billy Cundiff se encargaron de matar los sueños de Super Bowl de Baltimore. Es un hecho que el equipo de John Harbaugh estará preparado para este duelo.

 

En cuanto a los Pats, dominaron por completo a los Texans y buscan avanzar a su octavo Super Bowl. Tom Brady sigue siendo uno de los mejores quarterbacks de la NFL y su release es uno de los más rápidos de la liga. La ofensiva cuenta con Wes Welker, quien a pesar de algunos drops sigue siendo el mejor WR del equipo, Brandon Lloyd y Aaron Hernandez, quien tendrá toda la carga de trabajo, ya que Rob Gronkowski se volvió a lesionar el antebrazo y estará fuera el resto de los Playoffs. La gran variante de la ofensiva de los Pats es el juego terrestre, que ha sido uno de los más efectivos de toda la liga.

 

A la defensiva, New England tiene la mentalidad “bend but no break”, permiten yardas, pero es complicado anotarles y sobre todo es una defensa muy oportunista. Vince Wilfork sigue siendo la piedra angular de esta unidad, y tienen buenos playmakers como Jerod Mayo, Aqib Talib y Devin McCourty. Bill Belichick es uno de los especialistas en neutralizar a los mejores playmakers del equipo rival y borró por completo en la primera mitad a Arian Foster.

 

Ambos equipos se vieron mal la semana anterior al defender los regresos de patada. Denver tuvo dos anotaciones por esa vía, mientras que los Patriots sufrieron para detener a Daniel Manning de los Texans, quien tuvo un par de regresos largos que terminaron en puntos.

 

A continuación te presento las claves del partido para cada equipo.

 

Para ganar, los Patriots necesitan:

1.- Establecer el juego terrestre. Cuando los Pats corren bien son casi invencibles. Eso abre las puertas para el playaction y las coberturas uno a uno, las cuales Brady sabe explotar al máximo. La línea ofensiva tiene que neutralizar a Ngata y atacar directamente a Ray Lewis, quien ya no tiene la velocidad ni explosividad de antes.

 

2.- Irse adelante rápido. Los Pats no pierden un partido en casa en muchos años cuando van al frente por al menos un TD al medio tiempo. La ofensiva de New England puede explotar de forma efectiva el duelo de Aaron Hernandez, quien hace un año fue casi imparable. Si los Patriots logran ponerse al frente mandarán toda la presión al lado de Flacco y los Ravens, además de que harán a sus rivales mucho más predecibles.

 

3.- Defensiva efectiva. La mejor ayuda para Tom Brady y compañía es tener el balón de regreso rápido. New England necesita presionar efectivamente a Flacco y lograr jugadas negativas (sacks, fumbles, intercepciones o pases incompletos). Chandler Jones necesita despertar del letargo que ha tenido en la segunda mitad de temporada y los Pats deben de encontrar el pass rush. Wilfork fue casi imparable hace un año.

 

Si los Baltimore Ravens quieren ganar:

1.- Tienen que poner presión a Tom Brady. Todo mundo lo sabe, el problema es que es bastante difícil de ejecutar. Haloti Ngata, Terrell Suggs y Paul Kruger tienen que lograr dominar a la línea ofensiva de los Pats. Ya hemos visto que Brady con presión no es el mismo, pero si tiene más de tres segundos para leer sus opciones va a terminar quemando a cualquier defensiva.

 

2.- Drives largos y de puntos. En Denver vimos que los Ravens tienen la capacidad de anotar en una jugada. Eso es bueno, pero el planteamiento en NE debe de ser diferente con drives sostenidos y arrastrando a la defensiva de los Pats. Ray Rice logró quemarlos en los playoffs del 2010 y Joe Flacco ha podido atacar de forma efectiva a esta defensiva. Los Ravens necesitan TD una vez que estén en zona roja de los Patriots.

 

3.- Proteger el balón. Una de las razones por la cual Baltimore ganó la semana pasada fue por que ganaron el turnover battle. Los Ravens no pueden darse el lujo de regalar el balón en contra de uno de los equipos más oportunistas de la liga.

 

¿Quién crees que sea el representante de la AFC en el Super Bowl?

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas