Previo de la ronda divisional de los Playoffs

Por Ulises Harada

 

Afortunadamente, los mejores 8 equipos de la NFL están vivos y se van a enfrentar este fin de semana. Con respeto a Cincinnati, Minnessota, Indianapolis  y Washington, los cuatro partidos que vamos a ver el fin de semana será entre los equipos que se han visto mejor en la temporada.

 

Como muchos de ustedes, yo también quiero que ya sea sábado. A continuación les presento un análisis previo de los cuatro partidos que definirán como se jugarán las finales de conferencia:

 

Baltimore en Denver

Ray Lewis vs Peyton Manning por última vez. Si pueden graben este partido, por que será mucho más reñido que el juego de temporada regular donde los Broncos destrozaron sin ningún problema a los Ravens 34-17.

 

Denver juega en casa, donde sólo perdió un partido (contra Houston). Peyton Manning tiene 9 victorias consecutivas contra los Ravens y los Broncos se ven como un equipo dominante. Sin embargo hay que tomar en cuenta el factor Ray Lewis, quien está a una derrota (o un triunfo en el Super Bowl) de decirle adiós a la NFL.

 

Si Baltimore quiere ganar este partido tiene que lograr presionar al QB. Durante la racha de 11 victorias de los Broncos Peyton Manning casi no ha sido tocado. Paul Kruger, Haloti Ngata y Terrell Suggs (quién está resentido de su lesión) deben de hacer que Manning se mueva de la bolsa de protección y evitar que tenga todo el tiempo para encontrar a Eric Decker o Demaryius Thomas, quienes este año han jugado de forma espectacular.

 

Por su parte, la ofensiva de los Broncos debe de establecer el juego terrestre tal y como lo hicieron en temporada regular. Si el ataque de los Broncos es predecible, Manning puede cometer errores. El clima también puede ser un factor, ya que Peyton ha tenido los peores partidos de su carrera en Playoffs en juegos con temperaturas bajo cero.

 

A la defensiva, los Broncos son uno de los equipos que mejor presionan al QB y el dúo de pass rushers de Von Miller y Elvis Dumervill es el mejor de toda la NFL. La clave de la ofensiva de los Ravens está en establecer el juego terrestre y Ray Rice (que no tuvo su mejor juego de playoffs), tratará de reivindicarse con un buen partido en contra de los Broncos. Si funciona, eso abre las puertas para los pases profundos a Torrey Smith y a Anquan Boldin.

 

La defensiva de los Broncos es una de las mejores en terceras oportunidades. Baltimore tiene que mantener drives largos y anotar de 7 puntos, no de 3, si es que quieren tener una oportunidad contra el mejor equipo de la AFC.

 

 

Green Bay en San Francisco

Este es EL partido de los Playoffs. Realmente creo que el ganador de este encuentro será el campeón de la NFL. Para mi gusto estos son los dos mejores equipos de la NFL y enfrentan a una de las mejores defensivas de la liga en contra del mejor QB, Aaron Rodgers.

 

Frank GoreEl principal problema para los 49ers son las lesiones. Justin Smith está en duda y el problema es que él es la clave para el gran funcionamiento de su defensiva (si no vean lo que pasó en Seattle hace tres semanas). Otro jugador que está tocado es Patrick Willis, pero aún así esta defensiva tiene una cantidad sorprendente de talento.

 

El reto para los 49ers es detener el circo aéreo de Aaron Rodgers. Con WR como Greg Jennings, Jordy Nelson, Randall Cobb y James Jones pocos equipos están diseñados para ganar ese enfrentamiento en la secundaria. La clave para los 49ers será atacar de lleno a Rodgers y evitar que tenga tiempo de encontrarlos, y el jugador ideal para hacerlo es Aldon Smith, quien tuvo 19.5 sacks este año. Rodgers, por su parte, a pesar de ser uno de los QB que más golpes ha recibido en el año, es líder de la NFL en rating y es el QB con mejor rating en la historia de los Playoffs. Su efectividad está probada.

 

El otro matchup entre la defensiva de Green Bay y el ataque de San Francisco también es bastante interesante. Colin Kaepernick hará su debut en Playoffs ante una defensiva que ha recuperado piezas clave en las últimas semanas (Clay Matthews y Charles Woodson). Frank Gore debe de ser la clave para el éxito de este equipo, ya que el esquema defensivo de Dom Capers es muy agresivo y si logran establecer el juego terrestre Kaepernick puede encontrar en trayectorias profundas a Randy Moss (que ha sido una pesadilla para los Packers) o a Michael Crabtree.

 

Mi recomendación es que si tienes algún compromiso este fin de semana cancélalo, este es el mejor espectáculo que te puede ofrecer la NFL esta semana. San Francisco ganó el partido de temporada regular entre estos equipos, pero Green Bay ha ganado 4 de los últimos 5 enfrentamientos en Playoffs. Este duelo es de pronóstico reservado.

 

Seattle en Atlanta

Pocas veces el equipo mejor sembrado de la Conferencia se ve tan menospreciado como en esta ocasión. Atlanta terminó con un récord de 13-3 y con todos los Playoffs en casa, sin embargo el equipo de Mike Smith tiene el estigma de no haber conseguido ninguna victoria en postemporada. El problema es que ahora van a enfrentar a uno de los equipos que mejor está jugando en toda la NFL: los Seahawks.

 

La ofensiva de Atlanta es una de las mejores de la liga. El ataque aéreo con Matt Ryan, Roddy White, julio Jones y Tony Gonzalez intimida casi a cualquiera. Sin embargo enfrente tienen a la mejor defensiva de la NFL en puntos recibidos y al mejor perímetro de la liga, encabezado por Richard Sherman y Earl Thomas.

 

Seattle es un equipo diseñado para dominar ofensivas aéreas. Lo vimos con los Pats, Bears y otros equipos en la temporada. Sherman es el mejor CB de la liga y el perímetro es una máquina para generar entregas de balón. El problema de Seattle es que en la victoria contra los Redskins perdieron a Chris Clemmons (su mejor pass rushser) por todos los playoffs.

 

Si Atlanta quiere ganar el partido tiene que establecer de forma efectiva el ataque terrestre, algo que no ha sido muy común esta temporada. Parece ser que Michael Turner ya está en el ocaso de su carrera, pero necesita darle lo último que tiene a los Falcons, ya que las probabilidades de que Matt Ryan tenga un día efectivo contra el perímetro de Seattle son pocas.

 

Al ataque, los Seahawks tienen una ofensiva terrestre de miedo. Marshawn Lynch es casi imparable y Seattle tratará de castigar a la línea defensiva de Atlanta, la cual es tan sólo regular. Si los Falcons quieren ganar este juego tienen que forzar errores de Russell Wilson y limitar su movilidad. El factor X para los Seahawks tiene que ser Golden Tate, quien ha hecho recepciones clave (y jugadas polémicas) para Seattle todo el año.

 

Este juego puede definir por completo la carrera de Matt Ryan. Si pierde será muy complicado que se quite la etiqueta de “choker” en los siguientes años, pero si gana estará a un paso de dar el siguiente nivel y convertirse en uno de los QB elite de la NFL. Para Seattle las expectativas también son altas y Russell Wilson parece no tener miedo a nada. Este es el único duelo que no es una revancha de temporada regular.

 

 

Houston en New England

El terrible declive de la temporada de los Texans empezó justamente en este lugar, el Guillete Stadium, en lunes por la noche. Houston fue humillado 42-14 en un partido que ni siquiera estuvo parejo. Los errores de Matt Schaub fueron clave y a partir de ese momento los Texans perdieron el control de la AFC y pasaron de ser el mejor equipo al tercer sembrado.

 

Para los Pats, esta etapa es más que conocida. Tom Brady y Bill Belichick conocen casi a la perfección el camino al Super Bowl y New England ahora presenta un ataque completo, ya que Gronkowski está completamente recuperado y le cambia la cara a la ofensiva de los Pats.

 

Al ataque, New England es uno de los equipos más poderosos. Todos sabemos que Tom Brady es uno de los QB más efectivos y que puede meter 40 puntos por partido, pero este año los Pats también tiene un buen corredor en Stevan Ridley, quien puede recibir 20-25 acarreos por partido. Si Houston quiere frenar a esta máquina, tiene que ver lo que lograron hacer los 49ers: presionar al QB y generar entregas de balón.

 

El duelo anterior entre estos equipos J.J. Watt fue borrado por completo y seguro lo recuerda. La defensiva de los Texans ha venido a menos y se han mostrado vulnerables en el juego aéreo. Si quieren tener una posibilidad de ganar este partido necesitan a hacer ver mortal a Tom Brady, algo que se ve más complicado de lo que parece. Desafortunadamente no tienen a algún jugador en el roster que sea capaz de cubrir a Gronkowski, de quien seguro recibirán una dosis extrema.

 

A la ofensiva, los Texans tienen que ejecutar y dejar de regalar puntos. Esta ofensiva no se puede conformar con FG y tiene que anotar por lo menos 24 puntos para ganar. Matt Schaub no se ha visto nada bien y parece que le falta fuerza en el brazo. Andre Johnson necesita regresar a ser uno de los WR más dominantes de toda la NFL. Arian Foster es el único skill player de Houston que mantiene un buen nivel. Houston necesita aprovechar que va en contra de una defensiva que permite puntos y jugadas grandes.

 

De los cuatro partidos creo que este es el duelo más disparejo, pero en Playoffs todo puede pasar. Houston necesita un partido casi perfecto para pasar a la final de Conferencia de la AFC.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.


Publicaciones Relacionadas