En buenas manos

Por Alberto Mussali

 

No digo que los Steelers van a ganar el Super Bowl con Leftwich. Tampoco digo que es probable que estén en playoffs sin el #7. Es más, ni siquiera puedo asegurarles que le van a ganar a Baltimore el domingo.

 

Pero los fans de Pittsburgh tienen que calmarse. Tan devastadora como sea la lesión de Big Ben, la temporada es larga y los Steelers están en posición para meterse a playoffs incluso sin su estelar QB. A pesar de que la lesión de Ben lo mantendrá fuera más tiempo que a Jay Cutler o Michael Vick, los Steelers son afortunados en no tener que poner su temporada en las manos de un tipo de 23 años como Nick Foles. Sin menospreciar a un gran QB como Roethlisberger, le diría al Steeler Nation que no tiren la toalla todavía, debido a que como sugiere el titulo, están en buenas manos.

 

Byron Leftwich no es ninguna estrella, ni mucho menos un QB que va a ganar juegos por sí solo. No obstante, con el juego terrestre y la defensiva de Dick Lebau, lo único que Leftwich tiene que hacer es no perder. Aquella tarea involucraría un problema con QBs novatos o sin experiencia, mas no con Byron. El suplente de los Steelers está en su décimo año en la NFL, por lo que realmente dudo que los Ravens (u otro equipo) le enseñen algo que no ha visto antes.

 

Sí hablamos de su mecánica de pase, no les niego que Lefwich es el totalmente el opuesto a Roethilisberger: Mientras el #7 saca la jugada, hace fallar a tres defensivos, corre hacía la izquierda y lanza el pase, el #4 apenas está a la mitad de su eterno ‘delivery’. Sin embargo, al igual que Ben, Leftwich es un tipo de buen tamaño (6´5, 250 libras), con un excelente brazo y considerado un líder nato alrededor de la NFL.

 

Con respecto al partido contra Kansas City, les diría que era obvio que Leftwich fallaría algunos de sus pases. Lo anterior, debido a que con las nuevas reglas laborales, puedo asegurarles que no le dan una sola repetición con los titulares durante la semana. Ante Baltimore, aquello evidentemente será distinto.

 

Sí nos ponemos serios con los números y los escenarios de playoffs, observarán que incluso sin Ben, los Steelers estarán contendiendo hasta el final. Viendo su calendario, me parece que será suficiente sí Byron Leftwich gana la mitad de sus partidos. Analicemos el peor de los casos y supongamos que Roethlisberger se pierde 4 juegos: BAL, @CLE, @BAL, SD. A pesar de que las posibles derrotas ante los odiados Ravens podrían pegar en el orgullo, la realidad es que sí Leftwich le gana a Cleveland y a San Diego entonces los Steelers tendrán un pie en los playoffs. Esto, debido a que Ben regresaría a un en equipo con una marca de 8-5, con juegos pendientes ante Dallas, Cincinnati y Cleveland. Todos ganables.

 

En una división tan cerrada, perder a tu QB titular es devastador. Por ello, entiendo la preocupación acerca de sus oportunidades de playoffs. Por otro lado, no hay mucha competencia por los comodines, y no tienen que poner su temporada el riesgo con un novato. Lo único que deben de hacer es jugar buena defensiva (lo cual hacen siempre), correr el balón (lo cual hacen bien), y dejar que un veterano de 10 años complete algunos pases (lo cual no debería de ser un problema).

 

Están en buenas manos.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.