Preguntas para reflexionar después de la semana 8

Por Luis Obregón

 

Con sólo un partido por jugar en la semana 8 les comparto una serie de preguntas que rondan mi cabeza con las respectivas respuestas que me llegan de inmediato.

 

¿Se acabó el espejismo de Minnesota?

Tal vez la primera pregunta es ¿Son los Vikigs un espejismo? Yo creo que sí. Que una defensiva que se había visto muy bien permitiera 36 puntos a un ataque tan dudoso como el de Tampa tiene que preocuparte, sobre todo si le permites más de 200 yardas totales a un corredor novato como Doug Martin, nada personal contra él, de hecho pienso que es bastante bueno, pero no para correr 135 yardas y atrapar para 79.

 

¿Los Chicago Bears están sobrevalorados?

Creo que es justo decir que lo están y han corrido con suerte, mis elementos son que generaron sólo anotó un touchdown en tres cuartos de partido y de los 16 anotados en el último cuarto, 7 fueron causados por su defensiva. Tienen además una línea ofensiva que permitió seis sacks a Jay Cutler y una defensiva que dejó que los Carolina Panthers (sí ese equipo que ha ganado sólo un partido y está ranqueado en la segunda mitad de la tabla en todas las categorías ofensivas relevantes), pasara para más de 300 yardas y corriera para más de 100.

 

Es cierto que Tim Jennings y Charles Tilman son un par de corners envidiables, pero no lo pueden hacer todo.

 

¿Hubo partido en Cleveland este fin de semana?

Si es así, parece que ni los visitantes Chargers ni los Browns se enteraron. Al parecer al único al que le llegó el memo fue a Trent Richardson, quien volvió a rebasar las 100 yardas y tuvo el único TD del encuentro.

 

El duelo de Chargers y Browns me hace preguntarme: ¿No se supone que la NFL es la liga más espectacular y competida del mundo? Aaah es cierto, lo que pasa es que olvidaba que actualmente a estos partidos les llamamos “Grandes duelos defensivos” como el San Francisco vs. Seattle del jueves 18 de octubre… o no? ¿No es el mismo caso? Bueno, yo ya no entiendo.

 

¿Cómo le hicieron los Jaguars para contener el ataque de Green Bay?

Esta pregunta es genuina, más que una reflexión es una duda. Dejar a Aaron Rodgers en 186 yardas y al ataque en sólo 24 puntos teniendo a la sexta peor defensiva en puntos permitidos por partido, me parece un gran mérito. Mantuvieron el juego cerca y eso, creo que es más de lo que esperábamos que entregara el equipo de Jacksonville.

 

¿Algún día volveremos a ver a Tim Tebow como QB?

Rex Ryan está empecinado con mantener a Mark Sanchez en los controles de la ofensiva y según lo que se percibe es una decisión que está dispuesto a llevarse hasta su propia tumba con los Jets.

 

Desafortunadamente esto es algo que afecta directamente a Tebow y a su valor percibido, ya que, aunque sepamos que el tipo puede hacer milagros, podemos aplicar el dicho que reza que “santo que no es visto no es adorado”. Si termina la temporada cubriendo patadas de despeje y corriendo el balón para 3 yardas cada que tiene oportunidad, su valor bajará muchísimo en el corto plazo.

 

¿Por fin le dirán a adiós a Andy Reid en Philadelphia?

Corrieron a su coordinador defensivo y tuvieron dos semanas para preparar el partido, todo para que Atlanta llegara a su casa y les metiera 30 puntos, 24 de los cuales vinieron en la primera mitad, por lo que uno no puede dejar de pensar que los Falcons sacaron el pié del acelerador.

 

Es simplemente increíble que LeSean McCoy, a quien todavía considero el mejor RB de la liga, tenga sólo 16 acarreos y tres recepciones, la prueba más evidente de que deben darle más el balón es que todos los puntos ofensivos que consiguieron (14) vinieron por su conducto, una vez por tierra y otra por recepción.

 

La gente en Philly debe estar harta de la situación y el asiento de Reid está un poco más caliente que de costumbre.

 

Esta está muy obvia pero no la puedo dejar pasar: ¿Qué fue ese uniforme de los Steelers?

¿De plano hace 80 años eran ciegos o qué pasa? Los uniformes retro de los Bears y Packers no son ni de lejos tan feos como el que mostraron los Steelers este domingo. De hecho no conozco a nadie (incluidos fans del equipo) que me haya dicho que le gustó el look de abejita trabajadora.

 

Otro punto importante: ¿Por qué 80 temporadas? He hecho la resta mentalmente, apoyado en diferentes calculadoras, incluso en Excel y 2012 – 1933 siempre me da como resultado 79, no 80. Algún fan de la franquicia me podría explicar, porque de verdad yo no entiendo.

 

Si hablamos de sus acciones, como de costumbre el equipo de Pittsburgh demostró que no debe ser subestimado bajo ninguna circunstancia apagando a RG3 y limitándolo a los números más bajos de su corta carrera; 177 yardas por pase 1 TD, un promedio de 47% de pases completos y sólo 8 yardas por carrera. Por cierto, sus receptores deben odiar a Griffin, porque la cantidad de drops en este partido fue inaudita.

 

¿Algún día pondremos atención a los juegos que parecen poco importantes?

Este fin de semana ese partido fue el Colts @ Titans. Este partido tuvo una de las decisiones arbitrales más polémicas de la semana y nadie le puso atención, de no haber marcado que el TE Dwayne Allen había hecho down con 20 segundos en el reloj, los Titans hubieran detenido el avance de los Colts y el partido se habría definido a favor de los de Tennessee.

 

No exagero al decir que lo que está sucediendo en Indianapolis está pasando más inadvertido de lo que debería. Desde el fin de semana de #ChuckStrong, después del BYE los Colts se han subido en una ola de momentum interesante obteniendo tres victorias en cuatro partidos. Es cierto que todavía están lejos de los Texans, pero al paso que van y con la consistencia que ha demostrado Andrew Luck, cuatro victorias más no están lejos de la realidad. En una AFC en la que ocho triunfos te pueden dar el espacio como Wildcard, este equipo podría colarse.

 

¿Alguna vez los Cowboys podrán quitarse la etiqueta del “ya merito”?

Desde la década de los 60s el equipo de Dallas fue nombrado “The Next Year’s Champ” y de no ser por los triunfos en los 70s y la dinastía de los 90s, parece que esta realidad se le ha pegado al equipo. Cada año se habla de lo reforzados que están y de lo bien que vienen. Pero siempre algo sucede que empaña la temporada y se queda muy cerca de lograrlo, puede ser un mal partido de Tony Romo, una mala decisión de Jason Garret, una marcación arbitral desfavorable, etc. El punto es que quedarse cortos es su especialidad (bueno, en esta ocasión se quedaron “largos” si hablamos de los dedos de Dez Bryant).

 

Por último: ¿Qué demonios pensaba al alinear a mis equipos de Fantasy?

Esta es una reflexión muy personal, pero se las comparto. En la liga que administra mi amiga @ChinkBlink, dejé sentado a Doug Martin con sus 33.4 puntos a favor de Steven Jackson que sólo me dio  4.5 puntos. Mi racional, según yo era certero: “La defensiva de Minnesota está jugando bien,” pensé, “no tengo otra opción en mi equipo más que Jackson, quien no tiene un match up del todo desfavorable contra los Pats. Voy con Jackson.” Concluí.

 

Pero el desastre no para ahí, resulta que mis opciones de QB eran Tony Romo y Philip Rivers. Sí, lo intuyen bien, debido al “muy favorable match up” de Rivers contra la defensiva de Cleveland y al no muy bueno de Romo contra los Giants decidí montarme en Rivers quien me dio la espectacular cantidad de 6.16 puntos, mientras que Tony (MI, Tony) tuvo 21.48 puntos, con todo y su festival de intercepciones.

 

Resultado del encuentro hasta el momento: 71.76 puntos ya sin jugadores por parte de mi equipo contra 72.06 de mi rival a quien todavía le queda la defensiva de los 49ers por jugar.

 

Alguien que me mate por favor.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.