Los patéticos árbitros suplentes de la NFL

Por Ulises Harada

La necedad de Roger Goodell y de los 32 dueños de la NFL se están encargando de hacerle más daño a la NFL que cualquier BountyGate, Spygate o golpe ilegal de James Harrison. En tan sólo tres semanas con los árbitros suplentes, la credibilidad de la liga ha caído más rápido que las acciones de Facebook.

 

La situación es casi crítica. Fuera del lockout, esta es la mayor crisis que ha enfrentado la NFL bajo el mando de Goodell. La situación ya llegó a niveles críticos y el arbitraje de ayer del juego entre Seahawks y Packers, que cerró con broche de oro con una de las jugadas más polémicas en años, puede desatar una reacción en cadena. Los jugadores, aficionados y coaches de la NFL comparten el mismo sentimiento: una frustración absoluta.

 

Y sólo así se explica que Bill Belichick perdiera la calma por completo después del juego del domingo por la noche. El lenguaje corporal de los jugadores de Green Bay tras la polémica decisión de del Hail Mary, el darle cuatro tiempos fuera en una mitad a un equipo, el lanzar una gorra justo donde un WR va pasando, o simplemente revisar cada jugada por qué no están de lo que se está marcando es una clara señal de que la integridad de este juego está cayendo muy bajo. La NFL no debería de tolerar partidos de 4 horas ni que algo con su logo tenga ese nivel de calidad.

 

Es cierto que los árbitros normales también cometen errores, pero son casos aislados. De los árbitros actuales no se tiene duda que tienen la capacidad de mantener el control de un juego. De los árbitros suplentes sabemos que perderán el control del juego tarde o temprano.

 

Por mucho tiempo en esta página llevamos diciendo que la NFL es una de las mejores ligas del mundo, sin embargo, este arbitraje está dañando muchísimo la imagen de la National Football League. Los que menos tienen la culpa son los árbitros suplentes, quienes tuvieron que entrar en una situación en la que no podían ganar de ninguna forma. Evidentemente no están calificados para este trabajo y eso lo sabían tanto Goodell como los 32 dueños.

 

Lo más frustrante es que la disputa entre los árbitros y la NFL es por tres millones de dólares anuales para planes de retiro. Cuando tienes un negocio que genera BILLONES de dólares, suena estúpido perder credibilidad en la marca por una disputa que debería de resolverse lo antes posible. Por el bien de este juego, esperemos que se arreglen lo antes posible (dudo que suceda esta semana, y por lo menos 25% de la temporada se jugará con árbitros suplentes).

 

Roger Goodell ha declarado en múltiples ocasiones que está satisfecho con el trabajo de los árbitros suplentes. Por el bien de la NFL realmente espero que sea un bluff.

Ulises Harada

Desde principios de los 90 pasaba las tardes de domingo frente al televisor viendo partidos de NFL y desde entonces profesa el 'arrowhead pride'. Socio Fundador de Primero y Diez en donde es pieza fundamental en el trabajo editorial y comercial. Día a día, sin importar dónde esté, escribe, discute y analiza lo que sucede en la liga.